En su autobiografía, confiesa que el equipo de su esposo, el ex Presidente Felipe Calderón, le ordenó ese silencio suyo que la distinguió mientras fungió como Primera Dama. Ahora que Margarita Zavala Gómez del Campo ha renunciado al PAN y aspira a ser Presidenta de la República con una candidatura independiente es difícil verla en el espejo de la Transparencia.

Discreta era ella como discretos sus gastos. No quedó registro en los archivos de Los Pinos ni del costo de sus viajes, compras o el gigantesco árbol de Navidad con el que decoró un salón de El Vaticano en 2007.

Su línea de pensamiento se asoma en la tesis con la que se licenció en la Escuela Libre de Derecho. En ese trabajo propuso una Comisión Nacional de Derechos Humanos tan fuerte que pudiera defender del aborto a los bebés no natos.

Ciudad de México, 7 de octubre (SinEmbargo).– Triunfe o no en su aspiración de convertirse en la primera Presidenta mexicana, la historia de Margarita Zavala Gómez del Campo se escribe como la de una ambición, pero con la más profunda mesura y un estilo de hacer política tan discreto que no deja huella. Si se revisa su presencia en la casa oficial de Los Pinos cuando su esposo, Felipe Calderón Hinojosa, fue Presidente, se encuentra a un fantasma. Callada, sin pronunciamientos públicos sobre la crisis de derechos humanos crispada durante el sexenio, siempre detrás. Esa fue Margarita, la ex Primera Dama que ayer presentó su carta de renuncia al Partido Acción Nacional (PAN), el instituto fundado por Manuel Gómez Morín al que se inscribió cuando era una adolescente de 17 años de edad.

Ayer, en un mensaje grabado, se le vio una actitud enérgica. Parecía dejar atrás los años de silencio al que la obligaron y se obligó en el pasado. Ella misma escribió en su autobiografía “Margarita, mi historia” (editorial Grijalbo, 2016): “El staff de Felipe me hizo la vida algo más difícil: se pronunciaron porque mi papel fuera casi testimonial, llegaron a pedirme que me abstuviera de asistir a los eventos del Presidente, salvo cuando se me indicara lo contrario”.

Ahora que es suspirante por la Presidencia de la República es difícil perfilarla a través del espejo de la Transparencia. La invisibilidad que tanto procuró –que tanto procuraron– se impone. Margarita Zavala Gómez del Campo no dejó registro en los archivos de Los Pinos ni del costo de las decenas –acaso cientos– de viajes que realizó por decisión propia o al lado de su esposo; tampoco del pesebre y el árbol de Navidad con el que decoró un salón de El Vaticano en 2007; no lo hizo con el gasto en su imagen ni en la compra de su indumentaria basada en rebozos potosinos, mucho menos de su fortuna personal.

Estas también son palabras de su autobiografía: “Decidí no dar entrevistas a ningún medio de comunicación, entra otras cosas porque el equipo de Comunicación determinó que debía quedarme muy calladita”.

Felipe Calderón y Margarita Zavala fueron los principales inquilinos de Los Pinos, del 1 de diciembre de 2006 al 30 de noviembre de 2012. Foto: Cuartoscuro

¿Y CUÁL ES SU FORTUNA, SEÑORA CANDIDATA?

Discreto fue su papel de Primera Dama y su paso por el Congreso donde tuvo una diputación plurinominal como discreto ha sido su dinero. Incluso en este ámbito, el del patrimonio, a la pre candidata a la Presidencia, Margarita Zavala se le debe ver como una mujer casada que comparte con su cónyuge sus bienes e ingresos.

Zavala Gómez del Campo jamás había hecho públicos sus bienes hasta el 20 de diciembre de 2016 cuando en la plataforma ciudadana 3de3 presentó su declaración patrimonial. Dio a conocer la casa que comparte con él de 800 metros cuadrados y de un valor de tres millones de pesos, además de inversiones financieras por un millón de pesos y unos ingresos anuales de poco más de 400 mil pesos.

Se trata del peculio de una pareja política que desde que desde que se instaló en la residencia oficial de Los Pinos siempre fue en aumento. Las declaraciones patrimoniales publicadas en la Secretaría de la Función Pública por Felipe Calderón Hinojosa dan cuenta que los ingresos del matrimonio pasaron de 7.4 millones de pesos en 2006 a 17.8 millones al terminar el mandato. En seis años, el ex Presidente declaró que sus bienes se habían multiplicado al lado de su esposa. Tenían efectivo, propiedades, además de joyería, collares, línea blanca, muebles, artesanías y obras de arte por más de 657 mil pesos.

En su propia declaración, Zavala Gómez del Campo abundó que hasta 2016, juntos percibían ingresos anuales por 9.1 millones de pesos, cuando en 2013, el año que la pareja dejó Los Pinos, esa cifra era de 3 millones 250 mil pesos. Es decir, fuera de la residencia oficial, los Zavala-Calderón triplicaron sus ingresos.

LOS VIAJES DE MARGARITA: UN MISTERIO

Más por usos y costumbres políticas que una exigencia legal, la esposa del Presidente de México pasa a ser presidenta honoraria del Sistema Nacional de Desarrollo Integral para la Familia (DIF). Desde esa posición, puede elegir una causa social para trabajar durante el sexenio, lo que implica giras de trabajo.  Margarita Zavala Gómez del Campo escogió varias causas. Y por ello, viajó sin que de ello pueda ser visto ahora ningún comprobante.

