México, 8 Jun. (Notimex).- El presidente Felipe Calderón afirmó que el desafío de los sectores público y privado en México tras la peor crisis mundial es reactivar la economía y generar empleos, al tiempo que resaltó el trabajo de empresarios y comerciantes en esa labor.

Señaló que su gobierno cree “firmemente” en el poder de la empresa y sabe que las economías crecen “más que por el gasto que podamos emplear bien, mal o regular los gobiernos”, por la decisión de un comerciante de abrir su negocio o de un empresario de invertir.

“Creo, en ese sentido, que mucho tenemos que aprender los gobiernos de la lógica de cómo se manejan las empresas y aun los negocios y los comercios más pequeños en cualquier país”, expresó.

Al inaugurar el Séptimo Congreso Mundial de Cámaras de Comercio, con la participación de representantes de decenas de países, planteó que para cualquier comerciante lo básico es tratar de no gastar más de lo que recibe por ventas “y si se requiere endeudar, endeudarse de manera que pueda pagar a tiempo esa deuda y eliminarla lo más pronto posible”.

Y si tiene que corregir su negocio, refirió, “hay que aplicar en esa pequeña tienda de abarrotes en una esquina o en el gobierno una vieja receta que es buscar cómo aumentar los ingresos y buscar cómo reducir los gastos empezando por los gastos más superfluos”.

El mandatario dio la bienvenida a líderes de cámaras de comercio de diversas partes del mundo, a quienes dijo que llegan a un país cuyo gobierno cree firmemente en el poder de la empresa.

El titular del Ejecutivo federal mencionó que su gobierno “sabe que el crecimiento económico fundamentalmente depende de la iniciativa de las personas” y que las economías y los empleos surgen “a través de personas concretas como ustedes, que se arriesgan y cumplen con ese mandato que es el trabajo como única vía legítima para prosperar”.

Subrayó la importancia de volver a las reglas fundamentales de crecimiento económico que tienen que ver, precisamente, con estabilidad macroeconómica, orden en las finanzas públicas y respeto a la propiedad privada e inversión.

Sobre todo, indicó el presidente de la República, con la apertura de comercios como un instrumento fundamental para elevar el bienestar de la población y estimular la economía.

“Todos sabemos que la recuperación global tiene un reto medular en conciliar la estabilidad financiera con el progreso económico”, anotó, tras recordar que muchos países con grandes déficits fiscales tienen severos problemas para reactivar su crecimiento y generar empleos.

Destacó que en México se tiene una economía que ha recuperado la ruta del crecimiento, precisamente porque con el esfuerzo de la población “procuramos volver a tener finanzas públicas en orden y a manejar con responsabilidad el dinero de la gente aun en tiempos difíciles”.

Dijo que se ha reducido el déficit y aumentado la fortaleza de las reservas internacionales, que hoy llegan a 127 mil millones de dólares y representan más del doble de toda la deuda externa.

De manera adicional se ha mantenido en orden la inflación en una cifra alrededor de tres por ciento y la economía cerró el año pasado con una tasa de crecimiento de 5.4 por ciento, mientras que este año se sigue creciendo, al menos en el primer trimestre, a 4.6 por ciento.

También sostuvo que el año pasado se generaron más de 850 mil nuevos empleos en términos netos en el sector formal de la economía y en lo que va de este año se han creado otras 327 mil plazas.

El presidente Calderón subrayó que la buena marcha de la economía y la disciplina adoptada ha permitido ganar competitividad a México y que hoy sea considerado el país más competitivo para la producción de manufacturas que llevan como destino el mercado de Estados Unidos.