Esta semana no digas “de esta agua no beberé”, no sea que quedes en ridículo como el Goberneitor, quien por más que se opuso a la inmigración, terminó teniendo un hijo con su empleada doméstica de origen latino.