Morelia, 8 Jun. (Notimex).- La secretaria de Educación de Michoacán, Graciela Andrade, descartó la posibilidad de sancionar a los maestros que se mantienen en paro laboral y que han dejado sin clases durante más de una semana a más de 700 mil infantes en el estado.

Dijo que la medida resultaría contraproducente, y mencionó que una vez resuelto el problema más bien apelará a su sensibilidad, para que repongan las clases perdidas, incluso en jornadas sabatinas.

La funcionaria confirmó que ella estará presente durante la mesa de negociación que se establecerá mañana con autoridades de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE).

Recordó que tan sólo para las exigencias económicas de los profesores son necesarios al menos 200 millones de pesos, aunque el dirigente sindical, Jorge Cázares, ha mencionado que sólo levantarán el paro si la federación repone al estado los mil millones de pesos del recorte que se le hizo vía el Fondo de Aportación a la Educación Básica.

De acuerdo con lo previsto, la mesa de negociación que se establecerá este jueves en la capital del país será encabezada por el sub secretario de Gobernación, Juan Marcos Gutiérrez, y de obtener respuestas favorables, el próximo lunes podrían reanudarse clases en las más de siete mil escuelas en paro.