Madrid, 8 jun (EFE).- España vendió armas a países del norte de África y de Oriente Medio por más de 23 millones de euros (33,5 millones de dólares) en 2010, entre ellos Libia, a la que facturó 11,2 millones de euros (16,3 millones de dólares), según un análisis difundido hoy por varias ONG.

Amnistía Internacional, Fundación per la Pau, Greenpeace e Intermon Oxfam, reunidas en la campaña Armas Bajo Control, entregaron hoy este informe a los portavoces de la Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados (Cámara Baja del Parlamento español) para pedir explicaciones al Gobierno sobre el asunto.

Según los datos facilitados Libia habría recibido esos 11,2 millones de euros, por delante de Arabia saudí (5,8 millones de euros/8,4 millones de dólares), Marruecos (4 millones de euros/5,8 millones de dólares) y Egipto (2,5 millones de euros o 3,6 millones de dólares).

El análisis, realizado por el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria a petición de las ONG, exige que se denieguen, suspendan o revoquen las autorizaciones cuando haya indicios de que el material pueda ser usado de manera contraria al respeto y la dignidad humana.

También contempla la suspensión de la venta de armas cuando su uso pueda exacerbar tensiones o conflictos latentes.

Las ONG solicitan, además, que se mantengan los procesos de revisión de todas las transferencias y exportaciones.

El informe recoge asimismo datos sobre la venta de material policial y armas de caza y tiro deportivo en países como Ghana, Guinea Bissau y Líbano.