De enero a octubre se cometen en promedio 6.3 asesinatos diarios que se atribuyen a la delincuencia organizada.

El último mes hubo 194 víctimas, seis fueron mujeres y 36 jóvenes.

Las víctimas en su mayoría fueron ejecutadas a balazos y entre ellas hay casos de violencia extrema con desmembrados, embolsados, calcinados, asfixiados, decapitados y hallados en fosas clandestinas, en algunos casos les fue dejado un narcomensaje.

En su mayoría fueron asesinadas a balazos y con violencia extrema y en algunos dejaron narcomensajes.

Los municipios con más casos son Acapulco, Chilapa, Chilpancingo, Zihuatanejo y Coyuca de Benítez según el recuento de El Sur.

Una de las víctimas en el estado de Guerrero. Foto: José Hernández, Cuartoscuro

Por Luis Blancas

Ciudad de México, 2 de novimembre (ElSur/SinEmbargo).- En lo que va del año se han cometido mil 919 homicidios en Guerrero en los que presuntamente participó la delincuencia organizada, 101 más que en el mismo periodo de 2016, lo que representa un incremento de 5.5 por ciento, según un recuento de la información publicada en El Sur.

De enero a octubre, es decir 304 días, el promedio de homicidios diarios en la entidad es de 6.3.

En octubre 194 personas fueron ejecutadas en el estado, 13 más que en septiembre cuando se registraron 181, mientras que en enero hubo 165, en febrero 163, en marzo 200, en abril 195, en mayo y junio 206 y en agosto 177.

En Acapulco se cometieron 71 asesinatos en octubre, lo que representa el 36.5 por ciento del total en la entidad y hubo 123 muertes en otros 30 municipios.

En los 31 días de octubre, de las 194 víctimas en el estado seis fueron mujeres y 36 jóvenes que tenían entre 19 y 29 años de edad.

Los 31 municipios con más casos de ejecutados fueron Acapulco con 71, Chilapa con 25, en Chilpancingo hubo 16, en Zihuatanejo 15, en Coyuca de Benítez 10, en Eduardo Neri (Zumpango), Ciudad Altamirano, Iguala, Atoyac de Álvarez y Zitlala cinco, en Tixtla cuatro, en Tecpan de Galeana y Juan R. Escudero (Tierra Colorada) tres, y en Ometepec, Taxco y Teloloapan dos.

En Petatlán, Tlapa, Zapotitlán Tablas, Atlixtac, Olinalá, Cochoapa el Grande, Cutzamala, Quechultenango, Ajuchitlán del Progreso, Atoyac, Zirándaro, Coyuca de Catalán, Cuajinicuilapa, Igualapa, Cocula y Mártir de Cuilapa se registró un homicidio en cada uno.

Las víctimas en su mayoría fueron ejecutadas a balazos y entre ellas hay casos de violencia extrema con desmembrados, embolsados, calcinados, asfixiados, decapitados y hallados en fosas clandestinas, en algunos casos les fue dejado un narcomensaje.

Las ocupaciones de las víctimas fueron 16 taxistas, cuatro choferes del transporte público, seis comerciantes, tres albañiles, cinco campesinos, dos vendedores de autos, un guardia de seguridad, un suboficial de custodios, un estudiante de gastronomía, un trabajador de vía pública, un estudiante de psicología, un dueño de una ferretería y un prestador de servicio.

Además un vecino de Atlixtac, un estudiante de preparatoria, un dueño de una repostería, un indígena na’savi, un paciente de un hospital, un vendedor de pollos, un líder transportista, un abogado, una ama de casa, el ex alcalde del PRD de Zitlala Francisco Tecuchillo Neri, el ex presidente del PRD estatal Ranferi Hernández Acevedo, su esposa, suegra y chofer, un vendedor de frutas, un dueño de un restaurante, un ganadero, el hijo del ex alcalde del PRI de Zumpango, un mecánico, un lava coches, un trabajador de una tienda de conveniencia y un checador de Urvan.

