BAKTÚN: AL RESCATE DE LA LENGUA MAYA

 

Un largometraje y una miniserie únicos hasta ahora en México muestran que la lengua y la cultura maya nunca se han ido, nunca desaparecieron ni se pueden apreciar sólo en museos: están más vivas que nunca.

baktun_int3Ciudad de México, 4 de mayo (SinEmbargo).– Un proyecto de largometraje y miniserie llamado Baktún pone el reflector sobre la lengua y cultura maya, que hasta ahora habían permanecido marginados de los medios masivos. Por primera vez se transmitirá una telenovela realizada en el corazón del mundo maya y hablada en el idioma local.

La historia aborda el tema del fin de la cuenta larga desde la cosmovisión maya. Cuenta el periplo de Jacinto, quien ha dejado atrás su comunidad y vive en Nueva York pero la enfermedad grave de su padre lo hace regresar. Al llegar, Jacinto se enfrenta a una lucha por conquistar al amor de su infancia, por salvar a la comunidad de las amenazas de una transnacional y, en el proceso, recupera su cultura, su lengua y sus raíces.

El resurgimiento de Jacinto –interpretado por Hilario Chi Canul, quien es además el asesor en la adaptación al maya– sucede a la par del fin e inicio de la cuenta larga, el 13 baktún en el calendario maya. La película aborda el reto de las comunidades indígenas del siglo XXI, el problema de cómo recuperar la cultura y tradiciones sin dejar de vivir en un mundo global.

Este ha sido un tema que ha interesado a Bruno Cárcamo a lo largo de su trayectoria. Escribió para la serie “Sacbé, la ruta maya” en el Canal Once y en 2004 realizó un documental llamado “Voces en extinción”, que retrata la vida de cinco grupos indígenas cuya lengua está en riesgo de perderse.

“Algo básico para retratar la cultura es que sea en su lengua. Una de las entrevistas en Voces… fue el detonante para todo lo que he hecho después. Un líder purépecha en Michoacán me dijo que le gustaría ver que los programas estuvieran en su lengua. Entonces me di cuenta de que hay un espacio que nadie ha atendido; hay gente olvidada, histórica y mediáticamente”, comenta Cárcamo.

De 2006 a 2008 produjo y dirigió la serie “Jaaj T’aan”, hablada íntegramente en maya y producida con la colaboración del estado de Quintana Roo, el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y el Seminario Permanente de Tipología de Lenguas Indígenas Americanas. El año pasado, dio inicio el proyecto de Baktún, una miniserie de 21 episodios y un largometraje que incorpora elementos de ficción y documental.

–¿Cómo surgió la serie Jaaj T’aan?

–Quería hacer una telenovela en maya desde entonces pero el presupuesto era casi imposible de obtener. Se hizo esta primera serie como una revista documental de 30 minutos sobre quiénes son los mayas en el siglo XXI, cuáles son sus intereses, su gastronomía, su cultura, etcétera. Desde Voces en Extinción he trabajado con Francisco Barriga, coordinador nacional de Antropología del INAH, en la misión de encontrar espacios en los medios masivos para las voces indígenas.

–Retomaste la idea de la telenovela el año pasado, en 2012…

–Llega 2012 y hubo una fiebre mediática por el fin de la cuenta larga, la supuesta profecía maya del fin del mundo. Cuando en realidad ellos conciben que el fin es el inicio. Es un ciclo. Quise aprovechar el impulso mediático para desmentir eso y proponer finalmente la serie de televisión. Así surgió Baktún. Un largometraje y serie simultáneamente, para aprovechar los recursos, los permisos y el hecho de llevar un equipo de producción allá.

–¿Cuáles fueron los retos de llevar a cabo un proyecto tan ambicioso?

–Lo más difícil del rodaje es la responsabilidad de llevar a un equipo a sitios remotos. Escogimos Tihosuco porque iba a tener suministro de electricidad y agua potable además de ser una comunidad íntegramente mayaparlante. Nuestra sorpresa fue que al segundo día no había agua ni luz. Otra cuestión fue que había tres o cuatro equipos de producción, cada uno con un realizador, trabajando al mismo tiempo, haciendo las secuencias para el largometraje y la serie.

–¿Cómo los recibieron en la comunidad?

–Tuvimos la suerte de que estuvieron dispuestos a colaborar. Porque no es fácil ganar la confianza de la gente y convencerlos de que no les están tomando el pelo, que es un proyecto serio y comprometido con mostrar su realidad. Al final del rodaje, hubo un festejo y todos vinieron a despedirse, diciendo cómo les había cambiado su vida el que hubiéramos estado ahí. Y viceversa, a nosotros nos cambió toda esa experiencia.

–¿Cómo fue el proceso de escribir y producir una telenovela/largometraje en maya, con gente de la comunidad y que no son actores?

