Dos estudiantes de la UNAM obtuvieron el primer lugar en el Reto “Investigación Espacial” del concurso Vive conCiencia con un proyecto 100 por ciento mexicano.

Por Foro Consultivo Científico y Tecnológico

Ciudad de México, 8 de enero (SinEmbargo).– Hablar de tecnología espacial no suena tan lejano si pensamos en actividades cotidianas como consultar el clima, solicitar un taxi desde el celular o simplemente ver la televisión. Este tipo de tecnología está presente en la vida diaria, y los universitarios lo saben muy bien, tanto, que algunos de ellos se dedican a la investigación espacial. Es el caso de Guadalupe Jimena Hernández Rodríguez y Rodolfo Nava Ordóñez, estudiantes de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), campus Juriquilla, quienes desarrollaron un “Prototipo de rueda de reacción para subsistemas de control de orientaciones en satélite”.

El proyecto que consiste en desarrollar tecnología satelital para contribuir a que México pueda avanzar como un competidor a nivel mundial, fue el ganador del Reto “Investigación Espacial” del concurso Vive conCiencia, organizado por 23 instituciones y coordinado por el Foro Consultivo Científico y Tecnológico.

“Estamos construyendo un primer prototipo, un actuador cuya función es cambiar la orientación de los satélites y buscamos que sea 100 por ciento mexicano”, comentó en entrevista Rodolfo Nava.

Un satélite tiene varios subsistemas y uno de ellos es la orientación satelital, es decir, lograr que el aparato apunte en la dirección correcta. “Hay varias maneras de orientar un satélite, sin embargo, nosotros analizamos las diferentes maneras y las comparamos para ver cuál era la apropiada de acuerdo a nuestras posibilidades y llegamos a la conclusión que la ‘rueda de reacción’ era la más apropiada”, explicó Nava.

La rueda de reacción, continuó, es un actuador del sistema de control de orientación. Lo que hace es girar una masa que genera un torque con ayuda de un motor, y esa fuerza producida es la que cambia la orientación del satélite.

Uno de los principales retos del proyecto fue recopilar información relacionada con los satélites. “Pese a que sí la hay, es difícil conseguirla, en México es escasa”, mencionó el universitario.

Por su parte, Jimena Hernández Rodríguez, destacó la importancia de desarrollar la investigación espacial en nuestro país.

“La globalización genera una inercia, y no te permite rezagarte porque tenemos que responder a las necesidades que todos, como planeta, vamos creando. No podemos decir, yo no participo, yo me quedo a resolver problemas elementales porque eso significaría no participar, quedarse atrás. La respuesta entonces, es generar crecimiento en todas las áreas incluida la tecnología, indispensable para el desarrollo de cualquier país y en cualquier área, desde lo más elemental hasta la alta tecnología como es la satelital. Lo que estamos intentando con este proyecto, es dejar a un lado la tecnología extranjera y hacerlo nosotros mismos”, explicó Hernández Rodríguez.

Por otro lado, en los retos por venir, los jóvenes estudiantes comentaron que México tiene la iniciativa de promover este tipo de proyectos tecnológicos, sin embargo, aún falta realizar divulgación en la población.

“En tecnología espacial no todo es la NASA (Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio). México tiene el potencial para crear su propia tecnología, solo necesitamos la iniciativa de mexicanos jóvenes”, enfatizó Jimena Hernández.

En la edición de 2016 del concurso Vive conCiencia resultaron ganadores 10 equipos de universitarios que propusieron alternativas para mitigar los 10 retos de la Agenda Ciudadana de Ciencia, Tecnología e Innovación. Los retos son: Educación, agua, medio ambiente, seguridad alimentaria, energía, salud pública, cambio climático, investigación espacial, migración y salud mental.