Según la ficha biográfica que colgó la Presidencia en tiempos de Calderón y que aún se encuentra en la Red, dirigió la Estrategia nacional para una Nueva Vida en coordinación con el Consejo Nacional contra las Adicciones. También trabajó en la protección de niñas y niños migrantes no acompañados; además de la coordinación interinstitucional para salvaguardar la integridad de niñas, niños y adolescentes involucrados en hechos violentos con la delincuencia organizada. Impulsó también el proceso de adopciones en México.

La violencia y la sangre crispaban el ambiente. Felipe Calderón se mantenía en el combate al crimen organizado, el eje de su Gobierno desde que en diciembre de 2012 asumió como Primer Mandatario. Los mecanismos de Transparencia le transmitían preguntas como ¿Cuántos muertos van? ¿Por qué inició usted esta guerra? ¿Por qué no se detiene, señor Presidente? ¿Y el diagnóstico?

Margarita Zavala Gómez del Campo en la residencia oficial de Los Pinos. Eran sus tiempos como Primera Dama. Foto: Cuartoscuro

La Primera Dama también recibía preguntas. Para todas hubo negativas. En una solicitud de información se encuentra que le requirieron el nombre de sus asesores. En otra, se interesaron por lo que había en su armario: número de vestidos, trajes sastres, zapatos, zapatillas y bolsos. Otra pregunta fue ¿Cuánto gastó la Primera Dama en su arreglo personal en su viaje al Reino Unido? La Presidencia expuso como constante ante todas las preguntas que esos datos eran “inexistentes”.

Durante el sexenio, Margarita Zavala viajó por lo menos en tres ocasiones al Vaticano en Roma, Italia. En 2007, una delegación del Gobierno mexicano dirigida por ella llevó al Vaticano un árbol de Navidad y un pesebre. El árbol fue decorado con 415 piezas de cerámica pintadas a mano. Para ello se contrató a Jesús Guerrero Santos. Las figuras reproducían pájaros multicolores como el cenzontle y el jilguero, así como frutas tradicionales de las posadas mexicanas como la caña y el tejocote.

Era, quizá, un acto que representaba al ser de Margarita Zavala. En su libro en el que relata su vida, expone la importancia que tiene para ella la lectura de la Biblia, la Semana Santa y los sermones desde el púlpito. Quiso ser monja antes que abogada; pero su padre la reconvino: “Tú no quieres ser monja, lo que quieres es ser madre superiora”.

Pero de cuánto costó el mobiliario y la diligencia que llevó el título “Navidad mexicana en el Vaticano” no quedó una sola factura en los archivos de Los Pinos.

MARGARITA, EN CONTRA DEL ABORTO

A las 14:45 horas de ayer, Margarita Zavala Gómez del Campo se convirtió en la principal aspirante de la derecha a la Presidencia de México. Presentó su renuncia al PAN “al que se afilió su madre, Mercedes, antes de que se le diera derecho de voto a la mujer” y al que por insistencia de ella, se afilió su padre, Diego.

Margarita Zavala está fuera del PAN, el partido que lo fue todo en su vida. Sus padres, su marido (ahí lo conoció), su ambición e incluso su futuro militaron en esos colores.

Ni ayer –como no lo ha hecho hasta ahora– criticó la crisis de derechos humanos desatada en el país cuando su esposo, el ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa lanzó una guerra en contra del crimen organizado. A la misma hora en que su mensaje era difundido, el fotoperiodista Daniel Esqueda Castro era velado después de haber permanecido horas desaparecido. Su muerte se sumó a ese saldo que no se detiene y que incluye más de 70 mil muertos y 23 mil desaparecidos.

La carta de renuncia de Margarita Zavala al PAN, luego de 33 años de militancia. Foto: SinEmbargo

Resulta una paradoja porque los derechos humanos constituyeron el tema de la tesis con la que obtuvo en 1992 el grado de Licenciada en Derecho por la Escuela Libre de Derecho. La joven Margarita, con 25 años, propuso en su trabajo una Comisión Nacional de Derechos Humanos con más facultades. La hija de Mercedes Gómez del Campo Martínez y Diego Zavala Pérez (magistrado del Tribunal Superior de Justicia), defendió que los derechos humanos debían otorgarse al humano “desde el momento de la concepción”, por lo que la Comisión Nacional de Derechos Humanos debía intervenir para evitar el aborto.

Su tesis se titula “La Comisión Nacional de Derechos Humanos. Antecedentes, Estructura y Propuestas”. Cuando se graduó tenía 25 años. Una joven Margarita proponía que la Comisión Nacional de Derechos Humanos tuviera más facultades, entre ellas, poder intervenir para evitar el aborto. Proponía que el bebé no nato adquiriera derechos humanos desde el momento de la concepción.

“Con respecto al asunto, la Comisión Nacional de Derechos Humanos pudo hacer valer que el derecho humano de la vida, desde la concepción está reconocido en nuestro ordenamiento jurídico mexicano y que por lo tanto debía ser respetado”.

Margarita Zavala Gómez del Campo dejó asentado en su tesis: “La Comisión tiene competencia para actuar en esta materia por lo siguiente: a) el artículo 133 de la Constitución, como ya se señaló, establece que la Constitución, las leyes del Congreso de la Unión y los tratados internacionales será la Ley Suprema. B) El artículo 1º del Reglamento Interno de la Comisión, establecer que los derechos humanos se encuentran también definidos en los tratados internacionales suscritos por México. C) El artículo 4º de la Convención Americana sobre Derechos Humanos establece que: “Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la Ley, y en general, a partir del momento de la concepción: Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente.”

d) Además, el artículo 20 del Código Civil del Estado de Chiapas reproduce íntegramente el artículo 22 del Código Civil para el Distrito Federal en materia común y para toda la República en material federal, establece: “… desde el momento en que un individuo es concebido, entra bajo la protección de la Ley y se le tiene por nacido…”.