Ciudad de México, 8 de ene (SinEmbargo).– La violencia que se vive en el país no sólo ha producido pena y desasosiego. Luego de un sexenio que dejó más de 100 mil muertes y unos 60 mil desaparecidos, según cifras de organismos nacionales y extranjeros defensores de derechos humanos, la sociedad mexicana ha quedado marcada por escenas de horror que, por desgracia, continúan presentes en la nueva administración federal. También han provocado el nacimientos de manifestaciones culturales que, nos gusten o no, se han gestado y lo siguen haciendo en diversas partes del país. Encima éstos movimientos producen montañas de dinero para sus creadores que, gracias a la Internet, no han necesitado de los medios masivos para lograr acaparar el mercado y alcanzar éxito. El ejemplo más claro de esto es el llamado Movimiento Alterado, el cual se ha valido de la fuerza de la Red para reflejar con sus “Canciones Enfermas” los odios de millones de usuarios.

Foto: Twitter

El Movimiento Alterado inició como una corriente musical nacida en Culiacán, Sinaloa, que rinde culto a la forma de vida y acciones violentas del crimen organizado. Pero expertos señalan que ahora ya no sólo son canciones, sino videos musicales, películas, fotografías, ropa, y más. Es un negocio que deja ganancias millonarias aunque no se sabe con exactitud a cuánto ascienden.

En las llamadas “Canciones Enfermas” o “Corridos Enfermos” se pueden escuchar palabras como “degollar”, “ejecutar”, “levantón”, “sanguinarios”, “locos”, “ondeados”, “empercherados”… También, dentro de estas canciones se hace alusión a la vida de millonarios, consumo de drogas y al uso de armas de grueso calibre.

Los intérpretes de la música del Movimiento Alterado son El Komander (la punta de lanza), Los Buitres, Larry Hernández, Noel Torres, Oscar García, Los Cuates Valenzuela, Buchones de Culiacán, Buknas de Culiacán, Los Primos, Erik Estrada y El RM.

Si bien, cada uno de estos cantantes o grupos tenía cierta fama en Sinaloa, fue en 2009 que saltaron a la escena nacional e internacional. En ese año los Cuates Valenzuela Rivera, Omar y Alfonso, crearon el Movimiento Alterado.

Los Cuates Valenzuela, Adolfo y Omar, como son conocidos en el gremio musical, nacieron en Culiacán, Sinaloa, en 1976, y desde muy chicos sintieron el llamado de la música, por ello iniciaron su preparación en la Escuela de Música de Difocur, en donde formaron la Banda Santa Cecilia. Posteriormente, obtuvieron una beca para estudiar en Los Ángeles.

Foto: Twitter

Los Valenzuela fundaron en 1991 la empresa Twiins Enterprises en Los Angeles. Los Twiins, como se les conoce, han trabajado con artistas como Thalía, Jenni Rivera, Calle 13, El Chapo de Sinaloa, Banda el Recodo, Paulina Rubio, Los Tucanes de Tijuana y muchos más.

Las producciones de estos empresarios han vendido millones de discos y como reflejo de ello su trabajo ha obtenido premios Grammy, Lo Nuestro y Billboards, por lo que han sido reconocidos por la Asociación de Compositores, BMI, como los productores del género Regional Mexicano de mayor influencia y éxito.

Hoy en día el negocio de los Cuates Valenzuela va más allá, producen caricaturas, películas, comerciales, publicaciones impresas, ropa, y productos para internet.

En entrevista para Vanguardia, Omar dice que le han pedido permiso al Cártel de Sinaloa para que los dejen componer y cantar de esa manera. Así ocurrió, dice Valenzuela, con la canción “Los sanguinarios del M1”.

“Nosotros los buscamos a ellos para que nos den permiso”, dice Omar sin ofrecer mayor detalle. “Les hicimos llegar (la canción) y nos dieron el ok para poder sacar el corrido. Teníamos miedo. Nos mandaron a decir con su gente, con sus secuaces, que estábamos autorizados para sacar cualquier cosa. A veces se puede ofender alguien. No queríamos broncas”, admite.

Omar narra que en una ocasión un intermediario ajeno al Cártel de Sinaloa le ofreció dinero pero lo rechazó. Alfonso agrega que las canciones del Movimiento Alterado son exclusivas del Cártel de Sinaloa, si se habla, por ejemplo, de Los Zetas, su vida correría peligro.

Sin embargo, los cantantes, como Alfredo Ríos, cantante conocido como “Komander” y varios más niegan que este estilo de música sea patrocinado por el crimen organizado.

Hace unos años, cuando empezó, al movimiento lo llamaban “enfermo” o “enfermedad”. “Cuando le preguntabas a alguien en Sinaloa ‘¿cómo está compa?’ Te decían: ‘pura enfermedad’. Es un modismo. Se referían a balazos, desveladas, todo lo que ellos vivían o veían”, dice Omar.

Adolfo Valenzuela fue quien lo bautizó Movimiento Alterado y también inventó algunos calificativos: a los cantantes los llamó “macizos” y a los fans, “enfermos”.

El estallido del movimiento inició en 2009 cuando los hermanos Valenzuela grabaron las canciones de dos grupos y las subieron a Internet, porque las estaciones de radio no las tocaban. En varias radiodifusoras del país decidieron vetar esta música y a sus intérpretes, pero las audiencia las pide, así que cadenas nacionales hoy en día tocan algunas canciones que narran la vida de narcotraficantes o acciones del crimen organizado, aunque no son tan explícitas.

Pronto la oferta comenzó a circular como pólvora encendida en las redes sociales. Actualmente los videos de los hermanos Valenzuela cuentan con millones de visitas, y cada día miles de personas escuchan u observan las producciones.

Foto: Twitter

Los Twiins crearon varias páginas en la red donde se pueden adquirir sus productos. Incluso han lanzado en las redes sociales una especie de campaña en pro del Movimiento Alterado con imágenes donde les sugieren a sus fans defender esa corriente.

Ladiscomusic, sello disquero de la mayoría de los cantantes del movimiento, ha producido al menos siete discos en los que participan todos sus músicos. Según ellos, hasta 2011 cada material había vendido 70 mil copias.

Cabe destacar que sus discos no se venden en todas las tiendas, la compra masiva de estos materiales se hace en las presentaciones de los artistas.

De acuerdo con twiinsmusicgroup.com, los cantantes del Movimiento Alterado tienen al menos seis presentaciones, tanto en Estados Unidos como en México, para este mes de enero.

Por otra parte, además de los Valenzuela, existen más personas que están haciendo dinero con la apología de la violencia, así como hay canciones sobre el Cártel de Sinaloa, hay canciones para Los Zetas, como las que canta Beto Quintanilla; o música sobre La Familia Michoacana que interpretan Los Inquietos del Norte.

Por otra parte, varias productoras han acaparado en negocio de las llamadas narcopelículas, como es el caso de John Solís Fimls, que en su haber tiene más de una veintena de materiales que se difunden en YouTube y que a diario cosecha cientos de visitas.

Esto es el negocio del Movimiento Alterado que sigue creciendo pese a que se han levantado diversas acciones para eliminarlo. Es el fenómeno de la violencia llevado a las expresiones artísticas, es la tendencia entre los jóvenes y que sigue generando montañas de dinero.

-Con información de agencias.