La DEA ayudó también a los Beltrán Leyva, afirma NYT

 

Agentes estadunidenses antidrogas se hacen pasar “en secreto” como lavadores de dinero, ayudando a un poderoso traficante de drogas mexicano, Arturo Beltrán Leyva y a su principal proveedor de cocaína colombiana, Harold Poveda, a mover millones de dólares en ganancias de la droga, obtenidos en todo el mundo, publica hoy el influyente diario The New York Times.

El mes pasado, The New York Times informó que este tipo de operaciones se había iniciado en México como parte del creciente papel de la agencia en la lucha de Estados Unidos contra el crimen organizado. Los documentos recién obtenidos por el diario, proporcionan detalles poco comunes de la medida de que la cooperación y las formas en que se desdibuja la línea entre la lucha y la facilitación del delito.

Los agentes estadunidenses, lo hicieron como parte de un esfuerzo por infiltrar y desmantelar a las organizaciones criminales que están causando estragos al sur de la frontera, de acuerdo con nuevos documentos obtenidos del gobierno mexicano, indica el diario.

Los documentos, parte de una orden de extradición de la Secretaría de Relaciones Exteriores de México contra el proveedor colombiano de drogas. Los mismos documentos indican que los agentes antinarcóticos de Estados Unidos, fuerzas del orden de México y un informante colombiano, trabajabaron en secreto durante algún tiempo en el año 2007. Juntos, realizaron numerosas transferencias de decenas de miles de dólares, por el contrabando de millones de dólares en dinero en efectivo, y escoltado por lo menos un gran cargamento de cocaína procedente de Ecuador, llevándolo a Dallas y luego a Madrid, dice el diario estadunidense.

La orden de extradición, obtenido por la revista mexicana emeequis y compartida con The New York Times, incluye el testimonio de un agente especial de la DEA agente que dirigió una investigación de lavado de dinero encubierta contra un traficante colombiano llamado Harold Mauricio Poveda Ortega, conocido también como “El conejo”. “Se le acusa de haber enviado unos 150 toneladas de cocaína a México entre 2000 y 2010. Gran parte de la cocaína que, según las autoridades, estaba destinada a los Estados Unidos”, dice el diario.

Morris Panner, un ex asistente de fiscal federal que asesora en el Centro por la Justicia Penal Internacional de la Universidad de Harvard, dijo que hay riesgos inherentes a las operaciones internacionales de aplicación de la ley. “Las normas que se exigen en el país no se aplican cuando los organismos están operando en el extranjero”, dijo. “Así que las agencias pueden ser obligadas a hacer las reglas sobre la marcha” Al hablar sobre las actividades de la Drug Enforcement Agency por el lavado de dinero, dijo: “Es una pendiente resbaladiza. Si no tiene cuidado, los Estados Unidos podrían terminar ayudando a los chicos malos, más que hacerles daño”.

Sobre las copias de los documentos, un portavoz del Departamento de Justicia no cuestionó su autenticidad, pero se negó a hablar sobre ellos. Pero en una declaración escrita, la DEA defendió enérgicamente sus actividades, diciendo que habían permitido a las autoridades en México, matar o capturar a docenas de traficantes de alto nivel y de nivel medio, asegura el NYT.

“Grupos organizados transnacionales puede ser derrotados sólo por la cooperación transnacional y la aplicación de la ley”, escribió la agencia. “Esta cooperación requiere que las agencias de aplicación de la ley -a menudo de múltiples países- coordinar sus actividades, mientras que al mismo tiempo, siempre actuando dentro de sus respectivas leyes y autoridades”.

Los documentos dejan claro que pueden tomar años para que estas investigaciones obtengan resultados. Ellos muestran que en 2007, las autoridades se infiltraron las operaciones el señor Poveda Ortega y que éste fue considerado como el proveedor principal de cocaína al capo Arturo Beltrán Leyva. Dos años más tarde, las fuerzas de seguridad mexicanas mataron al señor Beltrán Leyva en un tiroteo cerca de la ciudad de México, dice el diario.

En cuanto a Poveda Ortega, en 2008 escapó de una redada en su mansión fuera de la ciudad de México en el que las autoridades detuvieron a 15 de sus asociados y se apoderó de cientos de miles de dólares, junto con dos leones que tenía como mascotas. Sin embargo, las autoridades finalmente lo capturaron en la ciudad de México en noviembre de 2010.

Según los documentos obtenidos recientemente, México accedió a la extradición de Poveda Ortega a los Estados Unidos en mayo pasado. Pero las autoridades estadounidenses se negaron a decir si la extradición se había producido.

“Ese es el tiempo que estas investigaciones tienen”, dijo un funcionario estadounidense en México, que hablaba sólo con la condición de no ser identificado. “Son una empresa enormemente complicada cuando se trata de lavado de dinero, de cables, de todo.”

Una de las escenas descritas en los documentos muestra que el informante hace ofertas para el blanqueo de dinero durante las reuniones con los traficantes en un centro comercial de Ciudad de México. Otro describe agentes encubiertos de la DEA que se hacen pasar por pilotos de Texas, que se ofrecen para el transporte de cocaína en todo el mundo por mil doláres por kilo, dice el diario.

Esos testimonios proceden de los testimonios de un agente especial de la DEA que se describió como un veterano de 12 años y residente de Texas. También existe el testimonio de un informante colombiano que se hizo pasar por un lavador de dinero y comenzó a colaborar con la DEA después de ser arrestado por cargos de drogas en 2003. The New York Times dice no dar los nombres del informante y del agente “por razones de seguridad”.

En enero de 2007, el informante se acercó a los socios del señor Poveda Ortega, y empezó a hablar a su manera en una serie de trabajos de lavado de dinero, cada uno más grande que el anterior,que le ayudó a ganarse la confianza de los traficantes de bajo nivel y en última instancia acceder a los capos.

Un puñado de agentes encubiertos de la DEA, de acuerdo con los documentos, se hicieron pasar por socios para el informante, incluidos los dos que ofrecían sus servicios como pilotos y otro que le dijo a los traficantes que habían varios negocios que le daba acceso a las cuentas bancarias que los traficantes para depositar su dinero y se dispersaran las drogas.

En junio de 2007, los traficantes, pidieron al informante que les diera un número de cuenta de sus depósitos. Y durante un período de cuatro días en julio, transfirió decenas de miles de dólares en un momento, de casas de cambio en México a una cuenta de la DEA que se había establecido en una sucursal de Bank of America en Dallas.

Según el testimonio, los depósitos de los traficantes fueron de un millón de dólares. Como parte de las instrucciones de los traficantes, el informante retiró el dinero y la DEA organizótodo para que fuera entregado a alguien en Panamá.

El testimonio del informante sugiere que los traficantes estaban satisfechos con el servicio, indice el New York Times.

Leer más sobre este autor


Publicaciones anteriores de


2 comentarios en "La DEA ayudó también a los Beltrán Leyva, afirma NYT"

  1. Guicciardini 09/01/2012 a las 8:59 am · Responder

    Con què descaro el gobierno estadounidense encubre sus actos de complicidad con el narco, llamàndolas ” operaciones secretas para infiltrar agentes”.

  2. Don Chingon 09/01/2012 a las 10:41 am · Responder

    YA ESTAMOS A UN PASO DE QUE SE DOCUMENTE EL CONOCIMIENTO, COMPLICIDAD Y PROTECCION POR PARTE DE GENARCO GARCIA LUNA Y LA DEA AL CHAPO GUZMAN… CALDERON EL NARCOPRESIDENTE MAS DESCARADO DE LA HISTORIA

Deja un comentario

comm comm comm