“MIRREYES”, “ALTERADOS”, “GODÍNEZ”, NUEVAS TRIBUS ENTRE EL CONSUMO Y EL RECHAZO

 

Fue Sigmund Freud quien explicó que el hombre se siente bien en grupo porque se olvida de cargar con el “Yo”. Esa reflexión la plasmó en varios de sus trabajos sobre el psicoanálisis, y tenía razón: la condición grupal es una necesidad que viene desde la época primitiva. Así como los animales se reúnen y tienen a un líder, los humanos necesitan al menos una tribu para sentirse libres y dejar que alguien los guíe.

Muchas de las viejas tribus urbanas surgieron en respuesta contra el sistema. La carencia de oportunidades, como la educación y empleo, propiciaron el surgimiento de sociedades que defendían su identidad al margen de la oficialidad. Sin embargo, con el tiempo, investigadores se dieron cuenta que existen otros factores que han propiciado el surgimiento de nuevos colectivos.

Hoy en día, existen grupos de jóvenes que, sí bien no se sabe a ciencia cierta cómo surgieron, están presentes en la sociedad mexicana: Los “mirreyes”, “godínez”, “hipsters”, “reggaetoneros” y los “alterados”, son algunas de las nuevas tribus que habitan -por poner un espacio- en el Distrito Federal.

OFICINA, TOPPERS, TRAJES SASTRE: LOS GODÍNEZ

Foto: Twitter

Alejandra M. trabaja como Coordinadora del área de Producto y Marketing de un Contact Center español con oficinas en México. Sabe que existen personas que la estigmatizan como “godínez”, pero no se siente ofendida, aunque tampoco se asume como tal: “Sea lo que sea que signifique ser eso”, comenta.

Tiene un horario de trabajo de ocho horas, viste de manera formal porque son reglas de la empresa, tiene un sueldo que la deja dormir tranquila.

“No entiendo de dónde salió eso de ‘godínez’”, expresa con asombro. En redes sociales se pueden ver imágenes donde personajes de bajo perfil son asociados con empleados metidos en traje sastre y corbata. Ellos son los “godínez” para la mayoría de usuarios. En el Tumblr “Orgullo Godínez” se muestran fotografías con patrones en común: gente que transporta su comida en toppers, empleados durmiendo, festejos en la oficina, gente con gafete, entre otras cosas.

Foto: Twitter

No se sabe con certeza qué es un “godínez”. Lo claro es que muchos empleados de grandes corporativos viven en zonas de la periferia de la ciudad. Su sueldo, en varios casos, apenas cubre los gastos de alimento, servicios, transporte y vestimenta.

“Los empleadores han aprovechado la demanda de trabajo existente. De ese modo, lanzan ofertas de empleo sin seguridad social, mal pagadas y con sujeciones. Además provocan una situación donde los jóvenes sólo les queda un destino incierto”, argumenta el investigador irlandés en sociología del trabajo y docente de la Universidad Autónoma Metropolitana-Xochimilco, Patrick Gun Cuninghame.

Foto: Twitter

La doctora Sylvia Gutiérrez y Vera, académica del Departamento de Comunicación de la Universidad Iberoamericana, asegura que “los oficinistas se visten, piensan y consumen de una manera específica. Entre ellos suelen usar el mismo medio de transporte, hablan de las mismas cosas, y comen a la misma hora. Todas esas cosas los convierte en un grupo o tribu”. Aunque detalla que dentro de una empresa pueden existir más círculos: como los sindicalistas, los que están a favor de la empresa, los que están en contra, etc.

Ante la pregunta sobre la intolerancia que existe hacía los oficinistas, la investigadora respondió que es parte del proceso: “Entre tribus no existe la tolerancia. Si ésta dejara de existir todo se perdería. A pesar de que los ‘godínez’ no se quieran pensar ni por asomo como ‘godínez’, es parte de su identidad”.

El FENÓMENO DEL PERREO

Son despreciados, y se les suele humillar en bares o centros nocturnos. La iglesia los condena porque el ‘perreo’ “es pecado”. En algunos países, como Perú, bailar reggaetón es penado por la ley por atentar contra las buenas costumbres. “Mal vestidos”, “mal olientes”, “mal paridos”, así es como muchas personas califican a los ‘reggaetoneros’.

Adoptado por los barrios bajos de Centroamérica, el raeggetón saltó a la fama en Puerto Rico pero hay quienes dicen que su cuna radica en Jamaica o en Panamá. Desmembrado del reggae durante la década de los noventas, fue tomando forma con la influencia del Hip-Hop, Rap y algunos ritmos del Caribe. Desde sus inicios este género musical ha sido claro con sus mensajes: el sexo, el dinero y la fama; aunque las cosas han ido cambiado, dentro de algunas composiciones se narran temas contra la injusticia, la marginación y la exclusión.

