Atentado contra oleoducto colombiano causa derrames sobre ríos y acueductos

 

Bogotá, 4 ene (EFE).- Un atentado con explosivos perpetrado este jueves contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas en el noreste de Colombia causó hoy derrames sobre el Margúa, afluente del río Arauca, que surte de agua potable a los acueductos de los municipios de Arauca y Arauquita.

La empresa estatal colombiana de petróleos, Ecopetrol, informó hoy en un comunicado que ya activó su plan de contingencia para “proteger las bocatomas de los acueductos de Arauca y Arauquita”, en el departamento colombiano de Arauca que linda con Venezuela.

Ecopetrol comparte estas labores con el Consejo Departamental de Gestión del Riesgo regional (CDGR), que por su parte especificó en una nota oficial que el atentado tuvo lugar en el municipio de Toledo, en Norte de Santander, departamento al norte de Arauca.

Las autoridades investigan el ataque y por el momento no se ha establecido quién es el culpable.

Las guerrillas de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y del Ejército de Liberación Nacional (ELN) tienen presencia en la zona y han atacado el oleoducto en numerosas ocasiones desde que fue inaugurado en 1986.

El alcalde del municipio de Toledo, Johan Triana, dijo a medios locales que a raíz de la voladura del oleoducto “sufrió el tubo del gas que va para Bucaramanga”, capital del vecino departamento de Santander.

Según informaciones preliminares, el derrame de petróleo se produjo a unos 440 metros del kilómetro 144 del oleoducto.

Caño Limón-Coveñas tiene 770 mil kilómetros de longitud y transporta unos 80.000 barriles de crudo producidos en el campo Caño Limón (Arauca) hasta el puerto de Coveñas, en el Mar Caribe, para su exportación.

En total se han visto afectados por este ataque tres departamentos: Norte de Santander, Arauca y Boyacá, mientras que los pueblos adyacentes a las zonas afectadas ya se encuentran en “alistamiento preventivo para apoyar la emergencia de ser necesario”.

El CDGR de Arauca recomendó a los pescadores que no vayan a faenar al río, al tiempo que pidió a los turistas que no se bañen ni cocinen con aguas posiblemente contaminadas. EFE

Leer más sobre este autor


Publicaciones anteriores de


Deja un comentario

comm comm comm