Bruselas, 8 Jun (Notimex).– La hija del líder libio Muamar Gadafi, Aisha, denunció ante un tribunal de Bruselas y de París a la OTAN por crímenes de guerra por la muerte de sus familiares y otros civiles durante los ataques aliados a Trípoli.

De acuerdo con los medios belgas, la queja se centra en el bombardeo llevado a cabo por la OTAN el pasado 30 de abril contra el palacio residencial de Gadafi, en el que habría muerto una hija de Aisha.

El gobierno libio afirma que el bombardeo aliado resultó, además, en la muerte del hijo más joven del coronel, Seif al Arab, y otros dos de sus nietos, así como de otros civiles.

Sin embargo, esas afirmaciones no han podido ser confirmadas hasta ahora.

Dominique Atdjian, uno de los tres abogados de Aisha al Gadafi, alega que la resolución 1973 de la ONU que da a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) el mandato para intervenir en Libia no contempla que se pueda atacar a civiles ni siquiera en caso de guerra.

La OTAN asumió el control de la operación militar internacional en Libia el pasado 31 de marzo con la misión de proteger a la población civil, implementar una zona de exclusión aérea, y hacer cumplir un embargo de armas y municiones.

Según el letrado, la demanda interpuesta ante el tribunal belga acusa de crímenes de guerra a la Alianza Atlántica, cuya sede está en Bruselas.

Por otra parte, el tribunal de París fue accionado debido al papel de Francia en el ataque del 30 de abril, y se le pide que “encuentre, identifique y castigue a los responsables y cómplices” en el episodio.

Las autoridades belgas y francesas analizan las quejas para decidir si los procesos pueden ser admitidos.