–Desde el inicio, Luis Emilio Medina y yo teníamos claro que era importante adaptar el guión al maya, no nada más traducirlo. Es decir, que realmente las situaciones fueran unas que se dan en una comunidad maya. Hilario Chi Canul, un líder de su comunidad con estudios de maestría en educación intercultural, fue nuestro experto asesor en diálogo y cultura maya, además de hacer el papel protagonista.

¿Cómo se logró unir los elementos de ficción y documental?

–No hay actores profesionales. Todos los eventos, fiestas, ceremonias y explicaciones se realizaron de manera auténtica y se filmaron como documental. Por otro lado, las acciones y diálogos entre los personajes; es decir, la narrativa, fue una estructura de ficción clásica, con su clímax, desarrollo, el héroe y el villano. Hay una anécdota cuando filmamos la escena del funeral, con el hombre sabio que hace una ceremonia para que se desprenda el alma. Cuando le pedimos al actor que hace el papel del padre difunto, muy preocupado, nos dijo: ‘¡No me puedo acostar ahí! El H-Men [líder espiritual] no se hace responsable si no me levanto’.

–¿A dónde quisieras llevar este proyecto?

–Primero, la pienso llevar al cine y televisión en Quintana Roo, para que la gente maya pueda ver que sí se puede hacer cine y televisión indígena en medios masivos. También vamos a aprovechar la Internet, YouTube. Pero yo quedaré muy a gusto una vez que esto llegue difundirse en una televisora con penetración más allá de la estatal o regional.

–¿En el extranjero también?

–Vamos a llevar el proyecto a Bolivia, Colombia y Perú. También estoy emocionado de llevarlo a China y Japón en junio. Muy importante que llegue al Festival de cine independiente de Nueva York. Porque así como nosotros, el protagonista hace un puente entre Nueva York y Tihosuco, de la metrópoli a una comunidad indígena en la selva, y al final está orgulloso de mostrar su cultura allá. Yo estoy convencido de que la única forma de ser global es siendo local.


Leer más sobre este autor


Publicaciones anteriores de


18 comentarios en "BAKTÚN: AL RESCATE DE LA LENGUA MAYA"

  1. Jorge Martínez 04/05/2013 a las 10:23 am · Responder

    Las lenguas indígenas con su cultura son el substrato del México actual; este largometraje puede ser un instrumento muy valioso no sólo para los pueblos que se reconocen mayas sino para la identidad mexicana en su totalidad.

  2. Bruno Cârcamo 04/05/2013 a las 1:34 pm · Responder

    Existen dos grandes retos en todo proyecto. Cultural: conseguir el cómo hacerlo es el primero. Igual de dificil el segundo: la difusión/distribuciòn. Los màs de 30 que colaboramos en “Baktun” estamos tenemos el corazón contento kiimak’olal puksiikal!!! De que el proyecto se conozca.

    • Lydia Cacho 04/05/2013 a las 2:44 pm · Responder

      ¡Felicidades Bruno!
      Que importante es para este país lo que haces; tu determinación y talento son un ejemplo. Llevo 26 años viviendo en Quintana Roo y se cuán difícil es lograr que los políticos y la sociedad comprendan que la cultura maya está viva, que nos toca acompañarles a reivindicar aquello que se les ha arrebatado, incluyendo el poder de la diversidad y el valor de su idioma.
      Cuenta conmigo en lo que sea necesario para promover este trabajo
      Lydia Cacho
      Peridodista

      • Bruno Cárcamo 31/05/2013 a las 7:10 pm · Responder

        Saludos,

        Gracias por tus comentarios y apoyo. Ciértamente sucede con todas las culturas madres del país… la primera condición a salva es quitar la “ignorancia” o “disolvencia social” en la cual los mestizos, NO las vemos ni reconocemos. Este proyecto es parte de otros más en los cuales buscamos el empoderamiento de la lengua y cultura a través de los medios masivos, mostrando como son tan vivas como cualquier “culebrón” televisivo.

        Esta tarde estamos en tierras andinas, cerrando una gira por Bolivia y Perú, encuentros con académicos y comenzando abrir puertas para la proyección en estos países hermanos.

        Yum botik lak.

  3. LeoNardo 04/05/2013 a las 7:25 pm · Responder

    “…Felicidad,
    no están, ni estamos solos,
    cosmo, visión y unión …”

    Con toda la fuerza y amor universal…

    http://www.youtube.com/watch?v=sCgLmxJ3Ycc

  4. aaron 05/05/2013 a las 12:04 am · Responder

    FELICIDADES
    ES UN GRAN LOGRO QUE EXISTAN PROYECTOS COMO ESTE Y SE IMPULSE UNA CULTURA TAN OLVIDADA COMO LA MAYA DESDE LAS REDES HASTA LAS TELEVISORAS DEL TODO EL MUNDO
    MUCHO ÉXITO

    • Bruno Cárcamo 31/05/2013 a las 7:11 pm · Responder

      Gracias por tus comentarios. Haciendo todo por que se vea en tantas pantallas y canales cómo sea posible. Ya avisaremos cuando salga por la red.