El Luca se encuentra afuera del C.E.T.I.S 42 ubicado al suroeste de Iztapalapa. Sabe que habrá fiesta, por eso acude a la escuela que dejó dos años atrás. Llegó en su motoneta. Todos lo conocen, lo rodean, lo saludan… es la estrella del lugar. Tras graduarse del nivel bachillerato, Pedro Anaya decidió trabajar en una imprenta donde hace boletos para cine y conciertos.

Antes de ser reggaetonero era saiquero. A parte del “perreo”, le gusta la banda, el rock, el psycho. Hace deporte, y eso le ha servido en las 30 “peleas” que según él ha enfrentado y ha ganado en los bailes. Se viste y escucha ese género musical “porque es lo que a las chavas les gusta. Si llega otro género más chido, y también les gusta a ellas, pues me vestiría diferente”, narra el joven de 22 años.

En los bailes no se requiere de infraestructura adecuada, ni permisos, ni prohibiciones, ni siquiera promoción, las tocadas de reggaetón se realizan hasta en la calle (cercándola). Ya dentro, corre la cerveza, el tequila, el vodka, el ron, “mamilas” de activo y “monas” -a un precio menor de 15 pesos-. Aunque vale decir, que no todos se drogan. Los artistas estelares invitan a las mujeres a “menearlo bien rico” y dejarse llevar por el sonido de las bocinas a reventar. No hay policías ni elementos de seguridad, ni nada que pueda socorrer a aquellos muchachos en caso de peligro.

Foto: Facebook

A veces estos eventos se convocan a través de las redes sociales. Algunos jóvenes deciden citarse en estaciones del Metro de la Ciudad de México. “Las estaciones donde nos quedamos de ver para ir al Abuelo son Acatitla, Santa Martha o Los Reyes”, dice con emoción El Luca.

Anaya también sabe que muchas personas lo juzgan a sus espaldas, pero confiesa que nunca ha sido discriminado en algún establecimiento. Ni siquiera en las tiendas Zara, Bershka o Pull and Bear, donde ha llegado a comprar ropa.

Foto: Facebook

“Como grupo social, los jóvenes están vinculados a su entorno, al ambiente económico, social, político y cultural presente en su ciudad. Esta relación genera los mecanismos, acuerdos, visiones y formas de convivencia que se hayan establecido entre ellos y su sociedad; de ella también dependerá la imagen pública de los jóvenes, su percepción popular y las formas y límites que encontraron para asociarse entre sí, en cualquier contexto”, explica el investigador de la UNAM, el doctor Héctor Castillo Berthier.

LOS PAPALORDS, HIPSTERS Y LAS TRIBUS DE CONSUMO

Al hacer un sondeo por las colonias Roma, Condesa y Polanco Reforma, los vecinos afirmaron que en la zona hay muchos grupos de “hipsters” y “mirreyes”. Describen cómo son, los lugares que frecuentan y la ropa que visten. Otros transeúntes dicen: “se ofenden si los llamas hipsters o mirreyes”.

Foto: Twitter

Para Jorge Pedro Uribe Llamas, periodista y escritor especializado en crónica de la Ciudad de México, no existe diferencia alguna en las personas que frecuentan esas zonas. “Se trata de estereotipos, de pensamiento mercadológico. Estas categorías reducen el valor individual de las personas”, expone.

Mientras que la gente sondeada asevera que los “hipsters” son esos jóvenes que usan lentes de pasta, tienden a tener gustos refinados en gastronomía, arte y música, y que además no se asumen como tal, Uribe Llamas destaca: “los ‘hipsters distritofederaleños’ (supongo), son aquellos que frecuentan la colonia Roma, aunque no necesariamente viven ahí. Hay muchos tipos de ‘hipsters’, muchos tipos de ‘distritofederaleños’, muchos tipos de ‘paseantes’ en la Roma”.

Foto: Facebook

“No creo que defiendan nada, sólo siguen una moda. Algunas personas se ven a sí mismas como ‘hipsters’, otras no. Ninguna es más ‘hipster’ por aceptarlo o por no aceptarlo. Se trata únicamente de modas”, agrega.

Por su parte, el doctor Castillo Berthier, quien es también director del proyecto El Circo Volador, describe que “hoy las tribus (sea cual sea su origen), son interclasistas y muy similares en su conformación, aunque sus identidades sean totalmente distintas y muchas de estas identidades están presentes en sectores donde antes no se veían”.

