Ayer por la tarde, el candidato del Partido Nueva Alianza, Gabriel Quadri, asistió a la Escuela de Periodismo Carlos Septién García, donde fue duramente cuestionado.

Los estudiantes de periodismo lo cuestionaron sobre la líder magisterial Elba Esther Gordillo, por su propuesta de garantizar el acceso a internet como derecho humano, cuando en México, se precisó, 70 por ciento de la población no cuenta con una computadora, sobre su propuesta de instalar en México una policía como los Carabineros de Chile,  sus ideas de privatizar las cárceles, de seguir manteniendo al Ejército en las calles, y hasta le exigieron que explicara por qué una cuadra antes de llegar a la Escuela Carlos Septién se bajó de su Jetta negro blindado y se subiera a manejar la combi.

 

Respecto al origen de su partido, Nueva Alianza, lo cuestionaron sobre si su candidatura está encaminada a la conservación del registro y el apoyo a la familia de la líder del SNTE (Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación).

“Habla usted de los políticos de siempre, sin embargo, ¿qué opinión moral le merece que su candidatura vaya encaminada a conservar el registro de Nueva Alianza y conservar los poderes políticos, sobre todo, de la familia Gordillo?”, cuestionó una estudiante.

“Aplaudan, aplaudan, ustedes son libres, aplaudan”, replicó el candidato y empezó a defender a la dirigente magisterial.

“Nueva Alianza no necesita mi candidatura para conservar su registro, tiene la capacidad para conservar el registro. Aunque no me crean, es un partido joven, yo soy el más viejo de Nueva Alianza y el partido tiene una organización sólida”, presumió.

“Opinemos lo que opinemos de Nueva Alianza, es el único partido considerado como liberal, por eso acepté la candidatura”, comentó.

Entonces se remitió a la fundación del Panal, explicando que surge a partir de la salida de Gordillo del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

Señaló que la maestra pactó “por convicción” con el entonces presidente Vicente Fox una serie de reformas que una parte de los diputados priístas se negó a apoyar, dando paso al surgimiento de la institución que ahora abandera rumbo a la Presidencia.

Los estudiantes de periodismo descreyeron su argumento de “la convicción” de la maestra.  Y una joven grito: “Son los mismos políticos de siempre”, a lo que Quadri reviró:

“Bueno, sí, los mismos políticos de siempre, pero yo no soy un político de siempre. Todos los partidos tienen ese tipo de políticos, o díganme uno que no lo tiene… En todos los partidos hay parientes de todo mundo”, alegó.

Sin embargo, el discurso de Quadri de la Torre sobre “los mismos políticos de siempre” y la recomendaciones a los jóvenes para que votaran por otra opción “revolucionaria y ciudadana” se fueron diluyendo entre el hervidero de inquietudes de los futuros periodistas.

“¿A quién quiere engañar o qué nos quiere hacer pensar?”, preguntaron al candidato sobre su llegada en la Quadricombi a la calle Basilio Vadillo, donde se encuentra esta escuela de comunicación. Quadri empresario se justificó diciendo que sólo de trataba de un acto de campaña.

Los argumentos de Quadri no lograron satisfacer a los estudiantes de periodismo, hasta que incluso, él reconoció  sí ser un “político” y no sólo un ciudadano, como lo ha venido pregonando a lo largo de su campaña; lo anterior, luego de que otra alumna leyera la definición de “político”, según el Diccionario de la Real Academia de la Lengua.

Hubo un estudiante que calificó como “fascista” su proyecto en general, ante lo cual el candidato intentó responder y soltó un “¡carajo!”.

En cuanto a lo de implementar si su modelo a seguir en materia de seguridad son los Carabineros de Chile que, apuntó una estudiante, reprimieron a estudiantes del país sudamericano, a lo que el candidato contestó: “Sí, ese es el modelo”.

Los estudiantes de la Septién sacaron de sus casillas al  aspirante presidencial  y sólo reviró: “Bueno, entonces no hay que hacer nada de reformas y dejamos las cosas así como están…”.

Con información de Apro