Kabul, 8 jun (EFE).- La misión de la OTAN en Afganistán da por hecho que en los próximos meses aumentará el número de atentados espectaculares por parte de la insurgencia talibán en el país, según aseguraron hoy varias fuentes aliadas.

“La insurgencia va a intentar acciones espectaculares”, advirtió un responsable militar de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) bajo condición de anonimato.

Según esta fuente, la estrategia de los talibanes ha cambiado en los últimos meses debido, en parte, al avance de las fuerzas internacionales en las áreas más conflictivas del país, que les ha arrebatado territorios hasta entonces bajo su control.

La ISAF prevé que la insurgencia, con menos posiciones que defender, busque acciones de impacto mediático, principalmente a través de atentados suicidas.

En las últimas semanas, coincidiendo con la llegada de la primavera, los talibanes han aumentado su actividad.

Además del habitual goteo de acciones a pequeña escala contra las fuerzas de seguridad afganas e internacionales, los insurgentes han atacado, por ejemplo, una base de la OTAN en Herat, el oeste de Afganistán, donde se concentran las tropas italianas y españolas.

También se ha registrado un número importante de ataques suicidas contra diversos objetivos y un aumento del número de atentados contra altos cargos oficiales, según ha constatado la principal agencia de inteligencia afgana.

“Es inevitable que el nivel de violencia este año iguale o sea un poco más elevado que el año pasado”, aseguró hoy el oficial de la ISAF citado anteriormente.

Recordó, en este sentido, que las fuerzas internacionales han logrado importantes avances a lo largo del invierno, que ahora deberán defender de los talibanes, que tradicionalmente multiplican su actividad durante el verano.

Afganistán se prepara actualmente para el inicio el mes próximo del llamado proceso de transición, según el cual, la ISAF comenzará a retirarse de algunas áreas para ceder el control a las fuerzas de seguridad afganas.

El objetivo es que esa transferencia de responsabilidad se extienda al todo el país a lo largo de 2014, aunque más allá de esa fecha seguirá habiendo tropas internacionales en suelo afgano, si bien con una misión de apoyo y formación de las tropas afganas. EFE