El jueves pasado llegaron a la SEIDO nuevas acusaciones contra Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre por tráfico de mujeres. Ahora, un ex colaborador del ex líder del PRI en el DF se atreve a hablar sobre lo que, dice, ha visto: pederastia, drogas, incluso armas. Habla de una familia entera dedicada a la trata.

Los siguientes testimonios, grabados y en poder de SinEmbargo, involucran a más priistas y dibujan un panorama que hace ver la supuesta red de trata dentro del PRI-DF como una mera anécdota.

Pero la historia no termina aquí ni ahora. Otras tres presuntas víctimas preparan su declaración para llevar a Cuauhtémoc Gutiérrez ante la justicia mexicana…

cuauhtemocymadre

Cuauhtémoc y su madre, Guillermina de la Torre. Foto: Especial

Ciudad de México, 8 de abril (SinEmbargo).– El olor nauseabundo da la bienvenida a los basureros de Santa Cruz Meyehualco en Iztapalapa, la demarcación más poblada de México. Aquí viven 10 mil personas sin control del Estado. Aquí nacen y aquí mueren, bajo el dominio del llamado “príncipe de la basura”, el priísta Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre.

Estos son sus feudos, vigilados 24 horas por escoltas y cámaras de video: “La están grabando, es mejor que se vaya. Aquí nadie entra. Ellos son bien canijos”, dice el vigilante de la puerta principal del lugar que conduce al próspero territorio de la basura controlado por la familia: la madre, Guillermina de la Torre, y los hermanos: Norma, Rafael y Christofer; herederos de Rafael Gutiérrez Moreno, el “rey de la basura”.

Todos tienen un papel preponderante en el desarrollo de la millonaria empresa familiar. Y todos obedecen las directrices de su líder, incluido lo que tiene que ver con “negocios” paralelos a la basura, como el de la política y los giros negros.

El llamado “castillo negro”, una ostentosa mansión de mármol de ese color, es famoso en Iztapalapa por la celebración de fiestas que duran varios días. Las reuniones son atendidas por mujeres previamente reclutadas que reciben a importantes personajes de la clase política, de acuerdo con testimonios que apenas están saliendo a la luz pública.

“Me tocó asistir a algunas fiestas en el castillo con 50 o 60 mujeres totalmente desnudas. Algunas no creo hayan tenido la mayoría de edad y estaban obligadas a atender a los invitados, sin limite alguno. Había muchos políticos de diferentes partidos. Eran encerronas de fin de semana; empezaban el viernes, terminaban el lunes. Había drogas, alcohol, sexo, hombres, mujeres, niñas y niños. Lo único que faltaba eran animales. Allí se hablaba del presupuesto del partido (PRI) y de cuánto costaban las campañas”, dice un ex colaborador de Cuauhtémoc Gutiérrez.

Su identidad es reservada porque prestará declaración en la investigación iniciada por la Procuraduría General de la República (PGR) contra el ex dirigente del PRI-DF. Como otros testigos, están limitados por las mismas leyes para no revelar sus identidades.

escucha_testigo

audio01

audio02

audio03

audio04

audio05

audio06

audio07

audio08

Teresa Ulloa Ziáurriz, directora para América Latina y el Caribe de Coalición contra el Tráfico de Mujeres y Niñas de América Latina y el Caribe (Catwlac, por sus siglas en inglés) prepara la presentación de tres víctimas más de la presunta red de trata de mujeres dirigida por Cuauhtémoc Gutiérrez.

“Tenemos tres víctimas. Creemos que está metida toda la familia [Gutiérrez de la Torre] y varios miembros del Comité Ejecutivo del Partido Revolucionario Institucional del Distrito Federal. Inclusive estamos pidiendo que el caso lo atraiga directamente la SEIDO (Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada) aunque el que impuso a Cuauhtémoc es el actual Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam”, dice.

El jueves pasado, una testigo se presentó ante la SEIDO para ofrecer declaración sobre la presunta red de trata de mujeres: “Tenemos tres víctimas con testimonios muy fuertes que son prueba plena”.

