Montreal, 7 Jun (Notimex).- Las unidades médicas de la oriental provincia canadiense de Ontario se mantienen en alerta tras la aparición del primer caso sospechoso de infección con la bacteria E. coli en un viajero que estuvo en Alemania.

Los primeros exámenes médicos de laboratorio de un residente en la región de Peel, en el occidente de Toronto, resultaron positivos a toxinas de la bacteria, pero aún se espera la confirmación que deberá de darse en los próximos días.

Arlene King, jefa de la oficina de salud en Ontario informó la víspera a la prensa que el residente viajó a Alemania donde consumió ensaladas y a su regreso experimento malestares que al ser diagnosticados se asemejaron a los del contagio por E. coli.

Por lo pronto el paciente ya superó la fase crítica y salió del hospital, sin embargo todas las unidades médicas están alertas ante posibles nuevos casos, dijo la experta según reportes de The Canadian Press.