      saludos

  5. JAVIER PRADO 05/05/2013 a las 1:02 am · Responder

    Es tiempo de que entendamos que no son “nuestros indígenas”, que “debemos ser orgullosos de ellos”, sino que nosotros mismos somos esa cultura: El problema es que seguimos sintiéndonos ajenos a todo el entorno. A diario hablamos una lengua matizada, amalgamada con muchos vocablos indígenas, nos alimentamos de ésta tierra, tenemos costumbres propias, pero tal parece que nos empeñamos en negar todo eso adoptando otras cosas. Nos hemos creído lo que nos han dicho, que esos no somos nosotros, que el indio apesta, que todo lo que parezca indio debe erradicarse, “costumbres de pueblito”; debemos ser “civilizados”, estar a tono con el siglo XXI. La historia, la cultura, todo esta hecho a la medida de otra visión y cuando volteamos a vernos, aplicamos esos parámetros. Abramos nuestros ojos, abramos nuestros oídos y démonos cuenta de lo que ésta a nuestro alrededor, observemos, encontremos nuestro rostro y corazón, ya no esperemos a que nos digan quienes somos y lo que tenemos. Esos indios somos nosotros mismos.

    • Bruno Cárcamo 31/05/2013 a las 7:14 pm · Responder

      Te invito a que cuando haya la oportunidad, veas el proyecto…. Partimos no de la equidad que sería denotar una injusticia, sino de una mirada HUMANA. Le maya’ob ma “mayita’obi’”, le maya’ob, nojoch winiki’ob . Los mayas no son “mayitas”, los mayas son GRANDES SERES.

  6. Briseida Montppellier 05/05/2013 a las 10:29 am · Responder

    Me encantó. Felicidades!!!!

    Les deseo que este proyecto se difunda lo más posible y que sea un parte aguas para que tod@s l@s mexican@s aceptemos nuestras culturas y estemos orgullos@s de ell@s.

    • Bruno Cárcamo 31/05/2013 a las 7:15 pm · Responder

      Gracias Briseida. Y que no solamente se quede en México, sino transcienda a otros países. Es más, que nos pase lo inverso de MUCHAS producciones mexicanas: éxito en el extranjero, desconocidas en nuestro país.

  7. Cynthia Castro 05/05/2013 a las 8:18 pm · Responder

    Si vienen a Japón será un placer apoyarlos en la promoción de este documental tanto con los mexicanos que radicamos acá como entre los japoneses que les gusta la cultura mexicana. Participo en una asociación (Asociacion de Mexicanos en Japon)que promovemos la cultura mexicana

    • Bruno Cárcamo 31/05/2013 a las 7:16 pm · Responder

      Yum Botik Cynthia. Estamos cerrando gira por Bolivia y perú, sigue nuestra agenda Asia. Te hacemos saber ;)

  8. Silvia Cárdenas 07/05/2013 a las 1:18 am · Responder

    Bruno,

    Muchísimas felicidades por este nuevo proyecto tan característico tuyo!!!!

    Con enorme gusto les ayudo a difundirlo por estos lares. La sabiduría y magia de esa cultura debe ser conocida, promovida y respetada.

    Enhorabuena a todo tu equipo por esta gran labor, un abrazo a todos.

    Gracias Cynthia por la entrevista, que honor!

  9. Amira Gongora. 09/05/2013 a las 5:11 am · Responder

    Bruno:
    Dejame saber, si te interesa promover tu trabajo en Houston.
    Me encanta lo que estas haciendo.
    Una Princesa Maya en autoexilio es un cuaderno de notas en el que estoy trabajando.
    Sigamos en contacto.

    • Bruno Cárcamo 31/05/2013 a las 7:22 pm · Responder

      Saludos Amira,

      Estamos buscando sitios / centros / universidades / televisoras públicas por el mundo para difundir. Será un placer estar en contacto.

      Tak tu jeel kin

  10. Lorenzo Maldonado. 07/06/2013 a las 6:42 am · Responder

    Bix anikech. ki’imak in wóol tumen yan máax betik meyaj tu’ux ma’ u sa’atal k maya t’aan.

    Un gusto para mi saber que hay quien se interese en promover nuestra cultura maya en la forma en que usted lo hace.

    Yo también promuevo esta cultura en la medida de mis posibilidades. Leo, escribo u hablo el lenguaje. Me gustaria poder colaborar en las adaptaciones relacionadas con la traducción y adaptación de subtítulos.

    Soy locutor de radio turquesa http://www.frecuenciaturquesa.fm 105.1 FM

    Felicidades.

Deja un comentario

SinEmbargo no está obligado a publicar todos los comentarios. Eliminará aquellos que no contribuyan al debate porque discriminan, humillan, incitan al odio, no respetan la diversidad y la divergencia o son simplemente ofensas. Todos queremos debatir, expresarnos con libertad y leer puntos de vista. Se puede hacer, sin romper estas mínimas reglas. No nos asustan las "malas palabras".

comm comm comm