“Claudia”, “Uva”, “Lucy II”, “Max”, “Pepe”, “Tito”, “Tokio”, “Jerry I” y “Rosty”, perros de la Unidad Canina de la corporación policial adiestrados en la detección de drogas, armas u explosivos que por una década intervinieron en golpes de decomisos al narcotráfico a lo largo del país serán colocados con familias para que disfruten de sus últimos años de vida en un hogar.

MEXICO, 8 dic (Xinhua).- La Policía Federal reconoció el miércoles a nueve de sus más leales y valientes oficiales caninos en el combate al crimen organizado, tras quedar jubilados al cumplir entre 8 y 12 años de servicio.

Se trata de “Claudia”, “Uva”, “Lucy II”, “Max”, “Pepe”, “Tito”, “Tokio”, “Jerry I” y “Rosty”, perros de la Unidad Canina de la corporación policial adiestrados en la detección de drogas, armas u explosivos que por una década intervinieron en golpes de decomisos al narcotráfico a lo largo del país.

“Uno de los cambios fundamentales que estamos intentando es precisamente sensibilizar, reconocer a los que no suelen ser reconocidos, y destacar a los que no suelen ser destacados”, explicó el comisionado nacional de Seguridad, Renato Sales Heredia, en la ceremonia.

La hoja de servicio de cada uno de los canes de razas Pastor Belga Malinois y Cobrador de Labrador refleja la importancia de su trabajo, como subrayó Sales Heredia, a favor de la seguridad del país.

En el caso de “Uva”, parte de sus 12 años de servicio la pasó rastreando drogas y armas en Ciudad Juárez cuando la municipalidad del norteño estado de Chihuahua era catalogada como la ciudad más violenta del mundo a causa de los choques entre el cártel de Sinaloa y los narcotraficantes locales.

Como especialista en detección de explosivos por nueve años, “Claudia” fue parte de las operaciones de seguridad durante la visita al país del Papa Benedicto XVI y la Cumbre de líderes del Grupo de los 20 (G20) en el balneario de Los Cabos, ambos eventos en 2012.

Otros ejemplos son “Tokio”, que durante sus 11 años de servicio halló importantes cantidades de droga que pretendía ser contrabandeada a través del aeropuerto internacional de la Ciudad de México, y “Rusty”, que por su pericia en la detección de enervantes y armas era desplegado en operaciones especiales de la corporación.

“Hoy, en la práctica, se les reconoce como lo que son: oficiales caninos al servicio de la seguridad ciudadana”, subrayó el comisionado general de la Policía Federal, Manelich Castilla.

Los nueve oficiales caninos desfilaron junto con sus policías manejadores al estrado para que Sales Heredia les colocara una medalla, dentro de la primera ceremonia que la corporación hace en su historia para reconocer a sus perros policía.

Ahora que pasaron a retiro, los nueve perros serán colocados con familias para que disfruten de sus últimos años de vida en un hogar.

La Federación Canófila Mexicana será la encargada de encontrar nuevos dueños a los animales, a los que el presidente de esa agrupación, José Luis Pyró, calificó de perros héroes.


También te puede interesar