El arresto del ex alcalde de Tijuana Jorge Hank Rhon ha provocado una nueva confrontación entre el gobierno federal y algunas de las principales fuerzas políticas opositoras de México. Aunque una parte del perredismo aplaudió la detención del empresario, el PRI y el PT advirtieron que el episodio empaña el proceso electoral en el Estado de México en 2011 y los comicios presidenciales del 2012.

Hank Rohn es considerado un “cachorro” del grupo Atlacomulco, al que pertenece Enrique Peña Nieto, el casi seguro candidato del PRI para las elecciones federales del próximo año.

El Partido del Trabajo, dirigido por Alberto Anaya Gutiérrez, es la plataforma electoral de otro de los precandidatos presidenciales más bien posicionados: Andrés Manuel López Obrador.

“Es el inicio del terrorismo electoral que quiere el PAN. Sin lugar a dudas que es un asunto estrictamente político lo de Hank; claro, hay elementos que no lo hacen inocente, pues se presumía que había elementos que podrían haberlo llevado a proceso; pero la forma, el cómo se dio y el tiempo, hace sospechoso cualquier tipo de operativo”, dijo el senador Ricardo Monreal.
“Siendo parte del grupo Atlacomulco, evidentemente que quieren darle un golpe político. Es parte del golpeteo político que se va a dar de cara a la carrera por la Presidencia de la República y recordemos que el Estado de México es la antesala”, dijo por su lado Alberto Anaya, dirigente nacional del PT, según una nota publicada por Reforma.

Esta mañana, Alejandro Poiré Romero, vocero de Seguridad Nacional del gobierno federal, rechazó que la detención del ex alcalde de Tijuana, Jorge Hank Rhon, haya sido resultado de la aplicación de “terrorismo político” como denunció el Partido Revolucionario Institucional (PRI).  “Las prácticas de uso político de la justicia no corresponden a la época actual y mucho menos el sentir del gobierno federal”, dijo el funcionario en entrevista con Carlos Loret de Mola para Primero Noticias, de Televisa.

El funcionario expuso que la detención del priísta se hizo en flagrancia con base en una denuncia anónima, en la que se acusó la presencia de personas armadas, que luego llevaron al domicilio donde se localizaron más de 80 armas.  En este sentido, la tarde del domingo la Procuraduría General de la República  confirmó que este lunes vence el término legal de 48 horas para definir la situación jurídica de Hank Rhon y de todos los detenidos el sábado en Tijuana (Marco Antonio Trinidad Gómez, Luis Alfonso Sánchez Solís, Rubén Muñoz Nava, Víctor Manuel de la Torre Horta, Javier Marco Polo Ayala Roldán, Rigoberto González López, César Pérez Guerrero, Carlos Gonzalo Pérez Contreras o Carlos Gonzalo Rizo Pérez, Ramón López Apodaca y Juan Ignacio Parra Santos), aunque el plazo podría duplicarse si así lo determina el Ministerio Público Federal.

Hoy se define la situación de Hank

Ayer domingo por la noche, la Procuraduría General de la República (PGR) informó que Hank Rhon permanece en calidad de presentado y que hoy lunes definirá su situación jurídica.

A pesar de que los dos partidos pidieron una explicación a lo que llamaron “irregularidades” en la aprehensión del empresario y político mexiquense, hasta las primeras horas de este lunes la Secretaría de Gobernación, que preside José Francisco Blake Mora, no ha dado declaración alguna. La dependencia federal es la encargada de la política interna del país; Blake Mora, panistra y ex funcionario estatal en Baja California, se ha relacionado con Hank Rohn en el pasado.

Algunos analistas políticos interpretaron también el arresto como un “ataque de desprestigio” contra uno de los priístas “emblemáticos”: el grupo al que él pertenece aspira a gobernar el país en el próximo sexenio.

La mañana del sábado 5 de junio, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) confirmó que el ex candidato a gobernador de Baja California había sido detenido en su domicilio ubicado en el Fraccionamiento Puerta de Hierro por una supuesta violación a la Ley Federal de Armas de Fuego y Explosivos. De acuerdo con la versión de la dependencia, elementos del Ejército realizaron un operativo en el hogar del priísta después de recibir una llamada anónima que aseguraba que tres sujetos armados se encontraban en las inmediaciones del fraccionamiento.

