Desconfía de la fortuna si ésta se presenta en abundancia. Una reina del sur y un Capitán Alatriste se ofrecerán a brindarte beneficios monetarios inauditos, pero quizá estén escondiendo una trampa. Si, como Arturo Pérez Reverte, eres asediado por una demanda por plagio, encomiéndate a los barcos que se pierden en tierra y que pase lo que tenga que pasar.