Reconsidera tus oportunidades y, sobre todo, sus medidas. Si das el ancho, como Carstens, quien así lo afirma al postularse para la dirección del FMI, quizá sea el momento de iniciar una nueva dieta.