Hiram V., quien estudió Economía en el Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), menciona que los llamados “mirreyes” tienen un estilo de vida basado en el consumo. Se gastan la vida en viajes, fiestas, ropa… No hay límites. “No sabría decir con exactitud cuánto gastan en una noche de antro, es incalculable”.

Los también apodados “papalords” pertenecen a familias adineradas. Acuden a lugares exclusivos. Muchos no trabajan, otro sí, en ocasiones, dentro de las empresas de sus padres de amigos, o inclusive en el Gobierno.

Foto: Facebook

Según el investigador Héctor Castillo, las estrategias empresariales, la mercadotecnia, las “perversiones del consumo” apoyada por los medios de comunicación han originado que surjan nuevos grupos.

Estos nuevos círculos comparten hábitos y gustos, y no necesariamente defienden una ideología. El reportero de The New York Times Magazine, Ethan Watters, los define como personas con intereses comunes que tienen un estilo de vida urbano, el conjunto de creencias, pensamientos y actividades que un grupo practica todos los días o con frecuencia, dependiendo de sus conocimientos, necesidades, economía y cultura.

Foto: Twitter

Entre las tantas estrategias empresariales que han originado grupos sociales, se encuentra el Capitalismo Cultural, como lo llama el filósofo Slavoj Zizek en su libro First as tragedy, then as farce. Se trata de una nueva fase del Capitalismo donde las empresas además de ofrecer un producto, ofrecen un estilo de vida.

En este modelo posmoderno los corporativos están preocupados por el medio ambiente y algunas otras causas, y han ocasionado que los opositores al consumismo se vuelvan parte de él. El ejemplo más claro –explica Zizek- es el de Starbucks Coffee, donde la empresa vende un café pero lo vende en vasos biodegradables; pero no sólo eso, ayuda a conservar el medio ambiente generando nuevas formas de cultivo, además de prometer un trato justo con los productores.

“No sólo compras café, en el mismo acto de consumo compras tu redención de ser solo un consumista”, narra el pensador esloveno.

“SOMOS SANGUINARIOS, LOCOS BIEN ONDEADOS”

Los Cuates Valenzuela, Adolfo y Omar, como son conocidos en el gremio musical, fueron los creadores del llamado “Movimiento Alterado”. Inició como una corriente musical nacida en Culiacán, Sinaloa, que rinde culto a la forma de vida y acciones violentas del crimen organizado. Pero expertos señalan que ahora ya no sólo son canciones, sino videos musicales, películas, fotografías, ropa, y más.

Foto: Facebook

Cada vez son más los seguidores de El Komander, Los Buitres, Larry Hernández, Noel Torres, Oscar García, Los Cuates Valenzuela, Buchones de Culiacán, Buknas de Culiacán, Los Primos, Erik Estrada y El RM.

Incluso en los bailes la gente canta y alza la mano acomodando los dedos como si estuviera disparando una pistola. En las llamadas “Canciones Enfermas” o “Corridos Enfermos” se pueden escuchar palabras como “degollar”, “ejecutar”, “levantón”, “sanguinarios”, “locos”, “ondeados”, “empercherados”… También, dentro de estas canciones se hace alusión a la vida de millonarios, consumo de drogas y al uso de armas de grueso calibre.

Foto: Facebook

Este tipo de música no se vende en tiendas. El material se comercializa de manera masiva en Internet y en algunos conciertos. Ladiscomusic, sello disquero de la mayoría de los cantantes del movimiento, ha producido al menos siete discos en los que participan todos sus músicos. Según ellos, hasta 2011 cada material había vendido 70 mil copias.

“Los alterados” tienen espacios en la Red, chatean, se comunican, intercambian archivos, películas o fotografías relacionados con bandas criminales. Los Twiins Valenzuela crearon varias páginas en Internet donde se pueden adquirir sus productos. Incluso han lanzado una especie de campaña online en pro del “Movimiento Alterado” con imágenes donde les sugieren a sus fans defender esta corriente.

Este tipo de convivencia puede ser integrada dentro de las tribus de Internet. “Surgen desde estos medios electrónicos, pero no se quedan ahí, estos grupos salen, y se manifiestan, se hacen presentes”, informa la Doctora Sylvia Gutiérrez y Vera.

Foto: Facebook

“Son parte de la narcocultura. Ése es su sello y lo defienden. Aceptan la violencia como parte de su tribu. Incluso tienes como ejemplo a Los Zetas, a los no Zetas, y a los seguidores de El Chapo, son grupos. Todos tienen un líder, una identidad”, destaca la académica del Departamento de Comunicación de la Universidad Iberoamericana.

