La enseñanza de español es hoy por hoy uno de los retos más importantes para los procesos de integración de personas migrantes y sujetas de protección internacional, supone aplicar todo lo que se sabe acerca de los procesos de adquisición de una lengua, de socialización e inmersión cultural, actitudes y motivación, también acerca de estrategias didácticas, diseño de materiales educativos, evaluación etc., pensando en una didáctica que permita al estudiante sentirse y ser un ciudadano pleno en su nuevo hogar.

La falta de acceso a los códigos comunicativos de la comunidad de arribo no sólo genera demora en la posibilidad de adaptación de las personas, sino que puede derivar incluso en aislamiento y sensación de fracaso profundo que afectan el bienestar emocional de las personas al no poder establecer vínculos sociales.

Adicionalmente, las personas migrantes y/o Sujetas de Protección Internacional que han vivido algún tipo de salida forzada o violenta, ya sea social, política o económica, atraviesan varias perdidas que complejizan los procesos afectivos y cognitivos elementales que intervienen en el aprendizaje de una segunda lengua.

Si bien esta población puede tener deseos de aprender el idioma para insertarse a la vida social y laboral, en ocasiones resulta difícil por las preocupaciones que viven ante la carencia de redes sociales. De este modo, la educación es un elemento fundamental que les permitirá participar en la sociedad y ayudar a construir el estado de bienestar que ellos mismos se han planteado.

La enseñanza de español a personas migrantes y Sujetas de Protección Internacional en México no es nueva, sin embargo, no existen muchos lugares en donde una persona extranjera con esas características pueda acercarse y pedir una instrucción formal del idioma español, usualmente lo que hacen es aprender la lengua de forma informal, no en un salón de clase, sino en la calle, con amigos, conocidos, escuchando la radio, viendo la televisión.

El Programa de Español de Sin Fronteras  se propone ofrecer un espacio de aprendizaje amplio y flexible para aquéllas personas migrantes y refugiadas que al llegar al país se encuentren en condiciones de vida limitadas, no tengan la posibilidad de acceder a otros programas de adquisición del idioma y requieran desarrollar habilidades comunicativas y socioculturales para desenvolverse de manera autónoma en los contextos laboral, comunitario, familiar y social.

Este curso ofrece la posibilidad de ingreso inmediato, material sin costo, posibilidad de continuar a niveles superiores de aprendizaje, profesores capacitados, temas de interés particular como es el de búsqueda de empleo, búsqueda de alojamiento, elaboración de documentos administrativos, tradiciones mexicanas etc.

El programa de enseñanza de español de Sin Fronteras I.A.P. ha sido resultado de un proceso de trabajo de ocho años de colaboración de voluntarios de la organización y del apoyo de instituciones como Amnistía Internacional, La Casa Espacio del Refugiado, la Casa de los Amigos y el ACNUR.