Germán Larrea, uno de los empresarios que llamó a sus trabajadores, inversionistas y proveedores a no votar por Andrés Manuel López Obrador, felicitó hoy al virtual Presidente de México y se comprometió a “redoblar inversiones” para contribuir al crecimiento del país.

“Grupo México y yo personalmente le expresamos nuestra felicitación por su triunfo democrático en las elecciones del pasado 1 de julio”, dice el desplegado firmado por Larrea, el segundo hombre más rico de México y que ha recibido un total de 333 concesiones desde el sexenio de Carlos Salinas hasta el de Enrique Peña Nieto para sus actividades mineras, de ferrocarriles de carga y pasajeros, y de infraestructura.

Entre esas concesiones están las de las minas responsables del derrame de químicos en Sonora y el estallido en Pasta de Conchos, en Nueva Rosita, Coahuila, que hasta la fecha siguen afectando a las víctimas.

Ciudad de México, 4 de julio (SinEmbargo).– Germán Larrea Mota Velasco, dueño de la minera Grupo México, felicitó a Andrés Manuel López Obrador, por su triunfo en los comicios y se comprometió a redoblar inversiones para contribuir al crecimiento del país.

Germán Larrea es uno de los empresarios que estuvo enfrentado abiertamente a López Obrador en todo el proceso electoral. Con cartas enviadas a sus trabajadores, proveedores e inversionistas, el segundo hombre más rico de México, según la revista Forbes, pidió no votar por el tabasqueño, a quien llamó “populista” y advirtió que si ganaba afectaría gravemente a los empleos y a la economía.

Eso decía Larrea en mayo, hoy el escenario es distinto. AMLO será el Presidente más votado en la historia reciente de México, 24 millones 127 mil 451 ciudadanos, equivalente al 53 por ciento, así lo decidieron.

Tras ser declarado virtual ganador de la elección por el Instituto Nacional Electoral (INE), López Obrador envió un mensaje conciliador para los grandes empresarios del país, quienes lucharon hasta el último minuto de la contienda para evitar su triunfo.

Dijo que se mantendrá la autonomía del Banco de México (Banxico), habrá una política macroeconómica estable en su Gobierno, se revisarán conforme a la ley los contratos otorgados en la Reforma Energética y se acabará con la corrupción.

Grupo México celebró ese discurso a través de un desplegado publicado este miércoles en la prensa nacional:

“Grupo México y yo personalmente le expresamos nuestra felicitación por su triunfo democrático en las elecciones del pasado 1° de julio, para Presidente de los Estados Unidos Mexicanos.

“Coincidimos y oímos con beneplácito su discurso inaugural como próximo Presidente electo, en donde nos convoca a todos los mexicanos a la reconciliación y a trabajar en unidad por el bien de México.

“Recibimos con entusiasmo sus manifestaciones para el fortalecimiento de la legalidad y del Estado de Derecho, el respeto a las libertades y derechos consagrados en nuestra Constitución.

La minera Grupo México, responsable del derrame de 40 millones de metros cúbicos de sulfato de cobre y metales pesados en los ríos Sonora y Bacanuchi en 2014, se comprometió con el nuevo Presidente a “redoblar esfuerzos e inversiones con un alto sentido de responsabilidad social que generen importantes empleos calificado”.

También se sumó al compromiso de AMLO “para desterrar la corrupción y la impunidad que tanto daño le han hecho a México”.

“Le deseamos el mejor de los éxitos en su gestión como Presidente de la República Mexicana en beneficio de un mejor país y de todos los mexicanos”, finalizó el desplegado firmado por Germán Larrea, el hombre que ha recibido un total de 333 concesiones desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari hasta el de Enrique Peña Nieto para sus actividades mineras, de ferrocarriles de carga y pasajeros, y de infraestructura.

Entre esas concesiones están las de las minas responsables del derrame de químicos en Sonora y el estallido en Pasta de Conchos, en Nueva Rosita, Coahuila, que hasta la fecha siguen afectando a las víctimas.

El desplegado difundido hoy en medios.

LAS CONCESIONES DE LARREA 

De acuerdo con una investigación de la Unidad de Datos de SinEmbargo, Grupo México, la compañía de minería, transporte e infraestructura de Germán Larrea Mota Velasco, ha recibido 333 concesiones de la Secretarías de Economía (SE), de Comunicaciones y Transportes (SCT), y de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) desde el sexenio de Carlos Salinas de Gortari hasta el de Enrique Peña Nieto con vigencia incluso hasta 2063.