EN LA INMUNDICIA

Caminando por los márgenes de los basureros, resguardados por doble alambrada, va explicando como funciona el feudo:

“Cuauhtémoc domina todo. Estos son sus terrenos. Dentro del área de Santa Cruz Meyehualco y adentro de los tiraderos, la prostitución está totalmente controlada. Él dirige el emporio del papá y adentro es un feudo donde no hay ley. Es el dueño de las personas. Allí empezó abusando de las niñas como si fuera un señor feudal. Su hermana Norma controla toda la red de Iztapalapa con varias casas de citas y table dance. La prostitución, más allá de ser una laceración y un vil negocio, es un vínculo de poder para el que la maneja. Se invita a políticos, los inmiscuye, los hace ser delincuentes como ellos y eso los viene uniendo en las grandes capas de poder”, señala.

El priísta Manuel Jiménez Guzmán, ex presidente del PRI en el Distrito Federal y actual director ejecutivo de mensaje gubernamental de Miguel Ángel Mancera, fue quien apadrinó al adolescente Cuauhtémoc para ingresar en la política.

El seis veces diputado priísta y masón grado 33, es precisamente quien escribe los discursos al jefe de Gobierno del Distrito Federal y quien amparó al líder juvenil, ahora cuestionado por presuntamente dirigir una red de trata de mujeres con fines de explotación sexual desde el PRI. Otro de sus pupilos es Igor Emilio Ferrer Acuña, delegado general del Consejo Masónico Mexicano, acusado de pederastia y corrupción.

Los “negocios” de Cuauhtémoc Gutiérrez relacionados con la explotación sexual no son nuevos. Cuando era Diputado de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) fue acusado de reclutar a por lo menos 20 edecanes con fines de explotación sexual. La reclutadora de mujeres era entonces Josefina Delgadillo, coordinadora administrativa del Movimiento Territorial: “El sueldo oscilaba entre ocho mil pesos mensuales por cubrir su horario, pero si acceden a acompañarlo en horarios fuera del trabajo y hasta ‘pasar la noche’ con él pueden ganar 14 mil pesos” publicó el diario Metro, que incluso le dedicó su portada. El PRD interpuso denuncia, pero jamás se le investigó ni se le molestó.

Para el ex colaborador de Cuauhtémoc, el uso de edecanes para brindar “servicios sexuales” a los políticos en el PRI es una vieja costumbre, tolerada y estimulada por las propias cúpulas: “Esta muy arraigado, hay priístas muy añejos como Enrique Jackson que desde que fue Delegado en Cuauhtémoc tuvo escándalos de corrupción y de giros negros con cantinas en Garibaldi, en donde se controla la prostitución de esa delegación. Él sale todos los viernes en ‘El Mañanero’, conducido por Brozo, en Televisa, como vocero del PRI. Jackson es padrino de Cuauhtémoc Gutiérrez. Él era amigo de su papá, el ‘rey de la basura’, que tuvo los escándalos de homicidio y corrupción en los años 70’s. Son los orígenes de la red de prostitución que él heredó y que ha ido acrecentando bajo el amparo del PRI. Hay prostitución a las puertas del PRI en el Distrito Federal, impune. No merecería salir de la cárcel nunca un tipo así”.

–¿Es una red de trata de mujeres con cómplices políticos, pero también un “negocio” familiar?

–Si efectivamente. Norma tuvo denuncias en Iztapalapa por extorsionar y manejar redes de niñas y mujeres, al servicio sexual de muchos políticos. Ella tenía fama de que llegaba a las fiestas, a los aniversarios del partido, a las tomas de protesta. Ella siempre surtió de edecanes a eventos del partido. Habría que hacer una lista de los contratos. Hay cientos de nombres de edecanes. Rafael es conocido en Iztapalapa por venta de drogas al menudeo, por extorsión, golpeador, por despojar gente de sus propiedades. Ha sido investigado, detenido y ha salido con amparos. Y siempre el poder de la familia lo ha sacado. ¿La mamá? Doña Guille, si no es participe, si es tolerante. Ella fue mamá a los 12 años. Ese es el origen de la conducta de ellos”.

Norma Gutiérrez de la Torre, fue Diputada local por el PRI en el Distrito Federal y es líder de los pepenadores en Iztapalapa. Estuvo casada con Erick Iván Ramos Huerta, quien fue asesinado el 12 de diciembre de 2012, cuando recibió un impactó de bala en el pecho a las 2 de la mañana mientras ingería bebidas alcohólicas con un grupo de amigos afuera de su domicilio en el número 61 A de la Avenida 5, casi esquina con Calle 2 de la Colonia Renovación en Iztapalapa. En un principio se dijo que fue una bala perdida, pero después nunca se esclareció el crimen. Ramos Huerta, había estado preso en el Reclusorio Sur por robo a transportistas.

