Toluca, 6 Jun. (Notimex).- El candidato de la coalición Unidos podemos más al gobierno del estado, Alejandro Encinas Rodríguez, afirmó que “cerrará la llave del dinero” a los sindicatos Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y de Maestros al Servicio del Estado de México (SMSEM), porque -dijo- sirven a “caciques políticos”.

Al presidir el acto en el que firmó el Pacto por la Educación Superior, advirtió que la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM) será la base para impulsar el desarrollo educativo de la entidad.

Indicó que el sindicalismo magisterial mexiquense atraviesa no por el fenómeno conocido como “charrismo sindical”, sino por el verdadero caciquismo sindical, el cual disfruta de prebendas económicas a cambio de controlar a la clase trabajadora y servir a los intereses de los viejos caciques políticos.

“Se democratizará al sistema educativo y se respetará la autonomía sindical, a efecto de que sean los trabajadores de la educación los que determinen el camino de sus agrupaciones sindicales”, señaló.

Encinas Rodríguez subrayó que a través de la UAEM se promoverá el desarrollo del sector educativo estatal, “no habiendo razón para que existan otras universidades públicas, como la del Bicentenario, cuando más de 300 mil alumnos son rechazados en los niveles superiores”.

Por otra parte, el candidato de los partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia apuntó que “se promoverán los servicios educativos de la UAEM en los 125 municipios de la entidad, porque es a través de esta institución como podremos lograr la calidad educativa”.

Al referirse a otras instituciones de educación superior, como la Universidad de Chapingo, Encinas Rodríguez aseveró que se integrará una coordinación para crear un organismo de profunda investigación a favor del desarrollo agropecuario mexiquense.

Enfatizó que es una verdadera vergüenza que la telesecundaria de Sultepec carezca de un espacio de usos múltiples para sus actividades que ahora realizan en la calle, por la falta de 600 mil pesos que se requieren para la adquisición de un terreno anexo.

“Esos 600 mil pesos se los gastan actualmente los funcionarios del gobierno estatal en una simple comida, por lo que es intolerable que no se apoye a los planteles educativos en sus necesidades más apremiantes”, puntualizó.