En Suecia, todos los estudiantes van a tener un ejemplar de Todos deberíamos ser feministas, de la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie, por ello te damos una lista de otros libros con visión de género que podrían recomendarse a los adolescentes.

La escritora Chimamanda Ngozi Adichie. Foto: El Diario.es

La escritora Chimamanda Ngozi Adichie. Foto: El Diario.es

Por Belén Remacha

Ciudad de México, 1 de enero (SinEmbargo/ElDiario.es).-A la pastora Marcela, los amigos de Grisóstomo la culpaban de que éste se hubiese suicidado a causa de su rechazo sentimental. Ella, ante esas acusaciones, reclamó su derecho a ser libre y a no sentirse obligada a amar a nadie. De todo el público varonil que la escuchaba, sólo Don Quijote entendió y defendió su postura. Hablamos, muy resumidamente, de un pasaje de la magna obra de Miguel de Cervantes en el que aparece un personaje con un discurso muy feminista, muchos siglos antes de que esta palabra siquiera existiera. En clase, rara vez se nombra a la pastora Marcela entre las muchas veces que estudiamos, gracias a versiones adaptadas de las que se la suele eliminar, El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de La Mancha.

Tampoco es habitual que en clase tengamos lecturas obligatorias de temática explícitamente feminista. En Suecia, hace un mes, saltó la noticia de que se entregaría un ejemplar de Todos deberíamos ser feministas, de la escritora nigeriana Chimamanda Ngozi Adichie, a los estudiantes de dieciséis años. Nosotros animamos a que también en España se implanten, en la secundaria, lecturas que aporten conciencia y visión de género a los y las adolescentes. Hemos preguntado a escritoras, periodistas y libreras qué obras, aparte del ensayo de Ngozi Adichie, se podrían recomendar en la ESO y Bachillerato. Dadas las fechas en las que estamos, ha quedado también una lista muy apropiada para pasar a los Reyes Magos.

LECTURA PARA PRINCIPIANTES

Para iniciarse, la periodista Carmen G. de la Cueva nos recomienda Feminismo para principiantes, de Nuria Varela: “Para alumnos y alumnas más aventajados o curiosos, les recomendaría este ensayo. Es una breve historia del feminismo desde sus comienzos hasta la actualidad, haciendo un repaso por todas esas mujeres que han peleado por nuestros derechos y contándolo de una manera ágil y didáctica. Como bien explica su autora, el feminismo es una linterna capaz de alumbrar las habitaciones ‘oscurecidas por la intolerancia, los prejuicios y los abusos’. Un buen libro para empezar a enterarse de qué va el tema”.

EL DIARIO DE CARLOTA

Belén Gopegui nos habla de El diario violeta de Carlota, de Gemma Lienas. Más que para adolescentes, la novelista lo sugiere para preadolescentes, para los últimos cursos de primaria y primeros de secundaria: “Es claro, tiene humor, permite discutir en clase, involucra también a los preadolescentes (masculino específico) y, aunque fue escrito a comienzos de este siglo, sigue siendo, dicho esto con tristeza, igual de necesario en un noventa por cien del texto, si no en más”.

POEMAS Y ENSAYOS

El Segundo Sexo, de Simone de Beauvoir, quizá pueda parecer algo complejo para estas edades, pero, siendo como es uno de los pilares del feminismo de la segunda ola ¿a alguien se lo mencionaron en clase? Gabriel Wiener, además, lo recomienda “para cuando tienes 15 años y tus amiguitas te miran mal porque te follas a sus novios”. Se puede, por cierto, encontrar una versión de este ensayo muy apta para adolescentes, por su sencillez, claridad y curioso formato: se trata de un tebeo corto, o fanzine, que publicó hace un año Dani García Nieto con la editorial Malavida.

La escritora peruana menciona también de los poemas de Blanca Varela y Sylvia Plath, que “le hablaron como nadie de la condición femenina y de la mujer como destino”.

PARA ADOLESCENTES MAYORES

La adolescencia ahora dura más que antes, así que Wiener también sugiere Los diarios de Anais Nin a los 20, “combinando la lectura con la de Una habitación propia de Virginia Woolf, para saber todo lo que puede hacer una mujer cuando se queda sola en un cuarto”.

