Londres, 6 Jun (Notimex).- El presidente de Yemen Alí Abdullah Saleh se recupera en un hospital de Arabia Saudita tras la exitosa operación para retirarle esquirlas de su pecho, revelaron fuentes oficiales sauditas.

La intervención al mandatario se realizó luego que el viernes pasado sufrió severas heridas cuando una serie de obuses alcanzaron la sede de gobierno en Saná, mientras en Yemen las partes en conflicto iniciaron este lunes un alto fuego.

El presidente yemení podría regresar a su país dentro de dos semanas, informaron fuentes médicas citadas por el canal árabe de televisión Al Arabiya, que agregaron que Saleh recibió a una delegación del gobierno saudita en el hospital.

La ausencia forzada de Saleh del gobierno de Saná ha sido celebrada desde este domingo por miles de yemeníes como una señal de que el presidente perdió el control del poder tras 32 años al frente del régimen.

Inspirados en las revueltas populares de Egipto y Túnez, que lograron la salida de sus respectivos gobernantes en febrero pasado, miles de yemeníes han salido en forma frecuente a las calles para exigir la salida de Saleh.

La situación empeoró hace dos semanas, cuando el mandatario se negó a firmar un acuerdo que garantizaba una transición pacífica del poder, por lo cual una de las más poderosas tribus se alzó en armas contra el gobierno de Saná.

Aunque Saleh dejó como interino al vicepresidente Abdel-Rabbo Mansour Hadi, los observadores internacionales opinan que en realidad tiene poco poder.

Tras dos semanas de cruentos combates en la capital, que ha cobrado la vida de más de 200 personas, este lunes inició una tregua entre las tropas leales a Saleh y el grupo tribal yemení Hashed, cuyo líder Sadeq Al Ahmar, aceptó la víspera el cese de hostilidades.

El alto el fuego significó la evacuación de los establecimientos públicos por parte de los efectivos armados de Al Ahmar, mientras las unidades militares se retiran para restablecer la seguridad.