Ginebra, 9 Jun (Notimex).- La Alta Comisionada de Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Navi Pillay, pidió hoy a las autoridades sirias “cesar sus ataques contra su pueblo”.
Pillay subrayó que ha recibido un número alarmante de denuncias sobre crueles abusos a civiles, en donde el número de muertos ha llegado a más de mil 100 y suman más de 10 mil heridos.

“Es extremadamente deplorable que un gobierno trate de reprimir a su población y de someterla usando tanques, artillería pesada y el uso de francotiradores”, declaró Pillay en un comunicado.

La Alta Comisionada reiteró una vez más su pedido al gobierno de Siria para permitir la entrada a una misión de la ONU al país y exigió que se ponga fin a la matanza de civiles.

Lamentó que ha reiterado varias veces su llamado para que pueda entrar al país la comisión investigadora designada por el Consejo de Derechos Humanos y que no han recibido ninguna respuesta del gobierno ni positiva ni negativa.

Pillay pidió a los países vecinos a Siria que mantengan abiertas sus fronteras para recibir a refugiados sirios.