Ciudad de México, 1 de enero (SinEmbargo).- El 2014 inicia con más impuestos para los mexicanos con la entrada en vigor de gravámenes a diferentes productos y servicios previstos en la Reforma Hacendaria.

Botanas, dulces, pan y otros alimentos con densidad mayor a 275 kilocalorías por cada 100 gramos, con algunas excepciones, tendrán a partir de hoy un Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) del 8 por ciento.

Las tortillas de maíz, incluso cuando están tostadas; las tortillas de harina de trigo, incluyendo las integrales; así como el pan no dulce, como por ejemplo el bolillo, las chapatas y similares, incluyendo el pan de caja quedan libres del IEPS.

Los dueños de perros y gatos también resentirán la carga fiscal con el Impuesto al Valor Agregado (IVA) de 16% a los alimentos de mascotas, medida que se aplica desde hoy.

El IVA también aumenta en las zonas fronterizas, al pasar de 11 al 16 por ciento, con lo que se homologa con el resto del país.

En cuanto al Impuesto Sobre la Renta (ISR), la tasa de este gravamen subirá para las personas físicas que ganen más. A partir de hoy, quienes ganen más de 750 mil pesos pagarán 32% de ISR; quienes perciban más de un millón, 34% y después de los tres millones, la tasa sube a 35 por ciento.

De igual manera, las ganancias de inversiones en la Bolsa y sobre dividendos en utilidades utilidades estarán gravadas con 10 por ciento de impuestos.

Las deducciones de las personas físicas también bajarán a un máximo del 10% de sus ingresos totales.

TAMBIÉN SUBEN EL GAS Y GASOLINA

A partir de este 1 de enero, el precio del kilogramo de gas Licuado de Petróleo (LP) será de 12.96 pesos en el Distrito Federal y en algunos municipios de los estados de México e Hidalgo.

De esta forma, el precio del combustible para el primer mes de 2014 será mayor en 17 centavos respecto al costo de diciembre de 2013.

En un acuerdo publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), la Secretaría de Economía (SE) informa que el cilindro de 20 kilogramos del energético en esas entidades, comprendidas en la región 92, costará 259.20 pesos, luego de los 255.80 pesos del mes previo.

Así, el mayor precio del gas LP en el país para el primer mes de 2014 es de 14.95 pesos en algunos municipios de Baja California Sur, localizados en la región 9 que para el efecto está dividido el país.

Por el contrario, el menor costo del combustible, de 12.66 pesos, se encuentra en algunas localidades de Tamaulipas, comprendidas en la región 44 del territorio mexicano.

Por su parte, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) anunció que este miércoles se aplicará el primer incremento mensual a los precios de las gasolinas y el diesel que contempla el desliz mensual aprobado en la Ley de Ingresos de la Federación 2014, más el efecto del IEPS a combustibles fósiles.

La dependencia federal expuso que, como fue aprobado en la Ley de Ingresos de la Federación para 2014, se aplicará un incremento mensual de nueve centavos para la gasolina Magna, ajuste menor al aumento de 11 centavos mensuales que se observó en 2013, y en el caso de la gasolina Premium y el diesel, el incremento mensual se mantiene en 11 centavos.

“El primer aumento se observará el 1 de enero de 2014 y en meses subsecuentes se dará el primer sábado de cada mes”, señala la dependencia federal en un comunicado, al dar a conocer la política de precios para estos combustibles en 2014.

De manera adicional, apunta, el Congreso de la Unión aprobó el IEPS aplicable a los combustibles fósiles, con objeto de atenuar el ritmo de crecimiento en las emisiones de gases de efecto invernadero.

Ello implica que este miércoles 1 de enero, los precios de las gasolinas y el diesel tendrán un incremento de una sola vez reflejando el monto de dicho impuesto ambiental. En el caso de las gasolinas Magna y Premium, el aumento asociado al nuevo impuesto es de 10 centavos, mientras que en el caso del diesel es de 13 centavos.

Es decir en este inicio de año la gasolina Magna aumentará 19 centavos, la Premium subirá 21 centavos y el diesel, 24 centavos.

OPERATIVO DE PROFECO

La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco)  advierte que no tolerará que tiendas de autoservicio, departamentales y de conveniencia suban los precios de sus productos utilizando como pretexto la entrada en vigor de la Reforma Hacendaria.

En días pasado comenzó a circular en redes sociales la imagen de un anuncio de Walmart, donde informaba a sus clientes que debido a la alza de impuestos  todos los productos de la tienda subirían.

En el operativo que llevo a cabo la Profeco se encontraron diversos carteles con esta información incorrecta sobre aumentos injustificados de precios. “Ante esta situación, la medida inmediata que la Procuraduría Federal del Consumidor realizó fue un requerimiento para que todos los establecimientos comerciales eliminen a la brevedad este tipo de carteles, que más que orientar al público consumidor lo confunden al contar con información falsa o errónea”, dijo el Procurador Federal del Consumidor, Alfredo Castillo Cervantes, por medio de un comunicado.

De igual manera, indica que ha detectado información incorrecta sobre el transporte público y aclara que el servicio de transporte en áreas urbanas, suburbanas o zonas metropolitanas continúan estando exentos del pago del IVA de 16%.

REFORMA SE QUEDA CORTA: ANALISTAS

La tan esperada reforma hacendaria, postergada por varios lustros, excluyó la polémica aplicación del IVA a alimentos y medicinas, pero se quedó “corta” en su objetivo recaudatorio, de acuerdo con analistas.

Consideran que la reforma hacendaria no fue la esperada, pues sólo tuvo un fin recaudatorio a costa de los contribuyentes de siempre, su contribución al crecimiento económico será modesta, e incluye mayor déficit público.

Opinaron que en el mediano plazo sería necesario llevar a cabo una nueva reforma hacendaria que, ahora sí, toque el IVA a medicinas y alimentos, pues este gravamen al consumo es el que realmente garantiza un incremento en la recaudación.

Sin embargo, el subsecretario de Ingresos de la Secretaría de Hacienda, Miguel Messmacher Linartas, declaró a Notimex que la reforma hacendaria aprobada es sólida e incrementará la recaudación de forma significativa a lo largo de los años y, por ello, no se presentará una adicional en lo que resta de esta administración.

En la actualidad la recaudación en México, sin considerar los ingresos petroleros, representa 10 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), mientras en países miembros de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) es entre 19 y 25 por ciento.

La reforma hacendaria propuesta por el Ejecutivo estimaba obtener una recaudación adicional de 240 millones de pesos o 1.4 por ciento del PIB para 2014, pero tras los ajustes hechos por diputados y senadores, obtendrá 181 mil 276 millones de pesos o 1.0 por ciento del PIB, es decir, 58 mil 724 millones de pesos menos del cálculo original.