“Son dos Borges. El de Miami y el de Cuautla. El que no se escondía y el que está recluido. El que ostentaba los lujos que le regaló su sexenio de poder absoluto y el que tiene que enfrentar el destino de las acusaciones de multimillonaria corrupción en su contra”, escribió Loret.

Borge en su celda. Foto: carlosloret.com

Ciudad de México, 9 de enero (SinEmbargo).- El periodista Carlos Loret de Mola reveló a través de dos fotografías cómo era la lujosa vida de Roberto Borge, ex Gobernador de Quintana Roo, antes de ser detenido y cómo es ahora en prisión.

En su columna publicada en el diario El Universal, Loret de Mola se refirió a dos facetas de Roberto “N”, como lo denominó la Procuraduría General de la Justicia (PGJ); la primera trata acerca Borge y sus lujosa vida, mientras que el segundo aspecto abarca las acusaciones en su contra y su vida en una celda.

Roberto Borge pasó un tiempo en Miami desde donde se mostraba despreocupado por los cargos de los que se le señalaba como responsable, posteriormente se trasladó a Panamá donde antes de ser detenido “se daba también una vida de grandes lujos en la Torre de Trump”, se lee en el diario.

“Son dos Borges. El de Miami y el de Cuautla. El que no se escondía y el que está recluido. El que ostentaba los lujos que le regaló su sexenio de poder absoluto y el que tiene que enfrentar el destino de las acusaciones de multimillonaria corrupción en su contra, escribió Loret.

A través de dos imágenes el periodista expone al ex Gobernador; en una de ellas aparece Roberto Borge con lentes oscuros y observando un celular, en su muñeca porta un reloj Richard Mille de carbon y oro rosado, edición Lotus, valorado en 250 mil dólares, es decir, 5 millones de pesos.

Roberto Borge en Miami. Foto: carlosloret.com

En ese momento, explica Carlos Loret, el ex Gobernador se encontraba en Miami. “Lo persiguen las denuncias de corrupción. En México se sabe de sus lujos, de sus viajes, de las invasiones de terrenos y propiedades para quedarse con ellas, de su aerolínea, de naviera… pero él está tan campante”, agrega.

La fotografía fue tomada por autoridades mexicanas sin que se diera cuenta, dice Loret, “lo traian vigilado sin que se diera cuenta”.

La segunda imagen, la primera de Borge en México tras las rejas, expone a un hombre 20 kilos menos más delgado en una celda del Centro Federal de Rehabilitación Psicosocial (Ceferepsi) ubicado en Cuautla, Morelos, “un catre desordenado” y algunos productos de higiene que se aprecian a sus espaldas, refiere el periodista.

El proceso de extradición duró cerca de año y medio y se completó apenas hace unos días. Roberto Borge enfrenta cargos de peculado, lavado de dinero, desempeño irregular de la función pública y aprovechamiento ilícito del poder.