Con Dilma. Foto: Facebook de Mark Zuckerberg

Con Dilma. Foto: Facebook de Mark Zuckerberg

Por Jacobo Nájera, especial para SinEmbargo

Ciudad de México, 2 de junio (SinEmbargo).– Este año, el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ha decido dejar de usar su camiseta gris que siempre viste para usar corbata, traje y saco. Su destino: reunirse con presidentes con la intención de realizar convenios entre proveedores de servicios de telecomunicaciones y gobiernos para dar acceso a Facebook y una decena más de sitios web, iniciativa que tiene el nombre de internet.org.

El primer aterrizaje de Zuckerberg es en Colombia, para dirigirse a conocida universidad, en lo que ha sido anunciado como una sesión de prensa del lanzamiento de internet.org con el Presidente Juan Manuel Santos. Semanas después reunirse con Dilma Rousseff para mismo propósito. A decir de estas reuniones, también las ha mantenido con el gobierno panameño, y tuvo una reunión con el Presidente Enrique Peña Nieto, el año pasado. Así mismo asistió a la VII Cumbre de las Américas, en donde aprovechó para promocionar dicha iniciativa.

Conferencias de prensa que no han sido conferencias de prensa, como nos cuenta Pilar Saenz, integrante del colectivo Redpatodo2, ya que el lanzamiento de la iniciativa Internet.org en Colombia se trató de una presentación en la que la entrevista la hizo el Presidente. Ya que en el último momento, los colectivos, periodistas y organizaciones invitadas para participar en lo que se manejo como conferencia de prensa, les informaron que no tendrían acceso a la sesión.

Reiteradamente internet.org se ha hecho público en medios masivos de comunicación como si se tratase de Internet, pero está muy lejos de serlo. Al ser exclusivamente una decena de sitios web condicionados por un proceso de aprobación. En el que Facebook y los intermediarios involucrados termina imponiendo y modelando las condiciones.

La iniciativa abiertamente no solamente compromete el principio de neutralidad de la red, sino que no se trata de un acceso a Internet, porque un acceso a Internet se define como la capacidad de que los conectados logremos todo puerto, todo protocolo, todo origen, todo destino, todo contenido; en otras palabras toda la Red.

Por lo anterior se ve comprometido el concepto de la neutralidad de la red que implica el principio bajo el cual la totalidad del tráfico en Internet es tratado de forma equitativa, sin discriminación, limitación ni interferencia, independientemente del remitente, el destinatario, el tipo, el contenido, el dispositivo, el servicio o la aplicación.

Con Peña Nieto. Foto: Facebook de Mark Zuckerberg

Con Peña Nieto. Foto: Facebook de Mark Zuckerberg

Es por ello que Josh Levy a bautizado a internet.org como la Facebooknet. Por su parte, la Electronic Frontier Foundation ha dicho que algún acceso a Internet es mejor que ninguno, pero internet.org de Facebook, no es Internet. En el caso de Colombia ha quedado documentado que solamente se trata de una prueba gratis durante dos meses de una decena de sitios web. Además de no permitir el uso de sistemas de cifrado en las conexiones, y otros problemas que decenas de organizaciones de la sociedad civil en todo el mundo han señalado por medio de una carta.

Otra de las importantes criticas que se han hecho es la opacidad en la que han sucedido los acuerdos, por ser una discusión que involucra temas como la libertad de expresión, la privacidad y la neutralidad de la red: “Sí la política pública afecta Internet es algo que nos interesa a muchos, y por tanto es una discusión que debería ser de frente” indica Pilar Saenz

Mientras estas críticas sucedían, Facebook ha contratado a Kevin Martin, un expresidente de La Comisión Federal de Comunicaciones (Federal Communications Commission, FCC), órgano regulador de EE.UU, para ser su vicepresidente de política de acceso móvil y global.

Las estrategias que se propone esta iniciativa se centran en explotar la idea de la brecha digital, buscando configurar como efecto una política púbica que establezca una discriminación a toda la red por medio de acuerdos gubernamentales y corporativos. En el que los intermediarios, pero sobre todo Facebook, hacen uso de su ventaja simbólica que tiene como una de las plataformas dominantes, para construir como efecto una política pública que oscurece, invisibiza y discrimina todas las redes y tecnologías que conforman Internet, con el discurso de política pública impulsada por un modelo de negocio. Esto bajo el entendido que no se trate de solamente dos meses, porque de repetirse la estrategia en Colombia como reporta Carolina Botero de la Fundación Karisma, no solamente tendría los problemas anteriormente mencionados, sino que reafirmaría las estrategias propagandísticas e impositivas por parte de esta iniciativa que lidera Facebook.

Siendo un poco más claros, Zuckerberg prentendería pensar engañarnos solamente con cambiar su camiseta por una corbata y porque ha registrado el dominio Internet.org para ir a promocionar una decena de sitios con ayuda de relaciones públicas y el aval de presidentes, para decir que está llevando Internet.

Actualmente tenemos noticias de que el proyecto internet.org ha logrado acuerdos con gobiernos en América Latina como el guatemalteco, colombiano, panameño, brasileño y el paraguayo.

Mark declaró que el uso diario de su camiseta gris es para “simplificar mi vida de manera que tenga que tomar el menor número de decisiones” bajo el razonamiento de tener todo el tiempo disponible para trabajar por sus usuarios. Ahora la importancia de sobremanera de tomarse el tiempo para cambiar su vestimenta muestran que no es dicho supuesto de servir a sus usuarios, sino para servirse de más usuarios potenciales para sus propios fines.

Sin manga larga. Foto: Facebook de Mark Zuckerberg

Sin manga larga. Foto: Facebook de Mark Zuckerberg