En entrevista con SinEmbargo, esta mañana, la candidata de Morena afirma: “Yo he dicho que soy institucional. Tengo mi formación como profesora y siempre he sido muy respetuosa de las instituciones. Lo que vamos a impugnar se va hacer en lo legal, no va ha haber toma de calles o acciones que afecten a la ciudadanía”.

La maestra Delfina Gómez reiteró que en el Estado de México hubo una elección de Estado operada desde Los Pinos, sin embargo, reconoció que hubo una buena participación de la ciudadanía y que su partido terminó como el más votado en la entidad mexiquense.

Dos de las principales agencias de noticias en el mundo, Associated Press y Reuters, coinciden en que el triunfo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) no puede verse como una ventaja y es un mal escenario para el Gobierno federal.

Ciudad de México, 5 de junio (SinEmbargo).– Delfina Gómez Álvarez, la candidata del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), dijo que los resultados de la contienda electoral en el Estado de México deben ser lo más transparentes posibles para ser aceptados y aseguró que en caso de no salir vencedora en la contienda impugnará la elección, pero siempre respetando a las instituciones.

“Ahorita estamos analizando los resultados en el partido y estamos partiendo de que son preliminares. Estamos checando qué tanto hay de veracidad en los resultados”, dijo en entrevista para SinEmbargo.

La aspirante morenista señaló que esperarán hasta el miércoles para conocer los resultados ya oficiales y no solo los preliminares para poder dar una postura al respecto de la contienda, aunque adelantó que su decisión y del partido de no reconocer los resultados en caso de no ganar no se trataría “en ningún momento de una posición negativa, (sino que) es sólo el (defender el) derecho de los que votaron”.

“Pongo un ejemplo de la casilla 0966 en Chalco, donde Morena tiene 118 votos y el PREP registra dos, eso nos hace tomar una decisión de estar checando las actas y esperar hasta el miércoles con los resultados ya oficiales ”, explicó.

El conteo rápido del Instituto Estatal del Estado de México (IEEM) da el triunfo a Del Mazo en la elección por la gubernatura. De acuerdo con el ejercicio estadístico preliminar, el aspirante priista obtuvo entre 32.75 y 33.59 por ciento de los votos, seguido por la abanderada de Morena, con una votación de entre 30.73 y 31.53 por ciento.

La abanderada de Morena dijo que en caso de confirmarse la tendencia favorable hacia el candidato priista Alfredo del Mazo Maza respetarán la decisión de la ciudadanía, pero impugnarán la elección, siempre respetando las instituciones, para que los resultados se transparenten.

“Yo soy institucional. Tengo mi formación como profesora y siempre he sido muy respetuosa de las instituciones. Lo que vamos a impugnar, se va a hacer en lo legal, no va haber toma de calles o acciones que afecten a la ciudadanía, no estamos en esa opción”, precisó la maestra Defina Gómez.

La candidata reiteró que en el Estado de México hubo una elección de Estado operada desde Los Pinos, sin embargo, “finalmente hubo una muy buena participación de los ciudadanos. Fuimos el partido más votado, a pesar de que hubo compra de votos y toda esa campaña operada desde Presidencia en contra de Morena”, mencionó.

En tanto, Andrés Manuel López Obrador, líder del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), dijo en un video difundido en Facebook que “en el caso del Estado de México se está haciendo acopio de todas las actas porque como siempre repiten el mismo proceder inmoral, la misma corrupción. Ya se están encontrando en el PREP resultados que no tienen que ver con lo que dicen las actas. Está alterando a favor del PRI el resultado en el PREP”.

López Obrador aseguró que ahora, se centrarán en la revisión de las actas para saber cuántos casos de alteraciones de datos de casillas existen.

El líder de Morena adelantó que el próximo miércoles presentará de manera formal una solicitud para que se revise todo el proceso electoral en el Estado de México.

ADEMÁS

Dos de las principales agencias de noticias en el mundo, Associated Press y Reuters, coinciden en que el triunfo del Partido Revolucionario Institucional (PRI) no puede verse como una ventaja y es un mal escenario para el Gobierno federal.

“A pesar de la aparente victoria contra un partido que sólo fue fundada hace tres años (Morena), el PRI todavía tiene que luchar contra la ira generalizada en la corrupción y el aumento de la delincuencia que se ha desatado en el gobierno de Peña Nieto y que empieza a influir en las elecciones de 2018”, expuso Reuters en un despacho firmado en la Ciudad de México.

Además mencionó que Del Mazo “sólo ganaría con apenas la mitad el porcentaje de la votación que el actual Gobernador Eruviel Ávila Villegas ganó hace seis años, a pesar del respaldo de Peña Nieto”.

La agencia AP coincidió en que aunque se confirmara la victoria priísta “algunos analistas consideran que ganar un estado (Estado de México) donde este partido ha gobernado ininterrumpidamente durante 88 años por una ventaja tan pequeña implica un mal escenario para el PRI y para el gobierno federal”, destacó.

Además de la elección del Estado de México, el domingo se votó para elegir Gobernador y legisladores en Nayarit  y Coahuila, dos estados priístas y uno de ellos donde tampoco ha habido transición política, así como alcaldes en Veracruz (en el este), en el que el PRI perdió por primera vez el año pasado y cuyo último Gobernador, Javier Duarte de Ochoa está preso.

La tensión electoral se había incrementado horas antes de la apertura de las urnas en el Estado de México con llamadas intimidatorias para que la gente no saliera a votar, el reparto de folletos que parecían oficiales e indicaban qué hacer en caso de un ataque armado, y el hallazgo de cabezas de cerdo ensangrentadas frente a las instalaciones de Morena en varios municipios del estado, hechos que la Procuraduría General de la República investiga. Antes del día de la votación ya se habían registrado más de 650 denuncias.

La aspirante del PAN a gobernadora del Estado de México, Josefina Vázquez Mota, fue la única que reconoció su derrota pero denunció el “uso desvergonzado” de recursos federales, de dádivas y amenazas en unas elecciones sin “autoridades imparciales” y que han hecho que “la gente confíe cada vez menos en los políticos y las instituciones”. Por este motivo, abogó por reformar todo el sistema político.

La agencia AP destacó que al margen de los resultados que salgan de estas elecciones, el PRI ya pasaba por momentos bajos. La violencia y la corrupción ya le costaron el año pasado los gobiernos de cuatro estados y que dos de sus ex gobernadores acabaran en la cárcel. Además, han derivado en una fuerte caída en la popularidad del Presidente Peña Nieto, la más baja de un mandatario desde que se lleva registro.

Y antes incluso de cerrar la jornada, ya se multiplicaban las alusiones a las presidenciales de 2018. El presidente del PRI, Enrique Ochoa, no dudó en asegurar que su partido logró detener “el avance del populismo autoritario en el que Estado de México” -en referencia a Morena- y que lo volverán a hacer en 2018 porque “México no merece ser Venezuela”

Lopez Obrador, por su parte, habló de que “está iniciando la transformación de México”, un cambio, añadió, que será “para bien de la nación”.