Momento en que los padres de la menor asesinado son detenidos. Foto: Pulso

Momento en que los padres de la menor asesinado son detenidos. Foto: Pulso

Ciudad de México, 4 de septiembre (SinEmbargo/Pulso).– Los padres de familia de tres niñas pactaron asesinarlas para evitarse conflictos por su custodia, sin embargo, sólo dieron muerte a una de ellas en San Luis Potosí capital.

Luego de conocer el resultado de la necropsia practicada al cuerpo de la pequeña que se ahogó en un aljibe en su domicilio de la calle Pánfilo Natera, los agentes de la Policía Ministerial del Estado determinaron que no se trató de un simple accidente, por lo que detuvieron a los padres Hilario Israel y Alba Angélica, quienes ya confesaron su crimen.

En las investigaciones realizadas hasta ayer por la Policía Ministerial en relación al deceso de la niña Evelin de 7 años de edad, donde su hermana de 6 años también estuvo a punto de morir en un aljibe, los investigadores y peritos resolvieron, de acuerdo a evidencias y confesiones, que la fallecida había sido abusada sexualmente, para luego ser lanzada junto con su hermana a la cisterna, en una acción ya previamente planeada para matarlas.

Por ello están detenidos y a disposición del agente del Ministerio Público los padres de las víctimas: Alba Angélica e Hilario Israel, ambos de 26 años de edad, quienes en entrevista y en su comparecencia ante el fiscal se confesaron responsables de la muerte de una de sus hijas y el atentado en contra de la segunda; sin embargo, a última hora, decidieron perdonar la vida de la más pequeña.

La declaración de Angélica refiere que de antemano y por una serie de problemas personales que tenían ella y su marido Hilario, resolvieron separarse, pero también matar a sus hijas para que nadie disfrutara ni peleara la patria protestad de ellas, y ni sus abuelos paternos quienes eran los que en las últimas semanas se hacían cargo de las niñas y peleaban ante un juez que se las dejaran a su cuidado, debido al descuido y maltrato de que éstas eran objeto por parte de sus padres.

La pareja refirió que ya tenían tiempo separados, pero este 28 de agosto pasado, Hilario Israel volvió a casa de Alba Angélica en un domicilio de la colonia División del Norte para platicar sobre su situación matrimonial, y luego de discutirlo por días, coincidieron en que el día primero del mes en curso llevarían a cabo su plan para quitarle la vida a sus tres hijas, decidiendo lanzarlas al aljibe, luego de desechar la idea de envenenarlas o ahorcarlas.

Angélica dijo que ese día, antes del mediodía acudió a la vivienda de sus suegros a pedirle prestadas a las niñas, y aunque ellos no estaban de acuerdo, ella se las llevó y ya en su domicilio y conforme al plan, le dijo a la mayor que fuera a la recámara de su padre e hiciera lo que él le ordenara.

Dijo haber escuchado que su hija gritaba “no papá, no por favor”, luego de 10 minutos, vio que Hilario la llevaba desfallecida y la lanzaba al aljibe. Lo mismo hizo con la segunda y cuando se iba a proceder con la tercera, de repente ella reaccionó y lo impidió, y también corrió a sacar a las otras dos del agua.

De las dos niñas arrojadas al aljibe solo Nohemí de 6 años logró sobrevivir, pero Evelin, de 7 años falleció y de acuerdo al resultado del Servicio de Medicina Forense a fin de establecer con precisión el tipo de lesiones que presentaba la ahora occisa,se determinó que presentaba asfixia por sumersión y diversas lesiones; además había sido abusada sexualmente.

En consecuencia, de inmediato se procedió a la localización de los sospechosos quienes luego de la entrevista en la que aceptan ambos haber planeado lo ya descrito, quedaron a disposición de la autoridad correspondiente donde habrán de ser juzgados penalmente.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE PULSO Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción