El montaje del dramaturgo Alejandro Román, bajo la dirección de Deiler Arzuaga, se estrenará en México ayer, 3 de noviembre y seguirá todo el fin de semana.

Ciudad de México, 4 de noviembre (SinEmbargo).-Un poema dramático en forma de altar y ofrenda a los desaparecidos de México y Colombia es la obra Cuando la Luna hace ruido, del dramaturgo mexicano Alejandro Román que ofrecerá breve temporada, del 3 al 5 de noviembre, en el Centro Nacional de las Artes (Cenart).

Con la dirección del colombiano Deiler Arzuaga, este montaje de teatro social y documental, surgido en un proceso de laboratorio entre equipos de los dos países, se estrena en México luego de que en agosto debutó en Colombia, donde tuvo muy buena acogida.

Cuando la Luna hace ruido, realizada con apoyo del Programa de Fomento a Coinversiones del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (Fonca) es ante todo en torno a la situación social en México y Colombia.

Alejandro Román explicó que “es un poema dramático, en el cual nosotros encontramos un juego de espejos de dos latitudes que entre sí tienen vasos comunicantes que las hermanan, es decir hacemos una reflexión acerca de la violencia, de los desplazados, de los desaparecidos, a partir de movimientos de paramilitares y guerrilleros” tanto en la región de los Altos de Guerrero como en el norte colombiano.

es un poema dramático, en el cual nosotros encontramos un juego de espejos de dos latitudes. Foto: Gitanos Teatro

En la obra, dijo el dramaturgo, “tú vas a poder ver un poema dramático que habla de todos estos universos, a partir de la historia de una chica que es víctima de los desplazamientos de la violencia en Colombia. Viene a México y también es desplazada por la violencia del narcotráfico”, todo aderezado con música en vivo entre vallenatos y sones calentanos.

Deiler Arzuaga, el director de este montaje, destacó que son ocho actores en escena, cuatro colombianos de la compañía Maderos Teatro y el resto del grupo mexicano Gitanos Teatro, quienes dan vida a esta historia de una mujer que sufre la violencia en los dos países.

“Fue resultado de todo un laboratorio para concretar este encuentro intercultural. Hablamos de una historia que ocurre en los dos países, pero también de su música, de su cultura, se encuentra la palabra mexicana con la palabra del país colombiano, en una vaina muy divertida y que al final, me parece muy bonita”.

Y es que, agregó el director colombiano, “no hicimos una obra tan cruel como lo dice la atmósfera, sino que la tratamos de mezclar con nuestra cultura y con nuestra forma de ver el teatro, para que fuera una historia bien bella”, que, celebró, haya llegado a nuestro país en la coyuntura del Día de Muertos, porque “decimos que Cuando la Luna hace ruido se parece a esta fiesta, a un altar de muertos”.

La mayoría de sus integrantes, son egresados de la Escuela Nacional de Arte Teatral. Foto: Gitanos Teatro

Por su parte, Jessica Moreno, productora de Gitanos Teatro, mostró su beneplácito de que Cuando la Luna hace ruido llegue para su estreno al Cenart, ya que la mayoría de sus integrantes, son egresados de la Escuela Nacional de Arte Teatral y “regresar a este lugar es muy gratificante”.

La obra, dijo, demuestra que somos países hermanos, aunque desgraciadamente los dos han fallado “y nos duele esto, pero también tenemos la alegría, la fiesta, el abrazo, el decir vamos p’alante y eso nos une”.

Cuando la Luna hace ruido ofrecerá sólo tres funciones en el Foro de las Artes del Cenart, el viernes 3 de noviembre a las 20:00 horas, el sábado 4 en punto de las 19:00 y el domingo 5 de noviembre a las 18:00 horas. La entrada es libre.

Adicionalmente, este montaje realizado con apoyo del Fonca, ofrecerá una función más, el jueves 9 de noviembre en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, donde además, se tendrá un conversatorio con todo el equipo creativo.