El retrato de un día normal en la vida cotidiana de una familia común, cuando algo extraordinario sucede. Esta es la premisa de La Omisión de la Familia Coleman, una obra de teatro que se presenta hasta el 12 de noviembre en el Teatro Milán.

Ciudad de México, 5 de noviembre (SinEmbargo).– Un texto argentino adaptado a una familia mexicana, que puede ser la propia o la ajena, pero no se salva de las comparaciones. Magazine charló con el director de la puesta en escena Sebastian Sánchez Amunategui.

– ¿De qué va la historia?

– Es un día en la vida cotidiana de una familia, en el que ocurre un suceso extraordinario. Creo que la obra es una pequeña radiografía de cómo son las familias y la confronta con qué pasa con sus actividades cotidianas cuando pasa algo fuera de lo normal.

Es un matriarcado, la jefa del hogar es la abuela, está formada por la hija y por los nietos, no hay un padre presente.

– ¿Aunque se tratan temas fuertes, es una comedia?

– Una realidad de hablar de la familia es tocar todos esos temas, una cosa es la imagen idílica pero creo que todas son disfuncionales y en todas las familias existen temas de violencia interna, psicológica, de relaciones complicadas, pero una cosa muy interesante que siempre tienen los textos argentinos y puede ser muy chistoso verlo, una cosa es lo que pasa y otra ser un voyeurista de cómo se vinculan los seres humanos a nivel familiar.

Entonces más bien es una tragicomedia, un dramedy, un poco lo patético de las relaciones que te hace reír, lo convierte en comedia cuando lo que estás viendo es en realidad muy dramático.

– ¿Cómo han logrado una conexión con el público?

– En general el público que ya ha ido conecta inmediatamente porque todo el mundo se identifica, es decir, siempre sale el espectador diciendo ‘mi abuela es así’ o ‘tengo un hermano así’, hay una identificación con la obra porque la familia es así, es compleja pero viene contigo, no puedes evitarla. Reconocen perfiles y maneras de ser, que identifican con alguien o cómo ellos mismos se relacionan con los otros.

La abuela, la hija y los nietos. Foto: Cortesía Pin Point

– ¿Qué hace a esta obra pertinente para este momento en México?

– Justamente lo mismo, hemos crecido con un esquema de familia muy específico que es el que nos da sobre todo la televisión en México, como las telenovelas, la familia feliz, el bien y el mal. Y es interesante ver una radiografía menos rosa de la familia mexicana, una disección un poco más profunda y ácida sobre cómo se vincula la familia, sobre todo ahora que seguimos en esta división del mundo en el que hay canales públicos como Televisa y lo que ocurre realmente en la vida, que cada vez es más alejado de lo que ves en la TV. Siempre es pertinente mostrar cómo es nuestra realidad sin tantos maniqueísmos y maquillaje.

– En tu experiencia, ¿qué opinas de la industria del entretenimiento en México?

– Llevo viviendo aquí 30 años y obstáculos siempre hay, en todas partes, lo que es interesante es cómo se ha ido abriendo el mundo del espectáculo, cómo se ha ido diversificando, cada vez hay más acceso a distintos tipos de contenidos, ya no hay un sola línea y está en pleno crecimiento.

– ¿Consideras que las producciones teatrales son de calidad?

– En el teatro ha habido un crecimiento exponencial, pues antes existía el teatro universitario o el teatro institucional y el comercial, y siempre era ninguneado uno por el otro; siempre eran dos mundos muy claros y también se ha diversificado mucho.

Hay un teatro independiente, privado, comercial muy interesante. Cada vez hay más obras, más oferta, más contenidos y hemos roto ese esquema, hay un teatro que vive de la taquilla pero que busca otros temas, hay muchos apoyos, que lo que han hecho es que haya una gran oferta en la cartelera mexicana.

Un gran problema que tenemos en la Ciudad de México es que faltan teatros, tendría que haber muchos más y eso también tiene que ver con una legislación que no permite la construcción y desarrollo de los recintos.

La omisión de la familia Coleman

Elenco: Concepción Márquez, Sandra Burgos, Daniel Bretón, Inés de Tavira, Cayetano Aramburo, Maite Urrutia, Guillermo Collard y Andrés Palacios
Director: Sebastian Sánchez Amunategui
Teatro: Teatro Milán
Temporada6 de Octubre al 12 de Noviembre.
Días y HorariosViernes 20:45 hrs, Sábados 19:00 y 21:00 hrs, Domingos 18:00 y 20:00 hrs
Género: Comedia
Precio: $350 (preferente) y $250 Sección B
Sinopsis: Una familia conviviendo cada día con su separación, en donde la misma casa que los contiene también los encierra, y cada Coleman construye su espacio dentro del espacio compartido. La convivencia se hace cada vez más conflictiva y la violencia cotidiana convive con lo patético de cada uno.