En este video de 1994, el entonces representante del Partido Acción Nacional ante el Instituto Federal Electoral, Felipe Calderón Hinojosa, junto con su esposa, Margarita Zavala, custodiaban la entrada al zócalo de la Ciudad de México al candidato blanquiazul a la Presidencia de la República, Diego Fernández de Cevallos.

Eran los días en que, como consigna el reportaje de sinembargo.mx publicado el lunes pasado (“Felipe, el implacable“), el panista –igual que hace ahora desde Los Pinos– no delegaba nada, se ocupaba de todo. Por eso, según Manuel Espino Barrientos, cuando llegó a la presidencia nacional del PAN le decían “El Atlas”, pues cargaba todo en sus espaldas e incluso magnificaba hasta los asuntos más nimios. Aquí una muestra de que, en aquellos días, también la hacía de guarura.