Andrés Manuel López Obrador, virtual Presidente de la República para el periodo 2018-2024, ha planteado al menos 10 decisiones personales que marcarán una diferencia de raíz con quienes han ocupado ese puesto en la historia moderna del país.

Los cambios que plantea el próximo Primer Mandatario han generado polémicas, algunas de las más destacadas son vender el avión presidencial, enviar al Estado Mayor Presidencial a la Secretaría de la Defensa Nacional y convertir a la residencia oficial de Los Pinos en un centro educativo.

Sin embargo, él insiste en que esos cambios radicales son también un mensaje de la austeridad con que se conducirá su Gobierno, y que es urgente aplicar en la administración pública luego de décadas de saqueo.

Ciudad de México, 7 de julio (SinEmbargo).- El próximo Presidente de México ha prometido hacer la diferencia con algunas decisiones, que aunque polémicas y para algunos extravagantes, anuncian que romperán con el estereotipo de una “jefe del Ejecutivo tradicional”. Andrés Manuel López Obrador propone cambios radicales: llevar una vida austera, no hacer conferencias de prensa “acartonadas”, rentar una casa cerca de Palacio Nacional para vivir, convertir a Los Pinos en un museo y viajar en vuelos comerciales.

Son 10 cambios grandes y con un mensaje de fondo que López Obrador prometió durante su campaña, que harán de la próxima Presidencia de la República distinta al resto de las que ha tenido México en su historia moderna. Como el no tener con una “Primera Dama”, sino una compañera o “esposa del Presidente”.

Decisiones que abonarán al cambio radical que ha anunciado quien conducirá el destino de los mexicanos durante los próximos seis años: “un cambio radical, y que nadie se asuste, porque radical viene de raíz”.

***

 1. No hay Primera Dama, es la compañera del Presidente

La primera vez que Beatriz Gutierrez Müller, esposa de Andrés Manuel, habló de que no le gustaba el concepto de “Primera Dama” fue en el documental autobiográfico de López Obrador “Esto soy”. Luego en un mitin en Minatitlán, Veracruz el 27 de mayo dejó claro que ella sería llamada “la esposa o compañera del Presidente”, pues “no hay hombres y mujeres de segunda”.

De esa forma López Obrador romperá con décadas de tradición en donde los mexicanos llamaban a la esposa del primer mandatario “Primera Dama”.

2. Los Pinos se hará centro cultural

Otra de las decisiones polémicas de López Obrador es que no vivirá en Los Pinos porque esa “casa está embrujada”. El virtual Presidente de la República plantea convertir la residencia oficial en un “espacio para las artes y la cultura en México”. 

El museo formará parte del Bosque de Chapultepec y como el resto de los atractivos del parque, estará abierto al público.

 La decisión rompe con la tradición de albergar a los presidentes del país que inició el ex Presidente Lázaro Cárdenas del Río y donde nació y vivió sus primeros años Cuauhtémoc  Cárdenas Solórzano.

3. Sin avión presidencial y en aerolíneas comerciales

El tabasqueño prometió durante su campaña, y reiteró después la elección del 1 de julio, que el lujoso avión presidencial que costó un poco más de 6 mil millones de pesos será puesto en venta y él viajará en líneas comerciales y en carretera.

“No vamos a utilizar el avión presidencial, no voy a usar los aviones del Gobierno, ni voy a usar los helicópteros del Gobierno. Viajaré en aviones de linea comercial y por tierra”, dijo durante su conferencia en Palacio Nacional el 3 de julio.

Su propuesta y la frase “este avión no lo tiene ni Obama” fue popularizada por López Obrador. Y es que en realidad se trata de una aeronave de lujo, un Boeing 787 Dreamliner, adquirido en 2013 y que cuando salió a la venta fue el más caro del mundo,considerado en su lanzamiento histórico y un parteaguas en la historia de la aeronáutica.

El avión presidencial está fabricado con 50 por ciento de materiales compuestos (fibra de carbono), mucho más ligero que cualquiera en el mercado y con un ahorro de combustible de hasta 20 por ciento.

Antes  del 787 sólo volaban aeronaves fabricadas de aluminio en cuyo fuselaje había al menos 1,500 láminas y entre 40,000 y 50,000 remaches que lo hacían más pesado. El Boeing  novedoso permite con una sola pieza de fibra de carbono sustituir a todas ellas.

 4. Será una Presidencia itinerante

En abril de este año, durante su tercer día de campaña, el tabasqueño dijo en San Pedro, Coahuila que seguiría el ejemplo del ex Presidente Benito Juárez. López Obrador anunció su “Gobierno itinerante” para despachar no sólo dede Palacio Nacional en la capital del país, sino en el resto de los estados de la República.

“No voy a estar todos los días en la capital de la República: voy a estar en la Laguna, en las Costas del Pacífico, en el Golfo, con los tarahumaras, voy a estar en Chiapas, voy a estar en la Mixteca de Oaxaca, voy a estar en todos lados, en todo el país, ahí va estar el gobierno”, dijo en esa ocasión.

Como virtual Presidente electo Andrés Manuel reiteró que a mediados de septiembre inicia un recorrido por “todas las regiones del país” que se extenderá hasta finales de noviembre.

“Para presentar el Plan de Desarrollo Integral en cada una de las regiones del país”, adelantó durante sus primeros días de mensajes públicos, luego de la elección del 1 de julio. 