El 25 de mayo pasado, la compañía emitió una carta a sus empleados, colaboradores y accionistas para asegurar que las concesiones mineras, ferroviarias y carreteras que opera no son producto de corrupción como Andrés Manuel López Obrador ha señalado.

La empresa minera expone en la Bolsa Mexicana de Valores, donde cotiza desde el 2000, que desde 1988 ha participado en licitaciones públicas adquiriendo del Gobierno federal la Minera de Cobre y Minera Cananea.

Su división de minería la integra la filial Industrial Minera México, que ha recibido 282 concesiones desde inicios de 1994, el último año de gestión de Salinas de Gortari, con vigencias hasta mayo de 2063 en el caso de una otorgada en 2013. Se trata de la que tiene número de título 242111, con nombre de lote El Moral. Para su vencimiento faltan 45 años y el empresario Germán Larrea tiene 76 años. También hay otras que finalizan en 2055 o 2060.

De ese puñado, la Secretaría de Economía le ha dado 257 concesiones, en su mayoría en los sexenios de Vicente Fox Quesada (124) y de Felipe Calderón Hinojosa (125), cuando los titulares de la dependencia eran Fernando Canales Clariond, Sergio García de Alba, Eduardo Sojo Garza-Aldape, Gerardo Ruiz Mateos y Bruno Francisco Ferrari García de Alba, respectivamente. Con Peña Nieto y el Secretario Ildelfonso Guajardo Villarreal se le han dado ocho.

La Conagua, por su parte, le ha otorgado 25 concesiones desde 1994 con vigencia de entre 5 a 50 años a través de sus delegaciones en Coahuila, Chihuahua, San Luis Potosí, Guerrero y Zacatecas.

Grupo México es la compañía de minería más grande en el país y opera en Perú, Estados Unidos, Argentina, Chile, Ecuador y España.

Su mina estrella es Buenavista del Cobre en México, la tercera minera de cobre más grande a nivel mundial, responsable del derrame de 40 mil litros cúbicos de tóxicos sobre los ríos Sonora y Bacanuchi el 6 de agosto de 2014. Hasta la fecha, habitantes de siete municipios siguen afectados por el agua contaminada y efectos en la salud.

LA IMPUNIDAD EN PASTA DE CONCHOS

En Coahuila, la compañía también es responsable de la muerte de 65 mineros tras un accidente en febrero de 2006 en la mina de carbón Pasta de Conchos, en Nueva Rosita, Coahuila. Sus familiares han exigido por 12 años recuperar sus cuerpos. Esa concesión la recibió en 2009 durante el Gobierno del panista Felipe Calderón Hinojosa.

En abril de 2018, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) admitió la queja presentada por Organización Familia Pasta de Conchos (OFPC) en contra del Estado mexicano por su responsabilidad en la violación al derecho a la vida de los mineros fallecidos, la integridad de quienes ahí laboraban y el acceso a la justicia para los parientes de las víctimas en la explosión.

Pasaron ocho años para que el organismo internacional tomara la decisión. La queja fue interpuesta el 19 de febrero de 2010 por 235 familiares de los 65 mineros sepultados en la mina y la  Organización Familia Pasta de Conchos, que en ese momento representaba a más de 600 familiares.

Pasta de Conchos se encuentra en la llamada “zona carbonífera” conformada por los municipios de Múzquiz, y San Juan Sabinas, los cuales, agrupan las ciudades de Nueva Rosita, Palaú, La Agüita y La Florida, en Coahuila, al norte de México. Cinco horas por carretera las apartan de Saltillo, la capital de la entidad, y 135 kilómetros de la ciudad de Piedras Negras, frontera con Estados Unidos.

El siniestro dejó 160 huérfanos de padre, 65 familias destrozadas y 63 viudas, [un minero es soltero y otro viudo, se conocerá pronto].

Han pasado más de cuatro mil días desde la explosión. La Organización Familia Pasta de Conchos sostiene lo dicho desde un principio: “la muerte de los 65 mineros es el resultado de la no contención de los riesgos por parte de la avaricia de la empresas que no quieren invertir en seguridad y por la negligencia del Estado”.

–Con información de Sugeyry Gándara y Dulce Olvera