Carmen G. de la Cueva nos indica otro libro para una adolescencia avanzada, Teoría King Kong de Virginie Despentes: “leer este libro a los 20 años supuso una revolución personal. Es un ensayo autobiográfico breve, directo y muy honesto que nos hace quitarnos unos cuantos tabúes de encima acerca de la feminidad, la violación o la pornografía. Por entonces yo ya sabía que era feminista, me sentía feminista, pero el discurso de Despentes me hizo sentirme parte de algo. Y también me descubrió El segundo sexo de Simone de Beauvoir. Lo más interesante de este libro es que habla desde la experiencia propia y creo que eso puede ayudar a conectar con los jóvenes. No es un ensayo de teoría feminista, es una mujer contándonos, desde su propia voz, lo complicado que resulta a veces ser mujer. Me quedo con una cita del final: ‘El feminismo es una aventura colectiva, para las mujeres pero también para los hombres y para todos los demás […] se trata de dinamitarlo todo’. Pues eso: el feminismo como revolución”.

CÓMICS FEMINISTAS

Sally Heathcote, Sufragista. Foto: El Diario.es

Sally Heathcote, Sufragista. Foto: El Diario.es

Desde la Librería Mujeres & Compañía de Madrid, especializada en temática feminista, nos hablan de varios cómics. El primero es el ya muy conocido Persépolis, autobiografía de la iraní Marjane Satrapi. Otro es La Mujer rebelde. La historia de Margaret Sanger, de Peter Bagge, con un estilo caricaturesco que nos aproxima a la vida de esta enfermera, activista por el control de la natalidad que fue clave en el desarrollo de la píldora anticonceptiva. También mencionan Las Damas de la Peste, con guion de Javier Cosnava y dibujos de Rubén del Rincón: tres mujeres se conocen durante la Revolución de Asturias de 1934. El destino las lleva por la Guerra Civil, la II Guerra Mundial y hasta Mayo del 68.

Por último, nos hablan de Sally Heathcote. Sufragista de Mary M. Talbot, Kate Charlesworth y Bryan Talbot, sobre una de las activistas que abrió camino en este movimiento; y de Aquel verano de Jillian y Mariko Tamaki, que cuenta la historia de juventud y el viaje a la madurez de las amigas Rose y Windy.

HISTORIAS FEMINISTAS

Fuera del cómic, estas libreras vuelven a insistir en Feminismo para Principiantes de Varela y en El Diario Violeta de Carlota de Gemma Lienas, que amplían, de la misma autora, a El Diario Azul de Carlota para “trabajar prevención de violencia en las relaciones de pareja y las relaciones en general”; y El Diario Rojo de Flanagan “para la sexualidad heterosexual”. Subrayan también De chica a chica: una charla sincera sobre el crecimiento y el cuerpo en proceso de cambio, de Sarah O’Leary, como una guía clara y tranquilizadora para preadolescentes y padres y madres de preadolentes.

Ya metidos en la novela, no se olvidan de un clásico juvenil: El clan del oso cavernario, de Jean M. Auel, que sigue los pasos de Ayla, una niña cromañón. También sugieren Muchachas, el primer volumen de una trilogía de Katherine Pancol que, siguiendo a un grupo de personajes femeninos protagonistas, explora la violencia contra las mujeres. Del color de la leche, de Nell Leyshon, cuenta la historia de Mary, una niña de 15 años de la inglaterra rural de 1830 con un defecto físico en la pierna, que encuentra en las letras una vía de escape.

Como historia de amor, que no romántica, nos mencionan la aclamada Eleanor & Park, de Rainbow Rowell.

MERSINISSI, UN REFERENTE

Fátima Mernissi. Foto: El Diario.es

Fátima Mernissi. Foto: El Diario.es

Fatima Mernissi, escritora referente en los feminismos árabes, falleció el pasado mes de noviembre. Dejó una extensa biblografía que desarrolla el islam con gafas violetas. En Librería Mujeres y Compañía nos hablan de uno de sus libros, apto y recomendable para las edades que nos atañen: Sueños en el Umbral. Se trata de una novela autobiográfica en la que esta Premio Príncipe de Asturias recompone parte de su infancia, transcurrida en el harén marroquí de su padre. La autora, además de desmontar la idea occidental del harén, hace hincapié en la figura de su madre, una crítica del sistema que puso mucho empeño en que Mernissi abandonase aquel estilo de vida.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE El Diario.es. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.


También te puede interesar