Desde la Unión de Pepenadores del Distrito Federal, Norma aportó 25 mil votos al precandidato perredista Marcelo Ebrard y le dio presencia a las 16 delegaciones, aunque principalmente en Iztapalapa y Tlalpan, en la elección interna celebrada en diciembre del 2005, cuando se impuso a Jesús Ortega. De esa forma, Ebrard le garantizó a la hermana de Cuauhtémoc Gutiérrez, posiciones en la administración capitalina, beneficios que la familia y su grupo político, aún disfrutan con Mancera.

El feudo de Cuauhtémoc Gutiérrez en Iztapalapa se extiende a lo largo de la llamada “franja Puebla”, que comprende Ecatepec, Ixtapaluca, Chalco e Iztapalapa, donde hay casi 8 millones de habitantes, viviendo en los municipios más inseguros y pobres del Distrito Federal y donde la prostitución, el tráfico de drogas y armas, es materia cotidiana.

–Son 8 millones de habitantes, son muchos millones de pesos –dice el ex colaborador.

–¿Y la red de prostitución les deja ese dinero?

–Sí, la prostitución y el sexo con niñas y niños, pero también los negocios alrededor del sexo. Quien trafica humanos, trafica armas y trafica drogas. Son los mismos, están ligados, crea necesidades de protección. Crear redes de prostitución es tener impunidad, porque involucran a políticos a través del delito, los hacen delinquir en su negocio, para que ellos los dejan delinquir en otras cosas. Sus padrinos siguen teniendo mucho poder: Manuel Jimenez, Enrique Jackson, Manuel Aguilera, que fue Jefe de Gobierno en la Ciudad de México, vinculado sentimentalmente con su madre, y el Diputado y Delegado de Iztapalapa, Víctor Hugo Cirilo, quien nunca clausuró ninguno de los lugares y los protegió. Norma tiene toda la fama de haber delinquido extorsionando a comerciantes, es golpeadora. Además, no hay que olvidar que ellos exportan basura a Asia, Europa, Estados Unidos, y otros países. ¿Quien la revista? No hay control, ni siquiera fiscal.

La vinculación del ex Presidente del Senado y actual secretario técnico del Consejo Político Nacional del PRI, Jesús Enrique Jackson Ramírez, con giros negros viene de antes cuando el supuesto dueño del Bar Gema ubicado en Insurgentes centro intentó sobornar a las autoridades de la delegación que pretendían clausurarlo: “Bueno ya qué quieren. ¿quieren el acuerdo Jackson?”. Y explicó que cuando Jackson era Delegado le cobraba más y más mordidas, hasta que un día ese Delegado le dijo que si quería seguir operando fueran a “michas” en las acciones del negocio, según publicó en El Universal Juan Cerón, quien aseguró que Jackson seguía siendo su socio.

DELITO TIPIFICADO

cuauhtemocymoreira

Cuauhtémoc Gutiérrez en compañía del priista Humberto Moreira y doña Guille. Foto: Especial

¿Por qué la Procuraduría General de la República no ha actuado contra Cuauhtémoc Gutiérrez de la Torre si el delito de trata se persigue de oficio?, pregunta `la directora de Catwlac, Teresa Ulloa Ziáurriz,  quien afirma que el delito está claramente tipificado en la actuación del ex dirigente del PRI-DF.

“Se configura no solamente el delito de trata de mujeres, sino el delito de la ley general que esta dividido en distintas partes: la trata con todo el proceso previo: el enganche, reclutamiento, transporte, traslado, alojamiento, etcétera. Luego viene la explotación de la prostitución ajena y todas las formas y modalidades de explotación, la esclavitud sexual y servidumbre. Si hubo enganche o engaño. En este caso, hay reclutamiento, hay engaño, y hay abuso de una situación de vulnerabilidad, porque las chavas tienen ciertas características las víctimas porque son estudiantes, madres solteras, mujeres jóvenes sin oportunidades de trabajo”.

Añade: “No se entiende que las autoridades no actúen. Este delito es grave y se persigue de oficio ¿qué pasa?. Están las víctimas, las nóminas, con voluntad político y una correcta investigación de inteligencia se podría empezar a trabajar. En este delito las víctimas no son necesarias, aunque si las hay, pero lo van a hacer con la aplicación del 20 Constitucional, apartado D para que no descubran la identidad como lo dice también la Ley contra la trata”.

