La propuesta SME de crear su propia empresa generadora de electricidad contempla dar certidumbre a las empresas privadas, ya que no se tendrá que realizar ningún gasto en su capacitación. Foto: Cuartoscuro

La propuesta del SME, de crear su propia empresa generadora de electricidad, implicaría no realizar ningún gasto en su capacitación. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 2 de febrero (SinEmbargo).– La propuesta del Sindicato Mexicano de Electricistas (SME) de crear su empresa generadora de electricidad podría resultar atractiva para el sector privado, ya que los inversionistas no tendrían que gastar en capacitación, aseguran analistas y el líder de la agrupación gremial, Martín Esparza Flores.

El pasado 26 de enero, el SME dio a conocer su iniciativa de crear una empresa generadora de energía eléctrica, la cual pretende buscar el apoyo e inversión del sector privado y no del gobierno federal.

“Lo que se está haciendo es que en el marco de la Reforma Energética ahora empresarios nacionales o internacionales se pueden asociar con otras personas, en este caso el Sindicato [Mexicano de Electricistas], para poder hacer empresas que generen energía”, dijo a SinEmbargo el líder del SME.

“Habrá alguno que trate de levantar la mano, el gobierno no va poner la empresa ni el dinero para que se cree esta empresa, ni va aportar capital de ninguna especie para que se recontrate a los trabajadores, ni van a estar en la Comisión Federal de Electricidad (CFE)”, puntualizó.

Ante esto, el subsecretario de la Secretaría de Gobernación, Luis Enrique Miranda Nava, expuso que el gobierno no actuará ni como aval, ni dará los elementos para crear la empresa, ni los ex trabajadores podrán incorporarse a la Comisión Federal de Electricidad.

No obstante, afirmó, podrán buscar una empresa que les permita reincorporarse a la vida laboral como socios en firmas particulares generadoras de energía.

Debido a esto, el sindicato formará su propia empresa con capital privado, en la que los 16 mil trabajadores que no se liquidaron tras la extinción de la paraestatal Luz y Fuerza del Centro (LyFC), y en el marco de la implementación de la Reforma Energética, se pretenden asociar con empresarios tanto nacionales como internacionales que se incorporarán al mercado energético mexicano.

En este sentido, Martín Esparza agregó que en un marco donde la economía nacional se encuentra debilitada y el país padece un ambiente político inestable, el SME puede dar certidumbre a los empresarios que deseen apoyarlos en este proyecto.

Asimismo afirmó que cuentan con la seriedad y compromiso necesario para comenzar a hacer negocios con la unión de trabajadores, pues las empresas ganarían al contar con mano de obra calificada en la que ya no necesitarían invertir en su capacitación.

De igual manera, especialistas en el sector energético consideran que valorar una alianza con personal técnico surgido de la antigua empresa paraestatal resultaría interesante, si se toma en cuenta tanto su experiencia como posibilidades dentro de la industria eléctrica mexicana.

BENEFICIOS PARA LOS INVERSIONISTAS

Martín Esparza tras la negociación con Gobernación. Foto: Cuartoscuro

Martín Esparza aseguró que uno de los grandes beneficios de asociarse con el SME sería el tener mano de obra calificada. Foto: Cuartoscuro

Las negociaciones apenas están empezando para que el proyecto del Sindicato Mexicano de Electricistas rinda frutos en cuanto a la posible creación de una nueva empresa, creada a partir de los antiguos trabajadores de la empresa Luz y Fuerza del Centro.

Los sindicalistas aseguraron que trabajar con el SME dará certidumbre y seguridad a los inversionistas que busquen implementar sus empresas en México, ante un panorama de incertidumbre económica e inestabilidad política y social.

Martín Esparza Flores, líder sindical del SME, dijo que “ahorita estamos en pláticas nada más con el gobierno e inversionistas. Una vez que tengamos los instrumentos para darle paso a la reinserción de los trabajadores, con mucho gusto los detalles se explicarán. Apenas es un proceso que estamos llevando y estamos avanzando”.

Debido a que la aprobación de la Reforma Energética amplió y abrió las puertas al libre mercado en el sector eléctrico con la finalidad de que la iniciativa privada pudiera invertir, dará las condiciones necesarias para que el sindicato pueda crear su propia empresa y se logre incorporar a la nueva dinámica del mercado energético mexicano.

Ante la pregunta de si han recibido alguna propuesta por parte del sector privado después de haber realizado el anuncio el pasado 26 de enero, expuso: “No, tenemos un esquema que apenas se está discutiendo y vamos a esperar al gobierno que el gobierno defina y tenga propuestas para discutirlas dentro de la asamblea”.

