Ciudad de México, 3 oct (dpa) – El presidente de México, Felipe Calderón, puso en marcha hoy la vacunación gratuita contra el virus de papiloma humano (VPH) para todas las niñas de diez y 11 años, a fin de prevenir el cáncer cervico-uterino desde edad temprana.

La vacuna será aplicada en las escuelas a las niñas de quinto grado de primaria, y en clínicas públicas o por medio de brigadas de salud a jovencitas de 11 años que no estén escolarizadas.

“Hoy es un gran día para la salud en México”, dijo Calderón, al indicar que esta vacuna será el “principio del fin” del cáncer cérvico-uterino en México si se logra que su aplicación sea generalizada y constante.

En una ceremonia realizada en la residencia oficial de Los Pinos, en la que estuvo el representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Philippe Lamy, Calderón dijo que es la primera vez que se aplicará en México una vacuna contra el cáncer de manera masiva.

La vacuna formará parte de esquema básico de vacunación gratuita garantizado por el Estado en México, el undécimo país más poblado del mundo con unos 112,3 millones de habitantes según el censo de 2010.

El ministro de Salud, Salomon Chertorivski, afirmó que la vacuna contra el VPH puede reducir hasta en un 70 por ciento la posibilidad de contraer cáncer cérvico-uterino cuando se aplica antes del inicio de la vida sexual.

Según señaló Calderón, unas cuatro mil mujeres mueren en el país cada año de este tipo de cáncer.

México invirtió 300 millones de pesos (unos 24 millones de dólares) para las vacunas en 2012. Un millón de dosis se aplicará durante la presente semana en todas las escuelas primarias.