Las tres víctimas que prestarán declaración fueron rescatadas en un lugar distinto al edificio del PRI ubicado en Puente de Alvarado: “Me contaron que fueron engañadas a través de un anuncio de periódico. Ellas estaban en el PRI, las llevaba a eventos para ofrecerlas. Cuauhtémoc, las utilizó como una manera para ascender en su carrera política, además de usarlas él. Lo que significa que obtuvo un beneficio, que es otro de los lineamientos para la tipificación del delito”.

–¿Las ofrecía a altos cargos del PRI? ¿Había cómplices?

–Así es. Es una red y es delincuencia organizada. ¿El que pagaba la nómina no sabía? Las ponían como secretarias, recepcionistas, edecanes. Había por lo menos tres reclutadoras, que seguramente también llegaron igual.

–En esta red de trata de mujeres, ¿por qué se involucra la familia?

–Seguramente porque el hecho de que él estuviera bien, implicaba que todos iban a estar bien. La hermana ha sido diputada. No se si él obtenía dinero de las mujeres o simplemente se servía de ellas, eso habrá que investigarlo. La ley dice que si tres o más se asocian para delinquir ya hay delincuencia organizada, entonces, estamos hablando de penas que pueden llegar a más de 100 años de prisión.

La historia de Rafael Gutiérrez Moreno marcó a sus hijos, particularmente a Cuauhtémoc: “El perfil criminológico del padre lo absorvió por los poros, tomando su ejemplo; se siente totalmente seguro e impune, al grado de que quiere denunciar”.

Su padre, fue asesinado a la edad de 54 años, por orden de su esposa Martha García de 29 años, quien puso fin a 11 años de violencia: “Abusó de mi madre, de mi sobrina, de las mujeres de mi familia y, siempre cínico, contaba los hijos que tenía y ya iba en 56. Con él tuve cinco y quería llegar a 180”.

Ulloa explica que toda la familia fue “tocada” por el ejemplo paterno a tal grado de establecer este tipo de actividades: “Es muy terrible que la familia normalice la explotación tanto en el trabajo forzado a los pepenadores, como a las mujeres que tienen un estatus para ellos de valor cero y son consideradas solo como objetos sexuales para su desahogo personal y para obsequiar a sus correligionarios que le pueden garantizar un ascenso político y ganancia, entre más suben, más dinero obtienen. Son grupos violentos que se sienten intocables”.

Para la especialista en trata de mujeres y niñas con más de 20 años luchando contra este tipo de delito bajo amenazas y acoso de todo tipo, está bastante claro la comisión del crimen: “La trata es todo el proceso previo a la explotación de la prostitución y luego el beneficio que se obtiene a través de explotarlas. Y aunque digan que al final ellas aceptaban, hay un artículo en la ley que dice que el consentimiento otorgado por la víctima no es causa que excluye la responsabilidad penal. Además, si hay condiciones de vulnerabilidad, pobreza, violencia, necesidad, pues no hay consentimiento, hay necesidad”.

Entre los elementos de la investigación criminal, es necesario agregar que las chicas eran ofrecidas a otros priístas, algunos de alto nivel: “Las llevaban a los eventos y a las fiestas. Las chicas dicen que después de cada evento una o dos se iban con cada diputado o senador o priísta que asistía al evento. El perfil en el PRI de las chicas no coincidía con las chicas captadas en la  zona de los basureros, por eso ponían los anuncios en Internet y algunos periódicos”.

Uno de los elementos más graves, dice, es el uso del dinero público para el pago de servicios sexuales: “Yo no pago mis impuestos para que ningún dirigente de partido ni ningún político lo use para eso. Nadie pagamos impuestos para que los señores contraten su grupo de escorts. Eso no es trabajo, atenta contra la dignidad y los derechos humanos. No están disponibles, nadie puede consentir su propia explotación, ni su violación o denigración. Es muy difícil pensar que los demás priístas no sabían de la red de trata. Las chavas dicen que las llevaban a eventos del PRI y se iban con algunos”.

La investigación de la SEIDO, comenta, debe investigar a toda la familia y a sus cómplices en el PRI “eso es por lo que vamos a luchar. ¿Qué esperan para asegurar los inmuebles, catear los edificios del PRI y hacerse con las pruebas antes de que las desaparezcan? Queremos ver que haya una acción de la justicia”.