París, 8 jun (EFE).- Francia afirmó hoy que el anuncio de que Irán planea triplicar su producción de uranio enriquecido al 20 por ciento constituye “una provocación”, que incrementa los temores de la comunidad internacional sobre el programa nuclear del país.

“Es una provocación. Refuerza preocupaciones antiguas de la comunidad internacional ante la intransigencia del régimen iraní y sus violaciones constantes del derecho internacional”, señaló el Ministerio francés de Asuntos Exteriores en un comunicado.

En declaraciones divulgadas por la televisión estatal iraní, el director del programa nuclear de Irán, Fereydum Abasi, precisó que la triplicación de la producción va a ser posible gracias a la puesta en marcha a finales de año de una nueva instalación atómica en el suroeste de la capital.

Según la nota ministerial, el centro del problema nuclear iraní es “el mantenimiento de las actividades de enriquecimiento en Natanz, la construcción del reactor de agua pesada en Arak, el encubrimiento de la planta de Qom y la falta de respuesta a las preguntas de los inspectores del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)”.

El departamento lamentó que sobre todas esas cuestiones no haya habido “ningún progreso hasta la fecha, como confirman los informes sucesivos del OIEA”.

Exigió que Irán cese “inmediatamente esas violaciones constantes de las resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y del Consejo de Gobernadores del OIEA”. EFE