Un grupo de científicos analizó los datos que la sonda Cassini de la NASA obtuvo de Encélado y detectaron actividad hidrotermal debajo de la corteza de esta luna de Saturno.

Ciudad de México, 8 de noviembre (RT/SinEmbargo).- Un grupo internacional de científicos ha detectado actividad hidrotermal debajo de la corteza de hielo de Encélado, una de las lunas de Saturno, lo que implica la presencia de un “océano global” que no se ha congelado por completo. El equipo cree que las características de su interior mantienen caliente grandes cantidades de agua y permiten que otros materiales circulen a través del océano, abriendo la posibilidad de que este pueda sustentar algún tipo de vida.

En un estudio publicado este lunes en la revista Nature Astronomy, los expertos analizaron los datos que obtuvo la sonda Cassini de la NASA antes de desintegrarse en la atmósfera de Saturno el pasado 15 de septiembre. La información incluye detalles sobre los patrones del hielo de su océano y de sus géiseres, que arrojan vapor en su superficie.

LA CLAVE: SU NÚCLEO

Usando modelos teóricos para explicar la existencia del océano bajo su superficie helada, los investigadores han concluido que una masa de agua en tales condiciones solo es posible si es calentada por algo más que la fuerza de marea que produce la fuerza gravitatoria de Saturno.

“Se requiere una potencia de calor anormalmente alta, así como un mecanismo para enfocar la actividad endógena en el polo sur”, apunta el estudio.

Gael Choblet, de la Universidad de Nantes (Francia) y autor principal de la investigación, afirma que la alta permeabilidad del núcleo es la causa probable del flujo de agua que se infiltra y rezuma desde su interior a una temperatura cercana a los 90°C. Esto podría explicar el adelgazamiento de la capa de hielo en ciertas áreas.

“La estructura y la composición del núcleo rocoso de la luna podrían desempeñar un papel clave en la generación de la energía necesaria”, asegura Choblet.

AMBICIOSOS PROYECTOS PARA EXPLORAR ENCÉLADO

La NASA planea construir un instrumento de onda submilimétrica bajo el acrónimo de SELFI (Submillimeter Enceladus Life Fundamentals Instrument), para estudiar la composición de sus géiseres y medir rastros de sustancias químicas en las columnas de vapor de agua y partículas de hielo que emanan de las fisuras.

Asimismo, la Agencia Espacial Europea pondrá próximamente a prueba un radar de penetración que se espera pueda probar la teoría del calentamiento en Encélado y allanar el camino para que su océano pueda explorarse con mayor detalle.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.