Los cárteles mexicanos se mantienen como la principal amenaza criminal para Estados Unidos. Así lo refiere el último informe de la DEA publicado el 6 de diciembre, en el que se detalla que el portafolio de las células mexicanas consiste en el tráfico de heroína, metanfetaminas, cocaína, mariguana y el fentanilo (un opioide conocido por sus propiedades analgésicas). La heroína ha concentrado los esfuerzos más insistentes del narcotráfico por crecer en el vecino país. Drogas como la mariguana abastecen a 22 millones de consumidores de acuerdo con la Encuesta Nacional sobre el Uso de Drogas y la Salud. Especialistas en seguridad detallan que México se ha plegado a una lucha contra las drogas que ha irradiado la violencia. Son 186 mil asesinatos los registrados entre diciembre del 2006 y el 2015 relacionados con la guerra contra el narco en México, pero el consumo al norte del Río Bravo no para.

Las políticas de los Estados Unidos antinarcóticos han dejado la violencia en México. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro

Las políticas antinarcóticos de Estados Unidos han dejado la violencia en México. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro.

Ciudad de México, 7 de diciembre (SinEmbargo).- El último informe de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA, por sus siglas en inglés) “Estimación de la Amenaza Nacional de las Drogas 2016” (NDTA, por sus siglas en inglés) reitera la operación de seis cárteles mexicanos en el vecino del norte.

Las autoridades estadounidenses han detectado el tráfico de estupefacientes por parte del Cártel de Juárez, el Cártel del Golfo, el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG), el Cártel de Sinaloa, Los Zetas y el Cártel de los Beltrán Leyva.

“Los cárteles mexicanos se mantienen como la principal amenaza. No hay otro grupo que actualmente se haya posicionado para retarlos [en Estados Unidos]. Mantienen la influencia en grandes porciones del territorio en México que son usadas para el cultivo, producción, importación y transporte de drogas ilícitas”, cita el trabajo.

El informe resalta la operación de los grupos del crimen mexicano en distintas ciudades como Chicago, Boston, Pittsburgh, San Diego, Phoenix, Nueva York, Merrillville.

CLICK PARA VER MAPA

En los últimos 10 años, el panorama de la droga en Estados Unidos ha cambiado, resaltó la DEA. Al impacto derivado del consumo de fármacos que requieren prescripción médica, heroína y fentanilo, se sumó un aumento en el consumo de metanfetaminas.

Especialistas opinan que la política antinarcóticos de Estados Unidos, extendida a México, no ha dado resultados.

Francisco Gallardo, general mexicano, detalló que fue a partir de la iniciativa Mérida, aceptada por el Presidente George Bush en el 2008, que se impulsó la participación de las fuerzas armadas para realizar tareas de seguridad ciudadana en los países que la aprobaron.

“Los resultados ahí los estamos viendo, miles de muertos, desaparecidos, ejecutados, utilización de la tortura como un mecanismo de investigación, la corrupción del Ejército. El rompimiento del sistema de defensa nacional de esos países que firman. Un fracaso total y absoluto”, dijo Gallardo.

¿CÓMO OPERAN?

La heroína ha ido en aumento en los Estados Unidos. La mayor parte es operada por los cárteles mexicanos. Foto: Cuartoscuro

La heroína ha ido en aumento en Estados Unidos. La mayor parte es introducida a EU por los cárteles mexicanos. Foto: Cuartoscuro

De acuerdo con la DEA, los cárteles mexicanos del otro lado de la frontera se apoyan en personas que usualmente tienen ascendencia mexicana pero nacionalidad estadounidense.

Estos operadores mantienen un perfil bajo con el fin de evitar una detección y el escrutinio de la ley.

“Como tal, Estados Unidos no ha experimentado en gran medida la violencia generada por los asesinatos relacionados con las drogas”, reza el trabajo.

Mientras tanto en México la ola de violencia que inició el 11 de diciembre de 206, cuando el ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa decidió enviar a las tropas del Ejército a descabezar al narcotráfico terminó por traducirse en 122 mil homicidios en su sexenio, que terminó en 2012.

Por su parte el Presidente Enrique Peña Nieto, entre el 2013 y el 2015 ha llevado una administración que ha registrado una ola de 63 mil 835 homicidios, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

“En las estrategias antinarcóticos, realmente la guerra se expande hacia México. Mientras México coopera con estrategias antinarcóticos que son totalmente fallidas. Por qué, porque en realidad el consumo de droga en Estados Unidos, el comercio y la entrada de droga no ha bajado”, dijo Guadalupe Cabrera-Correa, profesora de la Universidad de Texas.

ADICCIONES QUE COBRAN VIDAS

La ola de homicidios no ha hecho cambiar el enfoque de combate hacia las drogas, refirió Correa- Cabrera. Foto: Margarito Pérez Retana, Cuartoscuro

La ola de homicidios no ha hecho cambiar el enfoque de combate hacia las drogas, refirió Correa- Cabrera. Foto: Margarito Pérez Retana, Cuartoscuro

Los impactos de salud pública no han logrado que Estados Unidos impulse una agenda internacional con un enfoque de atención al fenómeno de las drogas que no sea visto desde la seguridad nacional, coincidieron los consultados.

El informe de la DEA detalla que en los Estados Unidos del 2007 al 2014 han muerto en los Estados Unidos 40 mil 912 personas por intoxicación de heroína. En el mismo periodo murieron 39 mil 618 por el consumo de cocaína.

“No se ha visto como un problema de salud pública sino de seguridad y esa misma estrategia se ha extendido a otras partes del hemisferio. Esta clase de colaboración se ha expandido a otros países a través del plan Colombia, plan Mérida, y otras en Centroamérica. Y el resultado es que no se ha disminuido ni el consumo ni el tráfico”, dijo Correa-Cabrera.

Las adicciones también se han quedado en México. Este año el titular del Consejo Nacional contra las Adicciones Manuel Mondragón dijo durante la presentación de una encuesta sobre estudiantes adictos que en México había 713 mil 963 menores de edad con necesidad de algún tratamiento.

Un trabajo de presentación del ex director del Instituto para la Atención y Prevención de las Adicciones, Rafael Camacho Solís, refiere que por cada dólar que se invierte en usuarios de drogas, se gastan 100 en la guerra contra el narcotráfico.


También te puede interesar