Un nuevo feminicidio, ahora más brutal que el otro y contra una menor de edad; un pasajero que pierde la vida a causa de un asalto en el transporte público; una familia más es extorsionada sólo por recoger frutos del negocio que con tanto trabajo les costó levantar; el robo de una bebé que conmociona y alerta a los vecinos; otro cuerpo tirado con huellas de tortura y un narcomensaje encima… estas son algunas de las noticias que a diario se reportan desde el Estado de México, la entidad de la que el priista Eruviel Ávila Villegas se despedirá el 15 de septiembre próximo, para dar paso –hasta el momento– a Alfredo del Mazo Maza, otro integrante del tricolor que acercaría a ese partido al centenario de gobernar esa entidad.

Ciudad de México, 5 de agosto (SinEmbargo).– Los 11 mil 749 homicidios dolosos que se reportan en el transcurso del sexenio del priista Eruviel Ávila Villegas en el Estado de México –desde septiembre de 2011 a junio de 2017– colocan a esa entidad en una de las peligrosas de la República Mexicana, de acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).

Los asesinatos se duplicaron en la esta administración debido a que “no hubo un cambio de partido, pero tampoco de renovación en términos de la estrategia y de acción. El Gobernador Eruviel Ávila ha seguido los mismos procesos…”, planteó Osmar León, de la organización México Suma.

Además, el Edomex es la entidad con el mayor número de secuestros en México. En el 2016 se colocó en ese sitio nada honroso con 254 casos, y ese año rompió su máximo histórico en este delito.

“Estoy consiente que en temas de seguridad todavía en el Estado de México tenemos mucho que hacer, estoy consiente, pero también es justo reconocer que gracias al esfuerzo del Ejercito Mexicano, de la Marina Armada de México, de la Policía Federal, del trabajo en equipo con la policías municipales, la policía estatal, hemos logrado reducir la incidencia delictiva. No estoy satisfecho, no estoy conforme”, dijo el Gobernador mexiquense en abril de este año.

Pero, además, aprovechó para repartir culpas, al asegurar que los medios de comunicación confunden a las personas con cifras falsas.

“No estoy de acuerdo, y no comparto, que haya voces que traten de confundir a la población con alginas cifras que no son las reales”. En esa ocasión el mandatario trató de minimizar las cifras del homicidio doloso por cada cien mil habitantes del SESNSP al comparar la situación del Edomex con otros estados.

Lo cierto es que Estado de México es una de las entidades más peligrosas del país y con presencia permanente de bandas delictivas. De acuerdo con la Comisión Estatal de Seguridad Ciudadana (CES), en 2015 ya operaban ahí cinco grupos crimen organizado: la Familia Michoacana, con un 74 por ciento del control de territorio; el Cártel del Estado, con un 9 por ciento; La Empresa, con presencia en un 7 por ciento del estado; Guerreros Unidos, con 6 por ciento, y la Nueva Empresa, con 4 por ciento.

FEMINICIDIO E IMPUNIDAD

La Fiscalía General de Justicia del Estado de México registra, de enero de 2015 a diciembre de 2016, 626 asesinatos de mujeres, de los cuales 296 casos [un 47 por ciento] fueron investigados como feminicidios y sólo10 han recibido sentencias, destacan cifras del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).

El 28 de julio de 2015 fue activada la Alerta de Género en 11 municipios de la entidad, tras años de que organizaciones civiles –como el OCNF y la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de Derechos Humanos solicitaran al Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres– la exigieran.

“La Alerta de Género nos permitirá fortalecer nuestras políticas públicas a favor de las mujeres, lo vemos como un área de oportunidad, incluso podremos obtener recursos adicionales para canalizarlos a este sector y aun cuando la tendencia nos dice que no somos la entidad con el mayor índice de delitos contra las mujeres, nuestro compromiso con ellas es tan fuerte, que con un solo caso [de feminicidio] que existiera deberíamos estar en alerta. Más que preocupados, estamos ocupados en la materia”, dijo Eruviel Ávila cuando solicitó la Alerta, luego de años de presión social.

Sin embargo, esta medida no ha dado frutos. El conteo de casos de feminicidio en lo que va del 2017 registra 152 asesinatos contra mujeres, de acuerdo con el reporte del periódico local A Fondo Estado de México.

Y durante la administración de Eruviel, de septiembre de 2011 a junio de este año, se han presentado 12 mil 267 denuncias ante Ministerio Público por violaciones, una cifra que, de acuerdo con especialistas, podría ser aún mayor pues no todas las víctimas presentan su denuncia.

“’Sí, sí está bien, háblele a su novio’. Había policías diciéndonos: ‘se fue con su novio a lo mejor’”, eso fue lo que respondieron las autoridades del municipio de Nezahualcóyotl a la mamá de Valeria, la niña de 11 años que fue raptada y violada por un chofer de transporte público, y quien apareció muerta un día después de su desaparición, el 9 de junio de este año.

Este caso demuestra que a dos años de la implementación de la Alerta de Género, no existe un diseño y ejecución para ayudar a las víctimas y, muchas veces, se le criminaliza, dijeron activistas.

MEXIQUENSES MÁS POBRES

La tarjeta “La Efectiva” fue el gancho para que buena parte de electorado se decidiera votar por Eruviel Ávila Villegas en 2011.

