Foto: Cuartoscuro

Ciudad de México, 9 de feb (SinEmbargo).– El gasto en trasporte que hizo la coalición PRI-PVEM en su cierre de campaña, realizado en el Estadio Azteca el 24 de junio de 2012, asciende a 521 mil pesos, según el dictamen de la Unidad de Fiscalización sobre el gasto electoral.

El Instituto Federal Electoral (IFE) detectó que el Gobierno de Coahuila aportó recursos a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto, por lo que dio vista a la Auditoría Superior del Estado para investigue.

De acuerdo con una nota que este sábado publica El Norte, se comprobó que el Gobierno que encabeza Rubén Moreira Valdez aportó al menos 90 mil pesos para el alquiler de seis autobuses.

Además, Coahuila pagó un recorrido turístico para algunas personas  que llegaron a la Ciudad de México.

“En consecuencia, al acreditar una aportación en especie por parte del estado de Coahuila respecto de la contratación de 6 autobuses para trasporte de personal en un evento del candidato a la Presidencia de la otrora coalición incumplió con lo establecido en los artículos los artículos 77, numeral del Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales”, indica el dictamen.

El área fiscalizadora del IFE también detectó aportaciones del Gobierno del Estado de México, consistentes en el uso de vehículos oficiales en eventos proselitistas.

Por su parte, el Gobernador Eruviel Ávila Villegas argumentó que Peña Nieto en calidad como ex Gobernador del Edomex, tiene el derecho a hacer uso de estos vehículos, pero el IFE consideró que es una aportación ilegal.

El dictamen consolidado de la Unidad de Fiscalización indicó que en total, la coalición que postuló a Peña Nieto tuvo un gasto de campaña de 327 millones 27 mil pesos, 8 millones abajo del tope establecido, 336 millones de pesos.

Foto:Cuartoscuro

VAMOS A DEJAR  LA VIEJA POLÍTICA: EPN

En el cierre de su campaña en el Estadio Azteca, el 24 de junio del año pasado, Peña Nieto aseguró que “juntos vamos a dejar atrás las prácticas de la vieja política”, a pesar de ello los alrededores del coloso se convirtieron en un mega estacionamiento para albergar más de mil 600 camiones provenientes de distintas entidades con cientos de “acarreados” del tricolor, aún así no lograron llenar el recinto.

Después de conciertos de El Recodo y otras bandas que amenizaron a miles de simpatizantes trasladados desde el Estado de México, Coahuila, Hidalgo, Tabasco y otras entidades gobernadas por el PRI, Enrique Peña Nieto se presentó acompañado por la candidata a jefa de Gobierno, Beatriz Paredes, y una decena de gobernadores priistas que apadrinaron al exmandatario mexiquense, así lo documentó la Agencia Proceso (Apro).

Su discurso, de apenas 20 minutos, reiteró lo que ha venido señalando en sus recientes mítines. Afirmó que un voto a favor de su proyecto será “un voto por la paz, la libertad, la democracia y la transparencia”.

Al evento evento no faltaron senadores, diputados, gobernadores y demás políticos del Partido Revolucionario Institucional (PRI). Además hubo matracas, un globo aerostático, porras y serpentinas.

El Coloso de Santa Úrsula, propiedad de Grupo Televisa, tiene un cupo para más de 125 mil personas. Los cálculos extraoficiales mencionaron que hubo entre 80 mil y 100 mil personas.

Foto:Cuartoscuro

400 CAMIONES PARA PARTIDO DE LA SELECCIÓN

Esa no era la primera vez que el PRI recurría a este tipo de prácticas en dicho lugar, días antes –el 8 de junio–, cerca de 400 camiones con presuntos simpatizantes del mexiquense arribaron al encuentro deportivo entre México y Guyana para tratar de contrarrestar el grito de “¡Fuera Peña!” que miles de aficionados y miembros de #YoSoy132 coreaban. El partido se tornó violento en la gradas, donde los priístas golpearon a algunas personas que se manifestaban en contra del candidato presidencial.

De acuerdo con cálculos de varios medios, por lo menos fueron repartidos 16 mil boletos, para el partido eliminatorio del Mundial de Brasil 2014, entre simpatizantes del PRI, quienes fueron movilizados en más de 400 camiones. La mayoría de los “acarreados” llegaron del Estado de México.

A manera de denuncia, durante la noche del 8 de junio se colocó en Twitter el hashtag #PorrosDeEPN; en diversos comentarios se hablaba de miles de “porros” que fueron llevados para contrarrestar la protesta contra el priista. También hubo otra etiqueta, “EPN al Azteca”.

Javier Alarcón, comentarista de Televisa, dijo durante la narración del partido: “Se escucha un grito sonoro contra Peña Nieto”. Según periodistas de Proceso y de Reforma narraron que lo largo de todo el partido se escucharon consignas en contra del candidato del PRI. También se desplegó una camiseta gigante el apoyo al movimiento #YoSoy132.

A pesar de que elementos de seguridad del estadio retiraron a los manifestantes varias mantas, algunas de ellas entraron al Azteca.

A través de las redes sociales, Facebook y Twitter, aficionados difundieron fotografías de estos camiones y de familias enteras saliendo de ellos para asistir al encuentro.

Los supuestos acarreados negaron ante los medios de comunicación que el PRI haya pagado por los boletos para el partido, pero el chofer de uno de los autobuses declaró que fue en el mismo camión donde se les repartieron los boletos.

FUNCIONARIOS ASEGURAN QUE PAGÓ LA CNC

Luego de darse a conocer la noticia, fuentes del gobierno del estado de Coahuila declararon al periódico Vanguardia que esos camiones los pagó la Confederación Nacional Campesina (CNC).

“Eso ya quedó aclarado, pero el medio de comunicación sólo consultó un proyecto que iba a votarse… allí mismo se dio la Fe de Erratas, donde claramente se especifica que el proveedor se equivocó, ya que esos camiones los pagó la CNC”, expresó uno de los informantes.

“Coahuila nada tiene qué ver en el asunto, es un caso exclusivamente del PRI, al que le aplicarán o aplicaron ya una multa por unos 200 mil pesos. La factura que equivocadamente le llegaron a imputar a Coahuila es en realidad de la CNC, con Ramón Verduzco como responsable directo”.