Más tarde, el gobierno federal confirmó que en el domicilio se decomisaron 88 armas, 40 de alto calibre y 48 armas cortas, así como 9 mil 298 cartuchos y una granada de gas. Por tanto, el delito que se le imputó al empresario es acopio de armas para uso exclusivo del Ejército.

El abogado de Hank Rhon, Óscar Télles Ulló, así como su esposa María Elvia Amaya de Hank, aseguraron que el empresario fue detenido sin ninguna arma y que, incluso, los elementos del Ejército allanaron su casa sin una orden de cateo.

El domingo por la noche, consignó El Universal, Elvia Amaya leyó una carta escrita por su marido dirigida a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), en la que el político niega la posesión de armas que le imputan. En la misiva, Rhon relata la forma en que el Ejército irrumpió en su casa para después pedirle que se parara frente a unas armas que habían sido colocadas en el piso. Después –relata Hank Rhon- le tomaron fotografías. “Nunca había visto esas armas y “no las reconozco”, asevera el empresario.

¿“Cacería de brujas”?

El primer político en salir a la defensa del empresario fue Humberto Moreira, líder nacional del PRI y con un determinante “No nos intimidarán” advirtió que no permitirá una “cacería de brujas” contra los militantes de su partido pues los priístas no tienen “nada que temer”.

Al respecto, Emilio Gamboa Patrón, líder de la CNOP, si bien no se refirió de manera directa al caso Hank Rhon, sí aseguró que el PRI enfrenta una embestida del gobierno federal y espetó: “Los malosos de verdad son los que no han podido llevar a México educación, salud, y han empobrecido en los últimos 10 años a más de 10 millones de mexicanos”, declaró.

Por si las dudas, hay quienes en vez de defender o descalificar al dueño de las casas de apuestas Caliente, prefieren ser precavidos. Tal es el caso del coordinador de la campaña priísta al gobierno del Estado de México, Luis Videgaray, quien dejó en claro que “no hay ni un peso, ni un centavo en la campaña de Eruviel (Ávila)”, recalcó.

A quien no le sorprendió la detención fue al senador perredista, Carlos Navarrete y la calificó de buena noticia: “hay una trayectoria y conocimiento de la forma prepotente y autoritaria con la que los Hank se condujeron siempre”. El líder de la bancada del PRD en el Senado dijo no saber con si se trata de una persecución política rumbo a las elecciones del estado de México pero si bien la detención fue en Tijuana,”el impacto cae en Toluca”.

Ante las acusaciones por parte de los políticos priístas que señalan una estrategia gestada desde Los Pinos contra Rhon, el gobierno federal permanece en el mutismo, no así su secretario estrella y próximo candidato presidencial Ernesto Cordero. En el relanzamiento de la campaña de Bravo Mena, el secretario de Hacienda y Crédito Público rechazó que todo sea parte de una cacería de brujas: “Este país ha sufrido muchísimo la corrupción y cuando empezamos a limpiar la casa de inmediato apelan esas cosas”. Cordero enfatizó que la detención fue hecha conforme a la ley y advirtió que el gobierno de Calderón “no le va a dar impunidad a nadie”.

Por el lado panista, Cecilia Romero, secretaria general del blanquiazul, en entrevista negó un golpe político contra el PRI y aseguró que la detención no es más que un “acto de justicia” debido a las circunstancias en las que se encontró al también dueño del equipo de los Xolos de Tijuana. Asimismo, resaltó que ésta es una muestra de que el gobierno federal trabaja por que se haga justicia en el país.

Y quien no se podía quedar acallado es el actual gobernador del Edomex, quien con elocuencia evadió el terreno de los señalamientos y pidió a las autoridades conducir una investigación transparente “Como partido creo que hemos estado siempre a favor de la aplicación irrestricta de la ley y del cumplimiento del estado de derecho(…) cuando hay una actuación de parte de las instituciones del Estado mexicano deseamos que no se haga con sesgo, no se haga con otro interés, que no sea el de hacer cumplir la ley más cuando estamos viviendo procesos electorales”, dijo el gobernador según lo publicado por Notimex.