EN 31 MUNICIPIOS

El 1 de octubre un chofer de transporte publico y su acompañante fueron ejecutados a balazos en el centro y otro hombre fue asesinado también a tiros en el camino de terracería del fraccionamiento Los Reyes en Chilapa, justo cuando el gobernador Héctor Astudillo Flores anunció una operación de seguridad en las carreteras de Chilapa, Tixtla y Chilpancingo, ante los constantes asesinatos de choferes de Urvan de esta ruta.
Un día después, un taxista fue ejecutado a balazos en la central de autobuses Estrella Blanca de Petatlán, y en Zihuatanejo asesinaron a dos hombres.

El 4 de octubre hombres armados irrumpieron en la comunidad de Xochipala, municipio de Eduardo Neri, atacaron a balazos a una patrulla de la Policía Rural que resguardaba las fiestas patronales de San Francisco de Asís, y asesinaron a dos campesinos e hirieron a una mujer.

Después de este hecho los agresores huyeron hacia la comunidad de Puentecillas y El Ranchito, municipio de Leonardo Bravo (Chichihualco), donde se enfrentaron a balazos con otro grupo delincuencial que dejó al menos dos hombres heridos.

Cinco días después el cuerpo incendiado adentro de un taxi y otros dos hombres ejecutados a balazos fueron hallados en Atzacoaloya y en la colonia Municipio Libre, en Chilapa. Ese día un paciente del hospital privado UCI Almater que está a una cuadra del Ayuntamiento de Iguala fue sacado del lugar y ejecutado de un balazo en la cabeza, en la unidad habitacional Hábitat en Iguala.

Un vecino de Quechultenango fue ejecutado adentro de su casa cuando veía el futbol junto con su familia, y en Ajuchitlán del Progreso un campesino fue asesinado a balazos afuera de su casa.

El 12 de octubre un taxista depositado en bolsas de plástico fue encontrado en la colonia Lomas de Xocomulco, en Chilpancingo, y un campesino asesinado con dos balazos en la cabeza fue encontrado en un predio en la comunidad El Troncón en Tixtla.
Además en Taxco un líder transportista fue ejecutado a balazos afuera de su casa en la colonia Centro.

Un día después un abogado de 40 años fue ejecutado a balazos cuando caminaba cerca de las canchas de futbol de la colonia Los Ángeles, de Chilpancingo, mientras que una ama de casa de 36 años fue asesinada a balazos en el fraccionamiento Benito Juárez atrás de la tienda Soriana en Iguala y un joven de 25 años asesinado a balazos fue encontrado en un camino de terracería cerca de un balneario de la playa La Majahua, en Zihuatanejo.

Ese día, hombres armados atacaron una patrulla de la Policía Comunitaria del Frente Unido para la Seguridad y Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), donde murió un comandante, y un chofer de un camión en la comunidad de Omitlán en Tierra Colorada.

ALCALDE ASESINADO
El 13 de octubre el ex alcalde perredista de Zitlala, Francisco Tecuchillo Neri, quien fue privado de su libertad, murió en el hospital general del Chilapa, fue encontrado degollado en el barrio San Juan de esa ciudad.

Un día después autoridades municipales de Ahuacuotzingo confirmaron el homicidio del ex presidente estatal del PRD, ex diputado local e integrante de la coordinadora estatal del movimiento Pro-AMLO, Ranferi Hernández Acevedo.

Su cuerpo incendiado junto al de su esposa, su suegra y su chofer fueron encontrados dentro de su camioneta en la carretera Chilapa-Ahuacuotzingo, cerca de la desviación hacia Nejapa, municipio de Chilapa.

El 16 de octubre el cuerpo de un hombre desmembrado y dentro de tres bolsas de plástico fueron encontrados en el panteón nuevo de la colonia Lázaro Cárdenas, y otro hombre fue ejecutado en la colonia Sección Séptima en Chilpancingo.

Un día después un chofer del sitio de la Montaña de la ruta Chilpancingo–Chilapa fue asesinado a balazos en la carretera federal, en la comunidad Ojitos de Agua, municipio de Tixtla.

Dos días después nueve hombres entre ellos dos vendedores de autos, dos hermanos, un vendedor de frutas y un hombre incendiado adentro de un auto fueron asesinados en distintos hechos en Coyuca de Benítez, Xochipala, Zumpango, Zitlala, Chilapa y Zihuatanejo.

Al día siguiente el dueño de un restaurante y otro hombre fueron ejecutados a balazos adentro de un restaurante en Ciudad Altamirano, un hombre murió en el hospital general de Chilapa luego de ser atacado a balazos en el centro de esa cabecera municipal, y un chofer del transporte público fue ejecutado a balazos en Iguala.

