La niña, de 2 años con seis meses de edad, ingresó esta mañana sin signos vitales al Hospital General, informaron.

La menor llegó herida de consideraqción al Hospital General en Sinaloa. Foto: Noroeste

Verenice Peraza

Sinaloa/Ciudad de México, 8 de noviembre (Noroeste/SinEmbargo).- La muerte de otra niña que presentó golpes, ahora de 2 años con seis meses de edad, sacudió al personal del Hospital General, pues apenas hace un mes una bebé de 11 meses que presentó múltiples fracturas, falleció tras días de agonizar en este nosocomio.

De acuerdo con el personal médico, la menor ingresó a las 7:00 horas de hoy sin signos vitales.

La niña presentaba golpes múltiples en el cuerpo.

La menor, de nombre Briana “N”, llegó muerta en brazos de su padrastro, quien al parecer la cuidaba mientras su madre, de 17 años, acudía a clases al Conalep I, ubicado en Urías.

Briana y su madre son vecinas de la Colonia Cristo Rey, ubicada al sur del puerto, entre las colonias Felipe Ángeles y Valle de Urías.

Luego del hecho, la madre de la menor llegó al nosocomio a las 8:15 horas sin saber lo que pasaba, por lo que fue notificada de la muerte de la niña.

Debido a la gravedad de los hechos, Trabajo Social dio parte al DIF Mazatlán y al Ministerio Público, quienes iniciaron las investigaciones correspondientes.

El cuerpo de la menor fue recogido por el Ministerio Público y luego será trasladado a la funeraria de guardia.

Personal del DIF Mazatlán expresó que cada vez es más frecuente que se presenten hechos de este tipo, por lo que se está considerando realizar una campaña de concientización sobre el respeto a la vida de los infantes.

El mes pasado una bebé, de 11 meses, ingresó al Hospital General de Mazatlán con muerte cerebral por tener múltiples fracturas en su cuerpo, y en el cráneo. Cuatro días después, falleció.

La menor estuvo días internada en el área de terapia intensiva del Hospital General, conectada a un respirador artificial, puesto que presentaba muerte cerebral por sufrir más de 20 lesiones en el cráneo.

Los especialistas confirmaron que la menor tenía 23 fracturas en la cabeza, lo que provocó que literalmente le “explotara” el cerebro.

También tiene quemaduras en ambas plantas de los pies, golpes en la espalda y lesiones en piernas.

Debido a este hecho, se ordenó la detención de una persona del sexo masculino, quien fue identificado como la pareja sentimental de la madre de la menor.

Por disposición del DIF Mazatlán, se le restringió el acceso a familiares de la menor, hecho que fue condenado por la madre, quien exigió estar a lado de su hija.

Por ello, personal de Derechos Humanos arribó al hospital para pedir el acceso de la mujer al área donde está su hija, y desde ayer la niña es cuidada por su mamá, quien sufre un problema de adicción, al igual que su actual pareja.

La Fiscalía General del Estado de Sinaloa tomó conocimiento del hecho desde que les fue reportado por el personal del Hospital General.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO  CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE Noroeste. Ver ORIGINAL aquí. Prohibida su reproducción.