Shanghai (China), 7 jun (EFE).- El secretario mexicano de Economía, Gerardo Ruiz Mateos, inauguró este martes  (hora de Shangai) en el pabellón de México de la Exposición Universal de Shanghai, un seminario de negocios para atraer inversión del gigante asiático en minería, sector que es, según dijo a EFE hoy, “uno de los motores económicos del país”.
Según Ruiz, la minería no sólo representa ya un 3,6 por ciento del producto interior bruto mexicano (PIB) y un 4.4% del total de sus exportaciones, sino que además, dado el potencial inversor chino, puede ser una puerta que cambie en un futuro la relación bilateral con China, ávida de materias primas.
México puede exportarle a China una gran cantidad de minerales que necesita (como hierro, cobre, oro, plata, zinc, manganeso y molibdeno), y yo creo que las empresas chinas están viendo eso y por esa razón están viniendo a México a buscar oportunidades, afirmó.
Sin embargo, en contraste con lo que ocurre en otros países latinoamericanos, como Chile o Perú, en México hasta ahora sólo tres empresas han invertido en el sector, como el grupo Gansu Jinchuan, el mayor productor de níquel chino.
También invirtieron en México el grupo Henan Jinlong, que abrió una planta de tubos de cobre, el grupo Tianjin Beihai, que negocia la adquisición de varios yacimientos, y el grupo Shaanxi Dongling.
Lo que explica que hasta ahora la inversión china en minería sea escasa, según Ruiz, no es un tema de retrasos, es un tema de tiempos, ya que es ahora cuando México está reuniendo las ventajas que asegura que le hacen atractivo: nuevas infraestructuras, su red de tratados de libre comercio y su desregulación económica.
A esto se suma un marco regulatorio que se está mejorando cada día más y que proporciona una estabilidad macroeconómica y una seguridad en las inversiones importante, señaló.
Debido a “las distancias” entre ambos países, añadió, hubo durante mucho tiempo “una falta de información de México en China y de China en México”, de manera que la promoción y la búsqueda de inversiones chinas en este sector no comenzó hasta “el principio de la administración del presidente Calderón”.
Ruiz destacó hoy ante el viceministro chino de comercio, Chong Quan, y ante más de un centenar de empresarios chinos, los casi 8 mil 700 millones de dólares en inversión extranjera en minería que se han conseguido desde que es presidente Felipe Calderón (desde 2006, casi un 70% más que en sexenio de Vicente Fox).
El sector, aseguró, ha crecido en México a un ritmo de un 5% anual, hasta convertirse en la segunda fuente de atracción de inversión extranjera directa.
De hecho, la minería puede convertirse en un detonador, una punta de lanza, para poder empezar una relación comercial con China mucho más seguida, más estrecha, señaló a Efe por su parte el presidente de Proméxico, Bruno Ferrari.
Además indicó que en los últimos dos años, con la crisis internacional, la competitividad de México ha mejorado, y que cuando las firmas coreanas o japonesas se interesan por las materias primas mexicanas, eso en Asia “se va sabiendo” y ayuda a despertar el interés de China en el sector.