Atención médica, apoyo alimenticio, pensión a adultos mayores, becas, descuentos en transporte público y útiles escolares gratuitos fueron algunas de las promesas que se concentraron en esa tarjeta de débito, que daría solución a parte de los problemas de los mexiquenses.

Se promocionaba entonces como “Un resultado directo de pensar en grande”. Pero “La Efectiva” no logró cubrir a la mitad de la población en la entidad más habitada del país. El 49.6 por ciento de los mexiquenses –es decir 8 millones 269 mil 900 personas– se consideraron pobres en 2014, de acuerdo con las cifras del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Esta cifra, sin embargo, vino en aumento respecto del registro de 2012, cuando la entidad reportó 45.3 por ciento de lo población en condición de pobreza: 7 millones 328 mil 700 personas con algún tipo de rezago social. Esto es que, en dos años del Gobierno de Eruviel, la pobreza tuvo un aumento de 4.3 por ciento.

En lo que respecta a pobreza extrema, el porcentaje se elevó de 5.8 a 7.2 por ciento en ese lapso; esto es 945 mil 700 a un millón 206 mil 900 personas que no disponía de un ingreso que le permitiera adquirir alimentos para mantener una vida sana.

Un año antes, en julio de 2013, Ávila Villegas aseguró que había bajado estos niveles e incluso destacó las acciones de su antecesor, el también priista Enrique Peña Nieto.

“Son buenos datos, buenas noticias. Quiere decir que las acciones que impulsó la pasada administración estatal, las que hemos llevado a cabo en estos dos años de gobierno, a través de las acciones por la educación, acciones por la mujer, acciones en beneficio de la salud, los apoyos al campo, están funcionando”, expuso en un acto público.

Y no sólo eso, “La Efectiva” hizo “pensar en grande” las carencias que arreciaron para los mexiquenses, pues también la población con rezago educativo en 2014 representaba 15.3 por ciento, 19.7 por ciento no tenía acceso a servicios de salud, 10.3 por ciento carecía de calidad y espacios en la vivienda, y 12.4 por ciento no contaba con los servicios básicos en casa, según cifras del Coneval.

Osmar León, de la organización México Suma, dijo en días pasados a SinEmbargo que Eruviel termina su gestión sin haber cumplido en seguridad y desarrollo social.

La organización México Suma predice un aumento de personas debajo del bienestar mínimo del 20.4 al 22 por ciento. Un problema que impactara en la salud y en el desarrollo de los habitantes y también en la inseguridad.

“Más pobres se hicieron pobres extremos. Eso genera deserción escolar, y jóvenes ingresando a las filas del crimen organizado, desesperación en hogares donde habría que llevar de comer y la única alternativa es robar, vamos a encontrar que los salarios mal pagados con menor valor”, dijo León.

LA CUNA DE ERUVIEL ARDE

Ecatepec es el municipio que vio nacer a Eruviel Ávila y que lo hizo su Presidente Municipal en dos ocasiones. Sin embargo, la violencia que se vive ahí ha crecido no sólo con Eruviel como su Alcalde sino ahora como Gobernador. Las alertas están prendidas por el repunte de feminicidios, delincuencia, homicidios y extorsiones.

Esto ha provocado que los ciudadano muestren su hartazgo, con protestas públicas, y también en las urnas. En las pasadas elecciones para Gobernador en esa entidad, los ciudadanos de Ecatepec rechazaron al PRI y votaron por la maestra Delfina Gómez Álvarez, representante de Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

De acuerdo con el SESNSP, Ecatepec encabeza el registro de homicidios dolosos con 168 carpetas por homicidio doloso, ocupa el lugar 18 en incidencia delictiva en una proporción por cada 100 mil habitantes, y ahí tienen presencia las células de la Familia Michoacana, Guerreros Unidos, Caballeros Templarios, Los Zetas, Cártel del Golfo y Cártel Beltrán Leyva.

El domingo pasado, vecinos de la entidad se reunieron con el Presidente Municipal de Ecatepec, el priista Indalecio Ríos Velázquez, tras el asesinato de Mariana Joselin, una joven de 18 años que fue violada y apuñalada en un local de la colonia Las Américas.

En la reunión, los ciudadanos gritaron consignas contra el Alcalde: “¡Renuncia!” y “¡ya cambia tu director de seguridad pública, no da resultados!”, fueron algunas de éstas. Sin embargo, el Edil negó la ineficiencia y acusó a Morena de irrumpir de forma violenta en el evento con sus militantes y causar los disturbios.

Lo cierto es que Ecatepec vive sus peores años de violencia, el hartazgo de los habitantes es tal que hasta ahora llaman a tomar justicia por sus propias manos y han incrementado los linchamientos, así como la aparición de “justicieros anónimos” que abaten a sus asaltantes.

“La violencia en Ecatepec es alarmante. Tú puedes caminar por cualquier calle y preguntar a cualquiera si han asaltado a un familiar: todos tenemos una historia que contar, nos ha tocado; realmente la violencia está llegando a un punto muy crítico”, dijo en día pasados Xóchitl Arzola Vargas, de la organización Mujeres en Cadena para SinEmbargo.

El PRI de Eruviel Ávila descuidó su propio terruño, convirtiendo a Ecatepec no sólo en el municipio más peligroso del Edomex, sino en uno de los de mayor riesgo a nivel nacional.