México, 6 Jun. (Notimex).- El secretario técnico del Consejo de Seguridad Nacional, Alejandro Poiré, afirmó que “las Fuerzas Armadas no violan sistemáticamente los derechos humanos de la sociedad”.

En su segunda entrega sobre “Los mitos de la lucha del Estado en contra del crimen organizado y el narcotráfico”, el funcionario federal dio a conocer en su blog las bases en las que se sustenta la participación de las Fuerzas Armadas en esta lucha.

De esta manera, señaló que en materia de violaciones a los derechos humanos por parte de estos efectivos, “los registros son claros, al ilustrar que las violaciones que se han registrado son incidentales, se han sancionado y no son el resultado de una cuestión estructural”.

En ese sentido, advierte que ni el Ejército ni la Marina-Armada de México están suplantando a las corporaciones policiacas.

“Actualmente los elementos desplegados, en conjunto con la Policía Federal, apoyan de manera temporal y subsidiaria a las autoridades civiles, y no actúan en solitario”, expresó.

Recordó que el compromiso del gobierno federal es que “en la medida en que las policías locales avancen en el proceso de profesionalización y certificación, serán menos necesarias las Fuerzas Armadas en el combate al crimen organizado”.

Por otra parte, Poiré aseguró que “no se ha militarizado la lucha de México por la seguridad ni las Fuerzas Armadas han abandonado los cuarteles para tomar las calles, pues actualmente la mayoría de elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Marina (Semar) no se encuentran asignados a operaciones de combate al crimen organizado”.

Para probar que las Fuerzas Armadas no violan los derechos humanos de manera sistemática, el funcionario señaló que entre las dos citadas instituciones realizaron de 2007 a 2010, en promedio, poco más de un millón 600 mil servicios por año, y en lo que va de la administración, se han registrado cinco mil 369 quejas ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

Es decir, sólo en el 0.08 por ciento de los servicios de las Fuerzas Armadas alguien estimó haber sido víctima de violación de derechos humanos por parte de los militares.

Sin embargo, aclaró que del total de quejas, la CNDH ha emitido hasta ahora sólo 79 recomendaciones contra la Sedena y 11 contra la Semar, lo que significa que sólo en el 1.7 por ciento de las quejas recibidas por el organismo defensor de los derechos humanos se ha concluido que hay alguna responsabilidad y se han emitido las recomendaciones.

De acuerdo con el funcionario, destaca el hecho que las Fuerzas Armadas han recibido estas recomendaciones con un serio compromiso con los derechos humanos y la reparación del daño.

Se han aceptado el 96.7 por ciento de las recomendaciones y se trabaja en la capacitación en materia de derechos humanos para todo el personal militar.

Como parte del compromiso con el respeto a los derechos humanos, 99.1 por ciento de los elementos del Ejército y la Fuerza Aérea han recibido capacitación y el 0.9 por ciento pendiente corresponde a personal de nuevo ingreso.

Por lo que hace a Armada de México, todo el personal ha participado por lo menos en una ocasión en algún taller, curso o plática sobre derechos humanos, mismos que son permanentes.