El último intento por meter controles a los usuarios de las redes sociales se queda en intento. Fue presentada por un legislador del PRI el pasado 27 de octubre, pero los integrantes de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) denunciaron que lo que buscaba es “criminalizar” todo lo que los internautas hicieran “on line” y “off line”.

El Senador priista Omar Fayad. Foto: Twitter @omarfayad

El Senador priista Omar Fayad. Foto: Twitter @omarfayad

Ciudad de México, 3 de noviembre (SinEmbargo).- El legislador priista Omar Fayad Meneses retiró hoy de la Mesa Directiva del Senado de la República su iniciativa de Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Informáticos, luego de decenas de críticas que esta generó por parte de organizaciones civiles y ciudadanos en general por considerar que la propuesta buscaba criminalizar a todo los internautas del país.

En un comunicado, Fayad Meneses informó que este día solicitó “que se retire de manera formal la iniciativa con proyecto de decreto, por la que se expide la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Informáticos, también conocida como ‘Ley Fayad’”.

Sin embargo, adelantó que replanteará “la construcción de la iniciativa con la finalidad de que quede perfectamente claro que el combate a este tipo de crímenes no tuvo ni tiene nada que ver con una intención de coartar la libertad de expresión, pues ‘siempre estaré a favor de las garantías que establece la Constitución Mexicana’”.

La Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos en Materia Informática, conocida como “Ley Fayad”, fue presentada por el legislador el pasado 27 de octubre, sin embargo, los integrantes de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) denunciaron que esta iniciativa lo que buscaba es “criminalizar” todo lo que los internautas hagan “on line” y “off line”.

“La Ley Fayad”, alertaron, limitaba la libertad de expresión y criminaliza el uso de las redes sociales.

Ayer, luego de que cientos de usuarios se sumaron al reclamo de las organizaciones civiles, Omar Fayad anunció que estaba dispuesto a “corregir, quemar, quitar, aumentar o comenzar” una nueva versión de su iniciativa, luego de las críticas que desató.

En su cuenta de Twitter [@omarfayad], el legislador priista escribió: “Ofrezco todas las opciones: corregir, quemar, quitar, aumentar o comenzar una nueva versión. #LeyFayad (sic.)”.

Este día, el legislador priista también informó que las consultas que anunció para el próximo jueves, en las que se analizaría y discutiría esta iniciativa, fueron recalendarizadas “con el propósito de convocar al mayor número de especialistas, académicos, cibernautas e interesados en el tema”.

“Ante el constante incremento de ilícitos cometidos con el Internet como herramienta, la realización de los foros será con el objetivo de construir una iniciativa que permita prevenir y sancionar los delitos informáticos”, afirmó.

Fayad aseveró que “la iniciativa que construiremos tras escuchar diferentes voces especializadas e interesadas en el tema, encaminará el esfuerzo legislativo a combatir a los ciberdelincuentes, ya sea de manera individual o como crimen organizado”.

PromoFayad

LA POLÉMICA PROPUESTA

En México hay 53.9 millones de internautas, es decir el 43 por ciento de la población, quienes, si la “Ley Fayad” hubiera avanzado, hubieran sido susceptibles de ser acusados de algún delito.

En un análisis realizado por la organización R3D, llamado “10 puntos clave sobre la #LeyFayad, la peor iniciativa de ley sobre Internet en la historia”, se alertó que de acuerdo con la interpretación de la iniciativa podía ser delito usar la computadora y tirarla a la basura.

El artículo 17 señalaba que “a todo aquel que dolosamente destruya, inutilice, dañe o realice cualquier acto que altere el funcionamiento de un sistema informático o alguno de sus componentes, se le impondrá una sanción de cinco a quince años de prisión y multa de hasta mil días de salario mínimo vigente”.

De acuerdo con el análisis del grupo civil, en este artículo se incluiría actualizar el software, bajar un programa o aplicación, usar la computadora de cualquier forma –que es en esencia una alteración del funcionamiento de tu sistema informático (computadora)–.

También “destruir” o “inutilizar” un sistema informático es delito, “así que no había forma de escapar de la #LeyFayad”.

Otro ejemplo es el artículo 16, que de manera textual dictaba: “A toda persona que, sin la autorización correspondiente o excediendo la que le haya sido conferida, acceda, intercepte, interfiera o use un sistema informático, se le impondrá una sanción de uno a ocho años de prisión y multa de ochocientos a mil días de salario mínimo vigente”.

La interpretación de R3D consideró que violar los términos de uso de un sitio de Internet podría convertir al usuario en delincuente. Mentir sobre la edad al abrir un perfil en Facebook (ver cláusula 4.1) o incumplir cualquier de los términos que nadie lee cuando le da clic en “aceptar” (como tener 17 años y entrar a la página seventeen.com) también convierte al internauta en delincuente.

En tanto, en el artículo 21 de la iniciativa de ley hoy retirada del Senado, se buscaba que quien arrobara a una persona podría cometer el delito de “intimidación” e ir a la cárcel:

“A quien, a través de medios informáticos, acose, hostigue, intimide, agreda o profiera cualquier forma de maltrato físico, verbal o psicológico en contra de usuarios de Internet, de forma reiterada y sistemática, se le impondrá una pena de seis meses a dos años de prisión y multa de cincuenta a ochenta días de salario mínimo vigente”.


También te puede interesar