“Habrá inversionistas, y nosotros buscaremos inversionistas que van a estar de competidores que puedan contratar la mano de obra calificada de los trabajadores del SME, ahora que el gobierno ya no tiene la obligación constitucional de crear empresas públicas, que quedó constituido en la Reforma Energética”, informó Esparza Flores.

Por lo que destacó los beneficios que los inversionistas tendrían al tener a su disposición trabajadores con experiencia en cuanto al mercado de la generación eléctrica en México. “Que contraten a trabajadores del Sindicato Mexicano de Electricistas van a tener primero el ahorro de no necesaria capacitación de las actividades de generación, distribución y comercialización, porque somos una mano de obra altamente calificada. Entonces habrá un ahorro para los propios inversionistas”, dijo.

Destacó que, debido a la criminalización que la unión de trabajadores ha recibido desde la desaparición de la LFC, dicho proyecto parte de dos garantías: la incorporación de los miles de trabajadores que se quedaron sin jubilación y que dichas alternativas de reinserción laboral no costará un sólo peso del erario público.

“No estamos planteando una empresa paralela a la CFE. La Comisión Federal de Electricidad ya no existe como organismo centralizado, pasó a ser una Empresa Productiva del Estado, un competidor más en el mercado”, por lo que la propuesta del SME es incorporarse a la nueva dinámica del mercado que se propuso con la aprobación de la Reforma Energética.

Destacó que debido a que la estabilidad económica del país no es la más conveniente y México no cuenta con una estabilidad política, ni social, “todos los inversionistas antes de llegar con sus capitales, harán un diagnóstico de lo que pasa en el país”.

Por lo que, “además de tener trabajos diversificados que permite esta mano de obra, cualquier inversionista podrá contratarla a través del sindicato. En este escenario que observamos, lo que les estamos brindando a los inversionistas es certidumbre. Cualquier negociación con el SME será una negociación serio, responsable y con mano de obra calificada”.

Asimismo informó que la creación de esta empresa no se cerrarían las puertas a cualquier otro trabajador que estuviera interesado en apoyar el proyecto y unirse.

“El conflicto que llevó a la extinción, dejó a 15 mil trabajadores que no tuvieron su liquidación. Esa es la prioridad del sindicato, después de que eso se pueda resolver, entonces tendremos que retomar nuestras formas de organización para tomar inicio de nuevos trabajadores”, explicó.

Cualquier inversionista resultaría interesado en evaluar una alianza con una empresa formada por técnicos de la extinta Luz y Fuerza del Centro, tomando en cuenta su experiencia. Foto: Cuartoscuro

Cualquier inversionista resultaría interesado en evaluar una alianza con una empresa formada por técnicos de la extinta Luz y Fuerza del Centro, tomando en cuenta su experiencia. Foto: Cuartoscuro

¿HAY EMPRESAS INTERESADAS?

Gracias al nuevo marco jurídico de la industria eléctrica que se instauró con la Reforma Energética, se abrió un abanico amplio de oportunidades de inversión, por lo que el interés de los inversionistas y las empresas estará relacionado con el tipo y los montos de los proyectos.

En este sentido, Arturo Carranza Guereca, analista de Solana Consultores, dijo para SinEmbargo que de acuerdo con las prácticas de negocio que se presentan cotidianamente en la industria, es factible pensar en alianzas entre particulares para los proyectos más grandes, como el desarrollo y operación de infraestructura.

“La construcción de alianzas se da principalmente ante una oportunidad de complementar experiencias técnicas y operativas. Esta oportunidad depende del perfil de cada uno de los actores. En este sentido, para cualquier participante resultaría interesante evaluar una alianza con una empresa formada por técnicos de la extinta Luz y Fuerza del Centro, tomando en cuenta la experiencia que tienen en actividades de operación, mantenimiento y comercialización dentro de la industria eléctrica”, informó.

Ante la pregunta sobre si invertir en un proyecto en el que incluya una asociación y negociación con un sindicato podría generar reticencia por parte de la iniciativa privada dijo que las decisiones del negocio se tomarían en función de los beneficios y costos de los proyecto.

“[Tanto los] costos y beneficios, a la par de responsabilidades, quedan delimitados en contratos. Por ello, creo que cualquier decisión para desarrollar proyectos en conjunto depende mucho de las características jurídicas de los contratos”, agregó Arturo Carranza.

No obstante, en caso de que el proyecto iniciado por el Sindicato Mexicano de Trabajadores no tuviera el apoyo de la IP dijo que su única alternativa agregó que “los trabajadores que formaron parte de Luz y Fuerza del Centro conocen la industria eléctrica; tienen una experiencia incuestionable. Ante esta realidad, cualquier esfuerzo e iniciativa que emprendan resultará oportuna para complementar las actividades que dentro de esta industria se hagan”, concluyó.