5. No usará al Estado Mayor Presidencial

 “Me va a cuidar la gente. He sostenido que me cuida la gente, que el que lucha por la justicia no tiene nada que temer. Yo he sostenido esto”, afirmó el tabasqueño durante su primera conferencia de prensa en Palacio Nacional, luego de su reunión con el Presidente Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con López Obrador el Estado Mayor Presidencial no desaparecerá y será incorporado a la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y “ya no estará a cargo de custodiar al Presidente de la República”.

“Quedará como una corporación que está al servicio de la Sedena. Va a incorporarse por completo. Ya no estará en la Presidencia de la República y quiero que quede claro”, dijo.

La decisión del tabasqueño ha sido polémica y una de las más cuestionadas, debido a que hasta el momento la experiencia de seguir al virtual presidente sin seguridad,  se ha convertido en una hazaña, pues a sus llegadas y salidas a eventos públicos siempre hay personas que desean tocarlo, besarlo y tomarse una foto con él, además de unos 150 medios de comunicación con cámaras de televisión.

Andrés Manuel ha reconocido que se ha llevado algunos golpes, y hace unos días durante su reunión con empresarios en el Hotel Camino Real, una trabajadora de seguridad del hotel resultó lesionada al intentar detener a la muchedumbre. 

6. Se bajará el sueldo a la mitad

Enrique Peña Nieto gana actualmente 3 millones 115 mil 531 pesos anuales, entre salario base y compensaciones. En noviembre de 2017 la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) y el Congreso de la Unión incrementarle 112 mil 560 pesos al Presidente en su remuneración anual. También 4 mil 549 pesos a los secretarios de Estado 4 mil 549

López Obrador ha dicho que se reducirá el sueldo a la mitad de lo que gana Peña Nieto, sin compensaciones. De acuerdo con el Portal de Obligaciones de Transparencia (POT), el actual Presidente de México gana 209 mil 135.92 pesos brutos y 142 mil 033.43 pesos netos al mes.

 7. Quitará pensiones a los ex presidentes

Una de las decisiones más controvertidas, pero también más populares entre el electorado que votó por López Obrador es la promesa de quitarles a los ex presidentes las pensiones que al año suman millones por cada uno. 

Por ejemplo, de acuerdo con la periodista Linaloe R. Flores de SinEmbargo, el ex Presidente Luis Echeverría Álvarez ha recibido casi 83 millones de pesos en las últimas tres décadas, por concepto de sueldo bruto, atención médica y ayuda de personal civil cada mes.

Vicente Fox Quesada afirma que su pensión es de 130 mil pesos, y no de cinco millones como ha dicho en campaña Andrés Manuel, y que la necesita para vivir. Sin embargo dice que renunciará a ella.

8. Rentará casa cerca de Palacio Nacional

López Obrador ha dicho que no vivirá en Los Pinos y que durante su primer año de gestión vivirá en su actual casa en Copilco, debido a que su hijo menor estudia la primaria a tres cuadras de su casa. Después, en 2019 cuando el niño concluya sexto grado de primaria, la familia presidencial buscará rentar una casa cerca de Palacio Nacional.

“Después sí vamos a rentar una casa más cercana al Palacio Nacional, pero no van a ser Los Pinos. Vamos a vivir como viven todas las familias de México, no vamos a vivir con lujos”, declaró el 13 de mayo en un mitin en Cosamaloapan, Veracruz.

9. Accesible a la prensa

“¿Por qué hacer acartonada esta conferencia?”, dijo López Obrador durante su primera conferencia de prensa en Palacio Nacional el 3 de julio. Ese día se esperaba que el virtual Presidente de la República sólo diera un mensaje sobre los acuerdos tomados con el Presidente Enrique Peña Nieto durante su encuentro, pero ante las preguntas de los medios de comunicación, el tabasqueño decidió hacer del mensaje una conferencia y contestar preguntas durante media hora.

López Obrador ofreció el 3 de julio su primera conferencia de prensa como virtual presidente de México en Palacio Nacional, luego de una reunión con el Presidente Enrique Peña Nieto. Foto: Misael Valtierra, Cuartoscuro

 

Aún se desconoce si López Obrador dará conferencias a las seis de la mañana cuando asuma su cargo como jefe del Ejecutivo, como cuando era Jefe de Gobierno del entonces Distrito Federal, pero durante su primera semana como ganador de los comicios del 1 de julio se ha mostrado cercano y abierto con los medios. Incluso bromista.

 10. Austeridad

Andrés Manuel ha prometido un Gobierno austero y también “dar el ejemplo” de honestidad y congruencia al resto de los funcionarios públicos del país, para desterrar la corrupción, que será el principal objetivo durante su próxima gestión.

Pero López Obrador planea llevar su austeridad más allá de los gastos de Gobierno, no sólo en su decisión de no vivir en  Los Pinos y viajar en vuelos comerciales como cualquier otro mexicano.

Él viste de forma austera, usa un Volkswagen Clásico blanco para transportarse. En su casa de campaña –en la calle Chihuahua– y en su oficina –ubicada en San Luis Potosí en la colonia Roma de la Ciudad de México– no hay lujos y muy seguido come tacos en su despacho, que aún utiliza para recibir visitas de diversos puntos del país todos los días.