10 desayunos saludables, fáciles y rápidos de preparar

 

La escena es la misma de todos los días, te levantas temprano para ir a trabajar y apenas te da tiempo de desayunar. Lo cierto es que seguimos sin darle importancia al desayuno y por ello, es fácil prescindir de él.

Si bien nos va, comeremos un pan con leche, un bagel con crema o un jugo. Lamentablemente, cuando se trata de estar sano, ninguna de estas opciones es una buena manera de empezar el día, y aún menos recomendable salir con el estómago vacío.

Primero hay que descartar en el desayuno, los alimentos con demasiada azúcar como el pan de dulce, los waffles, el bolillo, los cereales de caja, las barras de desayuno, incluso hasta la avena mezclada con frutos secos, porque al consumirlos la sangre tendrá un alto nivel de azúcar que por un par de horas dará saciedad, pero después vendrá la necesidad exagerada de ingerir más alimentos. Además este grupo de productos no alimenta correctamente y el exceso de azúcar en el organismo se convierte en grasa cuando no se quema con ejercicio fuerte.

Tampoco es conveniente consumir alimentos grasos como huevos fritos, salchichas, tocino, queso-crema, papas. Y entonces se preguntarán ¿qué nos queda para el desayuno? Aunque no lo crean si hay opciones.

Antes que nada hay que darle tiempo al desayuno, si nos levantamos 15 minutos antes podremos prepararlo para llevar, o bien, tenerlo listo desde la noche anterior. A continuación, las 10 opciones para empezar el día con el pie derecho.

1. Pan de centeno y queso de cabra. Tostado y con una capa de queso de cabra bañado con aceite de oliva y especias italianas es una delicia. También se puede incluir una taza de piña picada o una pieza de fruta como manzana o pera.

2. Plato de avena. Media taza de avena con leche descremada de preferencia y si desean añadirle fruta que sea de un solo tipo (una manzana o una rebanada de papaya, por ejemplo). Es importante no combinar variedades de frutas porque cada una de ellas registran diferentes índices glucémicos, lo que significaría varios niveles de azúcar en un mismo plato. Pasa lo mismo con los frutos secos (nueces, pasas, almendras), éstos deben ser de un solo tipo y comerse con medida (7 piezas máximo) ya que contienen mucha grasa natural, pero al fin grasa.

3. Revuelto de tofu. Este sin duda es más saludable que los huevos revueltos. En un sárten con poco aceite agreguen un poco de cebolla, pimientos verdes u otras verduras, salsa de soya, tal vez un poco de polvo de ajo y pimienta negra para saltearlos y al último el queso de tofu. Pruébenlo con tostadas integrales.

4. Fruta fresca, yogur descremado y granola. Hay que tratar de conseguir yogur de soya porque el de leche de vaca bajo en grasa a menudo tiene demasiada azúcar. Ojo con la granola, no hay que exagerar.

5. Licuado de leche de soya con fruta y pan de centeno. Esta mezcla es deliciosa porque no debe licuarse por completo para que tenga una mejor consistencia; le pueden añadir trocitos del fruto seco de su preferencia y acompañar su bebida con una rebanada de pan tostado de centeno.

6. Shasimi de calabaza y queso de cabra. Poner en el sartén unas rebanadas de calabaza finamente delgadas, saltearlas con poco aceite de oliva, sal y pimienta, al último agregarle el queso de cabra y hierbas italianas.

7. Tortilla española vegetariana. Con dos claras de huevo, trocitos de queso bajo en grasas y verdura picada de su preferencia (zanahoria, chícharo, jitomate, hongos, cebolla) estarán listos para irse a trabajar en menos de 15 minutos, sólo basta con vaciar la mezcla bien sazonada en un refractario pequeño de vidrio y meterla al microondas durante 2 minutos o hasta que esté bien cocida.

8. Huevos con pimientos. Las claras de huevo que son más saludables que los huevos enteros; revueltas con un poco de aceite de oliva, pimiento rojo y verde, tal vez con brócoli, cebolla, sal y pimienta.

 9. Queso cottage con fruta. De preferencia bajo en grasa y nuevamente con un solo tipo de fruta, también pueden añadir frutos secos.

10. Caldo de frijoles con queso de cabra . Es una excelente combinación pues ofrece los carbohidratos y la proteína que tu cuerpo necesita, incluso si le puedes añadir unas hojas de cilantro fresco mucho mejor.

 


Leer más sobre este autor


Publicaciones anteriores de


Deja un comentario

SinEmbargo no está obligado a publicar todos los comentarios. Eliminará aquellos que no contribuyan al debate porque discriminan, humillan, incitan al odio, no respetan la diversidad y la divergencia o son simplemente ofensas. Todos queremos debatir, expresarnos con libertad y leer puntos de vista. Se puede hacer, sin romper estas mínimas reglas. No nos asustan las "malas palabras".

comm comm comm