Al igual que las otras sociedades, los alterados son víctimas de la generalización, de las burlas, hasta del rechazo por parte de otras tribus. Incluso los nombres con los que se identifican a éstos surgen de fuera. Todos se visten, piensan, y viven diferente. Los unen unas cuantas cosas, entre ellas, el sentido de la pertenecía.


Leer más sobre este autor


Publicaciones anteriores de


15 comentarios en "“MIRREYES”, “ALTERADOS”, “GODÍNEZ”, NUEVAS TRIBUS ENTRE EL CONSUMO Y EL RECHAZO"

  1. David S. 03/03/2013 a las 5:03 am · Responder

    Muy, muy interesante este texto. Debo decir que no es lo mejor redactado que haya visto, espero que revisen mejor el texto antes de publicarlo.
    Saludos.

  2. Andrés Rivas 03/03/2013 a las 5:48 am · Responder

    Interesante articulo, pero faltaron otras tribus definitivamente. Muy claras las razons por las que se conforman estas bandas. La mas repugnante de todas ellas: el movimiento alterado.

  3. GRO 03/03/2013 a las 7:51 am · Responder

    Todos inconscientemente forjamos nuestra propia identidad en la que quizás nos encontramos con iguales con quienes compartimos una u otra afición sin embargo, estos grupos que da cuenta el artículo parece que adoptan esa identidad que los hace comunes. Quizás es que individualmente los estamos excluyendo o segregando; probablemente hasta los estamos discriminando. Recientemente uno de mis hijos me precisó “que si no viven en San Pedro no le interesa saber quienes son” ME QUEDE CHATO

  4. Caro 03/03/2013 a las 9:55 am · Responder

    Los Godínez surgieron, dicen, de un película de Cantinflas, creo, en la que se llama señor Godínez y es el símbolo oficinista. Pero va más alla, porque después de salir de la oficina o los fines de semana, se pueden volver otra tribu… Los Godínez sólo viven entre semana, digamos.

  5. Donnersig 03/03/2013 a las 12:49 pm · Responder

    “Currutacas” “lagartijos” “refifís” “popoff” “de la Ibero” y hoy “godínez” “mirreyes” y “alterados”. La sociedad mexicana ha pasado toda su historia buscándose. ¿Se encontrará algún día?

    • Alejandro 01/08/2013 a las 10:19 am · Responder

      Es tanta la diversidad que es imposible que toda la sociedad mexicana se encuentre en un solo grupo, por ende, la sociedad se segmenta en subgrupos con los cuales las personas se van identificando.

    • Rebeca 13/11/2013 a las 4:51 pm · Responder

      No sólo la sociedad mexicana, grupos de este tipo se dan en todo el mundo y no es necesariamente algo malo o anormal (en algunos casos si) simplemente el individuo tiende a busca relacionarse con quien se identifique mejor.

  6. Radamanto Portilla 03/03/2013 a las 12:57 pm · Responder

    Interesante artículo, solo que tengo una corrección:
    La cita a Zizek está mal, dice “No sólo compras café, en el mismo acto de consumo compras tu rendición* de ser solo un consumista”. No es RENDICIÓN sino REDENCIÓN, es decir, compras tu liberación, pagas tu culpa por ser un solo consumista, te redimes.
    Saludos

    • Sergio Rincón 04/03/2013 a las 12:50 am · Responder

      Radamanto Portilla: muchas gracias por la corrección y tu lectura. Saludos.

  7. Hugo 03/03/2013 a las 4:38 pm · Responder

    Nada más faltaron las LOBUKIS

    • Rebeca 13/11/2013 a las 4:52 pm · Responder

      Son la contraparte femenina de los mirreyes, ellos no pueden existir sin ella y viceversa :)

  8. A.H. Bucciareli 07/03/2013 a las 11:22 am · Responder

    Tan sólo con leer la sección reggaetonera me dieron ganas de vomitar.

    • Black Psyckness 10/12/2013 a las 5:19 pm · Responder

      No fuiste el único… que pinches ganas de aporrear al “chamaco reggaetonero” de la foto

  9. JORGE 15/10/2013 a las 9:55 pm · Responder

    A.H. Bucciareli, no seas extremista, imagínate que tal que tus gustos musicales a mi me dan asco, total; cada cabeza es un mundo….. tal vez tus gustos no sean los de algún otro…… muy buen articulo….

  10. moncler jackets sale 25/11/2013 a las 4:07 am · Responder

    Typically the defense force ingested entire military services honours, his or her’s coffins covered inside Marriage the flag had through bearer events, with all the regimental forage covering, belt, as well as wreath the best, alongside the actual HAC Wedding ring.

Deja un comentario

comm comm comm