Además doce personas fueron ejecutadas a balazos en ocho municipios y una más murió en un enfrentamiento armado entre dos grupos de la delincuencia organizada. Tres se cometieron en Atoyac, tres en Tecpan de Galeana, uno en Zumpango, Zihuatanejo, Tixtla, Chilapa, Zirándaro y Coyuca de Benítez. Entre las víctimas estaba el hijo del ex alcalde del PRI de Zumpango en el periodo 1999-2002, Francisco Nava Torres.

EJECUCIONES MÚLTIPLES
El 24 de octubre en otra violenta jornada seis hombres fueron ejecutados a balazos y uno más incendiado, en distintos hechos en Chilpancingo, Coyuca de Benítez, Zihuatanejo e Iguala.

Un día después dos decapitados, encajuelados con narcomensaje, un trabajador de una tienda de conveniencia y otro hombre fueron ejecutados a balazos en distintos hechos en Chilpancingo. Además en Zumpango fue ejecutado a balazos un hombre y otro más en el municipio de Igualapa.

Cuatro días después dos jóvenes y un hombre fueron ejecutados a balazos cuando veían un partido de futbol en las canchas en la colonia CNOP en Chilpancingo, además un chofer del transporte público fue asesinado a balazos y su Urvan fue incendiada por hombres armados en Pochahuizco, Zitlala, y dos hombres más fueron asesinados en la comunidad de Aguas Blancas en Coyuca de Benítez.

El 30 de octubre dos hombres fueron asesinado a balazos en Ciudad Altamirano en la región Tierra Caliente, dos jóvenes más degollados en las inmediaciones de Zitlala y un checador de Urvan en el fraccionamiento Casas Geo en Chilpancingo.

71  EN OCTUBRE SOLO EN ACAPULCO
En octubre en Acapulco ocurrieron 71 homicidios, un caso más que en septiembre cuando se cometieron 70. En los 10 meses suman 805 homicidios.

Las colonias y poblados donde se cometieron más hechos de violencia fueron Libertad, Las Playas, Lomas de Magallanes, Las Cruces, Bella Vista, San Agustín, La Poza, Bellavista, Hogar Moderno, Miramar, colonia Amalia Solórzano, Altos del Mirador, Hornos, Sinaí ,Emiliano Zapata, San Agustín, Playa El Morro, Llano Largo, Paso Texca, Generación 2000 y Puerto Marqués.

El 2 de octubre tres hombres entre ellos un desmembrado y una mujer, fueron asesinados a balazos en distintos hechos de violencia en la colonia Libertad, fraccionamiento Las Playas y la colonia Lomas de Magallanes.

Tres días después dos taxistas fueron asesinados a balazos tras un ataque armado contra un sitio de taxis de la ruta Marquelia-Acapulco en Las Cruces, y otro hombre asesinado a balazos y envuelto con una sábana fue encontrado en la colonia Bella Vista en Acapulco.

Un día después un suboficial de custodio, tres comerciantes, un taxista y dos hombres fueron ejecutados a balazos en la avenida Cuauhtémoc, San Agustín, el poblado La Poza, Bellavista y Hogar Moderno.

El 10 de octubre un estudiante de gastronomía, un taxista y dos hombres más fueron asesinados a balazos en el fraccionamiento Miramar, colonia Amalia Solórzano y Vacacional. Ese día inició su operación el grupo de élite de policías estatales con una persecución en esa ciudad.

Tres días después la dueña de una casa y dos hombres fueron encontrados en una fosa clandestina adentro de una casa en la colonia Altos del Mirador, además el cuerpo de un hombre decapitado en el fraccionamiento Hornos.

El 22 de octubre los cuerpos de seis hombres fueron localizados en fosas clandestinas en la colonia Sinaí, en la parte alta de la colonia Emiliano Zapata de Acapulco.

Además cuatro hombres y una mujer fueron ejecutados a balazos en la colonia Fidel Velázquez, la unidad habitacional San Agustín, Playa El Morro, Llano Largo y Paso Texca.

Dos días después tres hombres fueron ejecutados en las colonia Generación 2000 y Puerto Marqués.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE El Sur. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.