Los Ángeles (EE.UU.), 6 jun (EFE).- Microsoft regresó hoy al marco de la feria E3 un año después de presentar su dispositivo Kinect cargado de nuevos títulos con los que enganchar a los jugadores a su sistema de control sin mandos e imponerse a la Wii de Nintendo como la consola líder del mercado.

La compañía estadounidense dedicó casi por completo los 90 minutos de su presentación anual en la víspera del inicio de E3 en Los Ángeles a revitalizar su catálogo de videojuegos, muchos de ellos integrados ya con Kinect.

Tal es el caso de franquicias como “Fifa”, “Fable”, “Mass Effect”, “Tom Clancy”, “Sims” o novedades específicas para ese dispositivo como “Kinect Star Wars” que permite al jugador hacer uso de “la fuerza” de los Jedi o eliminar a sus enemigos con su espada láser virtual.

El esperado debut de los guerreros galácticos no ocurrirá hasta el último trimestre del año, aunque los asistentes a la feria E3 podrán tener su primera toma de contacto con la famosa saga de George Lucas para Kinect.

“Kinect Star Wars”, aún en fase de producción, tomó elementos de los diferentes episodios de los 6 capítulos cinematográficos para crear una nueva aventura.

Está previsto que el número de juegos para Xbox 360 compatibles con Kinect se triplique en los próximos seis meses en un intento de Microsoft por exprimir el potencial de su dispositivo sin mandos, uno de sus grandes éxitos comerciales de los últimos años.

Desde su salida al mercado en noviembre de 2010 se han vendido en todo el mundo más de 10 millones de Kinect, en la mayoría de los casos a consumidores que adquirieron al mismo tiempo la consola Xbox, lo que supuso un gran incremento de la base de usuarios de la plataforma.

En su lanzamiento, Kinect se dirigió a un espectro de consumidores esporádicos y entró en competencia directa con el sistema Wii de Nintendo, el más popular del mercado, con juegos de deportes, baile y pruebas de habilidad.

Este año, Microsoft quiere afianzar Kinect integrándolo en juegos de acción, militares, conducción o fantasía para llegar a los hasta ahora reacios “jugones” acostumbrados a la fiabilidad del tradicional mando de control.

“Este año Xbox se convertirá en la consola número uno en ventas del mercado”, vaticinó Don Mattrick, presidente de Interactive Entertainment Business de Microsoft, lo que, de producirse, supondría el fin de la hegemonía de la Wii de Nintendo.

Kinect será una herramienta más para los juegos deportivos de Electronic Arts (EA), como “Fifa”, “Tiger Woods”, “Madden”, servirá para dar órdenes en “Mass Effect 3” y lo mismo ocurrirá en “Tom Clancy’s Ghost Recon Future Soldier”, donde además permitirá personalizar y probar diferentes armas.

“Fable The Journey” y “Ryse” son otros títulos de acción y aventura que llegan a Kinect, que será útil también para conducir en “Forza Motorsport 4” ya que sus sensores captarán el movimiento de cabeza del usuario y mostrarán en pantalla lo que esté mirando en la carretera.

La oferta para jugadores más informales o un público más infantil incluye la novedad “Kinect Disneyland Adventure”, que reconstruye el parque Disneyland de California, o secuelas de títulos exitosos como “Dance Central” o “Kinect Sports”.

Para la Xbox tradicional llegarán las anticipadas nuevas entregas “Gears of War 3” y lo último de “Tom Raider” y “Call of Duty”, que verán la luz hacia finales de año, igual que “Halo Annivesary”, que servirá de adelanto a “Halo 4” que debutará en el último trimestre de 2012.

Microsoft presentó, además, mejoras en Xbox Live que pasa a incluir un menú para acceder a televisión en directo, YouTube o el buscador Bing, que realiza búsquedas por reconocimiento de voz.

Otro de los añadidos a Xbox Live es Kinect Fun Labs, unas aplicaciones que están disponibles desde hoy y que permiten al usuario escanearse a sí mismo para hacerse un avatar a su imagen y semejanza o realizar montajes fotográficos sobre los que dibujar en tridimensionalmente. EFE