El líder del PRD, Jesús Zambrano, junto con el secretario general Alejandro Sánchez. Foto: Cuartoscuro

El líder del PRD, Jesús Zambrano, junto con el secretario general Alejandro Sánchez. Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 4 de septiembre (SinEmbargo).– El Partido de la Revolución Democrática (PRD) advirtió al Presidente Enrique Peña Nieto que si insiste en su iniciativa privatizadora de Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) vendrán 120 días de tensión social, tras conocer que 80% de la población está en desacuerdo con cambios a la Constitución Mexicana en la Reforma Energética.

“Sólo advertir a Peña Nieto que no eche las campanas a vuelo, porque en estos 120 días que es aproximadamente el periodo ordinario de sesiones, donde se vaya a aprobar sobre las rodillas dos temas tan importantes para la Nación como es la Reforma Energética y la Reforma Hacendaria serán de tensión social si el PRI (Partido Revolucionario Institucional) y el PAN (Partido Acción Nacional) insisten en imponer esas reformas estructurales”, dijo Alejandro Sánchez Camacho, secretario general del Sol Azteca.

Durante la presentación de los resultados preliminares de la Consulta Ciudadana, el perredista indicó que la población que salió a expresar su opinión (alrededor de 600 mil personas con 70% de las mesas computadas), fue avasalladora.

“Aquí está expresada la voz de carácter nacional que no están de acuerdo en que se privatice Pemex o que se cobre impuestos por la comida y los medicamentos”, indicó.

Sánchez Camacho anunció que septiembre para el PRD será un mes de movilizaciones sociales encabezadas por Cuauhtémoc Cárdenas, por lo que para el próximo día 15 se realizará una valla humana desde el Eje 2 Norte hasta el Auditorio Nacional en protesta de los intentos por privatizar a Petróleos Mexicanos (Pemex).

Dos o tres semanas después, tentativamente para el 30 de septiembre, el Sol Azteca convocará a otra valla humana a lo largo de la Avenida Insurgentes.

Por esta razón al menos el Secretario General del PRD ya descartó su asistencia a la convocatoria de Andrés Manuel López Obrador, líder del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), para el próximo domingo 8 en el Zócalo capitalino.

“Estaremos concentrados en otras actividades por la defensa de Pemex en septiembre”, indicó.

Sánchez Camacho subrayó que cualquier esfuerzo que se sume a la defensa de Pemex será bienvenido a las filas perredistas.

Además el perredista adelantó que el Pacto por México está en peligro de quebrarse si los priistas y los panistas insisten en la privatización de la industria petrolera y en el cobro del Impuesto al Valor Agregado (IVA) a los alimentos y medicinas.

“Estos dos temas no se pueden resolver en la cuatro paredes del Congreso de la Unión”, dijo.

Sin embargo, Jesús Zambrano Grijalva, Presidente Nacional del PRD, indicó que llevará los resultados de la Consulta Ciudadana al seno del Consejo Rector del Pacto por México para su discusión.

“Vamos a buscar convencer con nuestros argumentos, primero que se debata en el terreno de las ideas y no en decir que ellos ya traen la mayoría para sacarla adelante como pretendió ser el discurso del Primer Informe de Gobierno de Peña Nieto. La reforma energética es una necesidad para el país, sí, pero no como ellos la están pensando con un contenido entreguista, antipatriota y privatizador. Eso no lo vamos a compartir”, dijo.

Zambrano agregó que la Consulta Ciudadana que realizó el partido es un ensayo para el referéndum que preparará Cárdenas para 2015 si se aprueba la iniciativa de Peña Nieto.

“Que les quede muy claro que si llegaran a sacar la reforma constitucional como la tienen planteada desde la Presidencia de la República, y que piensan que con eso van a venir a invertir a manos llenas las empresas privadas trasnacionales especialmente a quererse llevar la riqueza de la renta petrolera, que la piensen muy bien porque en 2015 puede haber un referéndum revocatorio y a ver dónde quedan las inversiones”, dijo.

Durante la presentación de su propuesta energética en el Monumento a la Revolución, Cárdenas Solórzano anunció que si se aprueban los cambios a la Constitución, dejará todo para salir a las calles del país a recabar firmas y credenciales de elector para solicitar un referéndum.

Cárdenas detalló que se requiere de 2% de los votantes inscritos en lista nominal de electores para llevar a votación sobre, si se debe reformar o no los artículos 27 y 28 constitucionales como lo propone la iniciativa de Peña Nieto.

“El escenario más desfavorable es que la mayoría en el Congreso apruebe las reformas propuestas por el Ejecutivo, pero empecemos a organizarnos desde ahora, me arrogo la facultad de convocarlos, para que oportunamente tengamos el millón 630 mil electores y mucho más, estoy seguro, para presentar a las autoridades nuestra demanda para que se convoque a una consulta popular sobre la vigencia o no de las reformas constitucionales”, dijo.